Comité aprueba legislación de Madden que endurece los castigos para los empleadores que violan las leyes de salarios El proyecto de ley revisa «Ley de Salarios y Horas del Estado de Nueva Jersey»

0
960

Trenton- La legislación patrocinada por el Senador Fred H. Madden, que aumenta ciertos castigos para aquellos empleadores que violan las leyes de salarios y horas fue aprobada hoy por el Comité de Labores del Senado.

«Para una empresa cortar esquinas con el fin de ahorrar unos cuantos dólares es poco ético e injusto, y debería haber penas severas por hacerlo», dijo el Senador Madden (D-Gloucester / Camden). «Este proyecto de ley proporcionará cierta responsabilidad a las empresas y ayudará a que los trabajadores estén informado que les pagaran de manera justa».

El proyecto de ley, S-3199, revisaría ciertas penas en las violaciones de la «Ley de Salarios y Horas del Estado de Nueva Jersey». Según el proyecto de ley, un empleador que viola cualquier disposición de esa ley sería declarado culpable por la ofensa de persona desordenada, y, en una condena de tercera ofensa posterior, culpable de un delito de cuarto grado.

La ley actual establece que para una primera infracción el empleador es culpable de un delito de persona desordenada y puede ser castigado con una multa de no menos de $ 100 y no más de $ 1,000 o con prisión por no menos de 10 y no más de 90 días o por tanto la multa como el encarcelamiento. En caso de condena por una segunda violación o posterior, el empleador es castigado con una multa de entre $ 500 y $ 1,000 o con una pena de prisión de no menos de 10 ni más de 100 días o ambos la multa y prisión.

Este proyecto de ley aumentaría las multas en la primera infracción a un mínimo de $ 500 y un máximo de $ 1,000. Una segunda violación incluiría un mínimo de $ 1,000 de multa y un máximo de $ 2,000. Por una tercera o subsiguiente violación, constituiría a un delito de cuarto grado, sancionado con una multa de entre $2,000 y $10,000 o con una pena de prisión de hasta 18 meses o ambos, multa y prisión.

Los trabajadores a menudo afectados por el fraude salarial prevaleciente incluyen electricistas, gasfiteros, trabajadores y albañiles no sindicalizados.

Además de los salarios normales, este proyecto de ley también ayudaría a disuadir las violaciones de otras leyes salariales y de horas como el impago del salario mínimo. Según una nueva encuesta de New Labor de 2013 de trabajadores de bajos salarios en New Brunswick, uno de cada seis trabajadores reportó haber sufrido robo de salarios en los últimos dos años. Ochenta y cinco por ciento de esas personas no pudieron recuperar los salarios perdidos.

El proyecto de ley fue aprobado con una votación de 4-1 y ahora se dirige al Comité de Presupuestos y Apropiaciones del Senado para ser considerado.