Tragos fáciles y frescos para hacer frente al calor

Tragos fáciles y frescos para hacer frente al calor

10 tragos muy refrescantes para revivir bajo el sol

Prendes la televisión o la radio y te amenazan con que la sensación térmica va a superar los 90 grados, en la televisión te muestran torsos desnudos en las playas y  miras  por la ventana y un sol fulminante te deja casi ciego.  Ese es el verano, con sus calores sofocantes y todo el mundo quejoso. Pero no te desanimes: acá te damos la receta para combatir las altas temperaturas y ganar la batalla. Los diez mejores tragos para disfrutar cada momento del verano.

 

Para una tarde entre amigas: Daiquiri frozen
Los bebedores clásicos odian los frozen, porque son más parecidos a un helado que a un trago. Pero justamente, eso es lo bueno que tienen: son dulces, coloridos y fáciles de beber. Pon una copita de ron, la fruta que más te guste (quizás melón), gotas de limón y azúcar en una licuadora y le das para que tenga.

  1. Para la playa: Caipirinha
    El trago número uno en las playas. La receta indica machacar una lima cortada en cuartos con azúcar, agregar hielo y 1 copita de ron. Pero acepta miles de reversiones, cambiando la fruta por pomelo, limón o lo que te guste.
  2. Tarde de pileta: Vodka Tonic
    Nada de preparaciones complicadas. Cuando hace calor, lo mejor es un trago refrescante, que sea rápido de hacer y de repetir. El Vodka Tonic cumple con estas premisas. Un vaso alto, grandes rocas de hielo, rodaja de limón, buen vodka y la tónica que te guste. Imposible fallar.
  3. Noche de a dos: Mimosa
    Si este verano te agarra enamorado, no puedes elegir un trago de cancha… No, ponle un poco de glamour a los calores y la transpiración. Un Mimosa es un clásico de la coctelería: tan solo echas ¼ de taza de jugo de naranja frío en una copa flauta y la completas con un espumante.

 

  1. Sábado a la noche, sólo en tu depto: vodka helado
    Si estás un sábado a la noche en tu casa, sin nada que hacer, ponte heavy y toma medidas drásticas. Un buen shot de vodka frisado es una buena inyección para darte energía y salir a romper la noche

 

  1. Para el asadito: Vermouth con soda
    Recién prendiste el fuego y falta para que estén los chorizos… si abres un tinto ahora, no llegás ni a la tira de asado. Mejor, optar por algo más liviano y fresco. Elege un Punt e Mes (un vermouth bastante amargo, ideal como aperitivo), súmale una rodaja de naranja, un chorro de soda de sifón, y abre un paquete de fritas. Fantástico.
  2. Para acompañar unas rabas fritas: Clericot
    Uno de los tragos en base a vino más populares de la Argentina. Básicamente, es una ensalada de frutas con vino blanco. Pon en una jarra todas las frutas que encuentres (sí o sí tiene que incluir naranjas, e idealmente manzana, durazno, frutillas, banana y demás), un par de cucharadas generosas de azúcar y una botella de vino blanco (ni muy muy, ni tan tan). Déjalo macerar un rato, agrégale hielo, y listo. Lo mejor: comer las frutas al final.
  3. Para una picada con amigos: Michelada
    Dale una vuelta de tuerca a la querida cerveza de cada día con la Michelada, un trago clásico de México. Allá lo preparan con Corona, pero se banca bien con cualquier cerveza rubia liviana. La cuestión es así: en un vaso ancho exprimís un limón, le agregas un chorrito de salsa inglesa, otro de salsa soja y lo completas con cerveza. Hay quienes le suman jugo de tomate. Parece asqueroso. Pero milagrosamente, es muy rico.
  4. Para la resaca del verano: Bloody Mary
    Pasaste una noche de bar en bar y de fiesta en fiesta. Te levantas a las dos de la tarde. ¿Café? Te rompe el estómago. ¿Aspirina? Podría ser. Pero la opción más natural es un buen trago refrescante y nutritivo, Un clásico a la hora de las resacas más duras (por algo lo será) es el famoso Bloody Mary: 1 copa de vodka, 1/3 de taza de jugo de tomate (se vende en
    el súper), chorrito de jugo de limón, gotas de salsa inglesa Tabasco y un tallo de apio para decorar, aunque en ese momento poco te importe la apariencia del cóctel.
  5. Para un día de 100 grados a la sombra: la limonada de moda
    La ciencia dice que el alcohol deshidrata, y lamentablemente es verdad… Así que, si hace realmente demasiado calor, opta por la limonada que está de moda en todos los restaurantes cool : esprime  dos limones, agrega tres cucharadas de azúcar, dos de jengibre rallado y un litro de agua. Todo mezclado con hielo y colado. Y si no te importa lo que dice la ciencia, échale vodka al gusto.

 

Share