1 de cada 3 estudiantes no tiene acceso a la educación financiera: Cómo ayudarlos a manejar sus finanzas

0
598

La transición de primaria a secundaria representa nuevos comienzos para los niños, incluyendo nuevas responsabilidades no solo académicas sino también financieras. Unas de los conceptos que usualmente no se enseña en los colegios es la educación financiera, siendo esta una herramienta básica para que los niños tengan éxito en sus finanzas personales. De hecho, 1 de cada 3 estudiantes no tiene acceso a un curso de finanzas personales en la escuela, dejando gran parte de los esfuerzos de educación financiera en manos de los padres.

No obstante, los estudiantes de secundaria se enfrentan a nuevos retos financieros, la adolescencia trae consigo nuevos amigos, salidas, por lo que se hace importante que empiecen a evaluar sus necesidades económicas, gustos y anhelos, sin gastar de más.

Te compartimos algunos consejos para ayudar a los estudiantes que empiezan a manejar sus finanzas, en esta nueva etapa:

  • Primeros ingresos: El primer paso para enseñarle a tu hijo a administrar el dinero es darle acceso a su propio dinero para que lo administre. Considera la posibilidad de crear oportunidades para enseñarle el valor de ganar dinero y ofrecer actividades como una lista de tareas que pueden completar a cambio de una mesada.
  • Gasto inteligente: Una vez que tu hijo comienza a ganar dinero, puede convertirse rápidamente en un comprador. Cuando estés de compras, tómate un momento para señalar el costo de los artículos que quiere en relación con cuánto ha ganado. Cuando los hijos empiezan a trabajar, ganar y gastar su propio dinero, experimentan de primera mano los costos y el valor de las cosas que compran. La idea de hacer concesiones toma una forma concreta.
  • Presupuestar para su beneficio: Si la lista de deseos de tu hijo es demasiado larga, muéstrale cómo puede ahorrar dinero para una compra más grande. Trabaja con tu hijo para decidir cuánto dinero quiere apartar y cuánto tiempo le llevará ahorrar para alcanzar su objetivo.
  • Un lugar para administrarlo todo: Una vez que tu hijo comprenda los conceptos básicos, es hora de poner en práctica lo aprendido. Abre una cuenta bancaria conjunta, como Chase First Banking, que es una cuenta para padres con hijos de 6 a 17 años que les permite ser financieramente independientes bajo la supervisión de un adulto.
  • La experiencia les ayuda a desarrollar confianza financiera:Las experiencias directas con la administración del dinero ayudan a fomentar la confianza en sí mismos y la seguridad en su propia capacidad para llegar al éxito. Este es un factor clave para el bienestar financiero de un adulto en formación. Una parte importante del desarrollo de los jóvenes es tomarse el tiempo necesario para procesar y reflexionar sobre sus decisiones monetarias, de modo que puedan aprender tanto de las decisiones exitosas como de los errores.

 

 

 

Dejar respuesta