“Tsitsarona” el hombre Gigante de los Tsáchilas de Ecuador

“Tsitsarona” el hombre Gigante de los Tsáchilas de Ecuador

Santo Domingo de las Tasillas, Ecuador. En medio de un caudaloso río en la zona externa de la cordillera central de los andes en la República de Ecuador, los investigadores ecuatorianos anunciaron el descubrimiento de los primeros vestigios de una civilización muy antigua que migró a la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas, en cuyos alrededores existieron y se asentaron hombres gigantes.

Periodistas de AHORANEWS en Estados Unidos, llegaron hasta la ribera del rio Baba en la localidad de la parroquia El Esfuerzo localizado a 30 kilómetros de Santo Domingo de las Tsáchilas, donde observaron con los investigadores varias piezas arqueológicas y esculturas rupestres que permanecen intactas a los lados del río Baba, muy conocido por las prácticas de canoaje y natación.

“Existen evidencias de la presencia en esta región de seres humanos denominados “Tsitsarona”, caracterizados por tener sus cuerpos peludos y se desplazaron por las montañas de lo que hoy es la tierra de los Tsáchilas”, declaró el antropólogo ecuatoriano Oliverio Guevara Garcés, conocido investigador e historiador en este país. En una reciente conferencia en esta ciudad, a la cual fue invitado AHORANEWS, Guevara Garcés, explicó los detalles de los hallazgos históricos de civilizaciones antiguas en el período del neolítico como el de Baba, y como consecuencia, la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas, aparecerá en el mapa mundial de la historia de las antiguas civilizaciones en América del Sur. De inmediato no pudimos obtener las reacciones de funcionarios del Ministerio de Turismo de Ecuador.

 

El enorme pie tallado en una piedra, evidencia la presencia hace miles de años de seres gigantescos en Ecuador, hecho que atrajo la atención de los historiadores y la prensa internacional. Las fotografías de petroglifos, monolitos y vestigios con figuras antropomorfas y zoomorfas son impresionantes. Según Guevara Garcés, Esta piedra con la huella de un gigante, fue descubierta en el recinto La Mina de la parroquia El Esfuerzo y ha sido bautizada como “Tsitsarona”.

“La escultura de un pie gigante en una roca en el río Baba fue sorprendente por sus medidas de 48 centímetros por 27 de ancho”, afirma Guevara Garcés. “Probablemente pertenecen a los hombres y mujeres en grupos humanos en busca de nuevas formas de vida que se ubicaron en esta localidad montañosa considerada hoy el eje central entre la costa y la sierra, sabiendo que en sus montañas nacen los ríos que desembocan en el mar”.

Por los estudios realizados, Guevara Garcés dijo que los hombres gigantes en Ecuador aparecieron a partir del neolítico y datan de hace 10 mil años Antes de Cristo. “En otras culturas los hombres gigantes existentes, son conocidos como Pie Grande, Yetim y Jigou”. Guevara Garcés, acaba de publicar “Petroglifos, Provincia Santo Domingo de los Tsáchilas 2017”, en la cual por primera vez se difunden las imágenes del pie gigante y otros hallazgos de vestigios pre-históricos que aún permanecen en las ribera de varios ríos y otros  lugares como Santa María del Toachi, San Gabriel del Baba, comuna Tsáchila Peripa.

Antropólogo Oliveiro guevara ll el pie gigante descubierto en Ecuador

En la presentación de Guevara Garcés, la Ingeniero e investigadora Aura Castro, quien realiza estudios en los Estados Unidos acerca del desarrollo de los Tsáchilas, felicitó al antropólogo Guevara Garcés por su histórica contribución a la humanidad. Castro, investigó las tradiciones ancestrales de la comunidad nativa los Tsáchilas y su existencia en el continente denominado “MU” ubicado entre América, Asia y el Océano Pacifico. “Hay una similitud lingüística entre el dialecto Tsafi’ki que habla de los nativos Tsáchila, con las lenguas antiguas como el Asiria, Sumeria y hebrea” sostuvo la investigadora Castro, candidata a un doctorado en Historia Científica, quien brindó asistencia en el trabajo de petroglifos del antropólogo Guevara Garcés.

Durante el período del neolítico, que puede traducirse como la nueva edad de piedra, los historiadores explican que los hombres crearon los primeros asentamientos, dejando de lado su carácter nómade, empezando a vivir en grupos y en refugios. Estos eran muy variados y podían constituirse en comunidades de 150 a dos mil personas. Estas personas del neolítico utilizaban las más sofisticadas herramientas de piedra para subsistir y realizar otras actividades según los estudios realizados.

Gumersindo Aguavil, ex -gobernador de la comunidad de la etnia Tsáchila, y  su hijo Ángel Aguavil acudieron a la conferencia de Guevara Garcés y al ser consultados confirmaron la existencia de los petroglifos. “Es un patrimonio muy importante lo que acaba de informar Oliveiro Guevara y necesitamos todo el apoyo para proteger la riqueza de nuestra historia, su gente, sus bosques, la vida de nuestras comunidades y sus nuevas generaciones”, sostuvo Aguavil padre, vestido a la usanza tradicional con el cabello pintado de rojo color del achiote dando forma al peinado tradicional (mumuka).

“Este es sólo el inicio, con el que se busca poner a Santo Domingo en el mapa de Petroglifos, considerando que varias culturas estuvieron en este territorio. Para Oliverio Guevara esta es una primera parte de lo que tiene para mostrar de tierra Tsáchila, al mundo”, escribió el periódico La Hora de Ecuador.

“Esta es una oportunidad excelente para que las autoridades locales se incluyan y apoyen esta interesante gestión importante para la historia de nuestra provincia”, comentó en Facebook el ciudadano Patricio Chungandro Iza.

Share