Temblor en Puerto Rico: el más fuerte registrado en el país en los últimos años

0
1618

Puerto Rico es una isla que debido a su posición geográfica es vulnerable para las tormentas, huracanes y terremotos.

Al comienzo del mes de mayo los puertorriqueños se preparan para cualquier eventualidad porque es de conocimiento público que la temporada de huracanes dura hasta el mes de noviembre.

Hay que notar, que luego del azote del huracán María hace apenas dos años, el cual causó grandes daños a la estructura e infraestructura de la isla, sin haberse recuperada al 100%, existen todavía familias con toldos azules en sus hogares y la energía eléctrica continúa con tropiezos.

Mientras en la madrugada del 24 de septiembre se esperaba la tormenta tropical Karen, antes de la medianoche del 23 de septiembre, exactamente a las 11:23 con 23 segundos de la noche y de forma repentina, comenzó a sentirse un movimiento sísmico de 6.0 a una profundidad de 6.2 millas al oeste de la isla con dos réplicas: una de magnitud 4.7 a las 11:32 de la noche y otra de 4.8 a las 11:51 de la noche. Registrándose unas 200 réplicas durante los próximos días.

El temblor se sintió en todo Puerto Rico y fue el más fuerte registrado en el país en los últimos años. Aunque en la isla suelen darse sismos muy suaves a diario que nadie nota, los sismólogos dijeron que es inusual que uno de más intensidad sacuda el territorio. En lo que va del año Puerto Rico ha tenido el anuncio de varios huracanes y tormentas que han desviado su curso.

El epicentro se registró al norte de Aguadilla y, aunque no había riesgo de tsunami, la República Dominicana también sintió el movimiento.

Reportándose daños menores en residencias en el área oeste como una tubería rota en la calle Las Lomas del barrio Miradero de Mayagüez que ha afectado a cientos de residentes que temían socavara la tierra.

En Villa Pesquera del pueblo de Isabela, un poste del tendido eléctrico, en no muy buen estado, sucumbió al impacto de vientos y lluvia, mientras en varias residencias de pueblos como Manatí y Cabo Rojo sufrieron grietas y otros daños reportado por el Centro Meteorológico de P. R.

En el pueblo de Toa Baja el temblor se sintió tan fuerte que fue capaz de mover muebles pesados en residencias, mientras que en Hormigueros, Mayagüez y Rincón los residentes salieron corriendo hacia la calle y la plaza de su pueblo temiendo que sucediera algo peor. Negándose  a dormir lo que restaba de la noche por temor a otro sismo.

Las redes sociales fueron inundadas por las preocupaciones del pueblo y hasta el comediante Raymond Arrieta manifestó en sus redes sociales que: -‘’Yo vivo en el mismo medio de un edificio y éste se hamaqueó fuertemente, moviéndose los cristales al igual que las lámparas del apartamento. Lo más que me preocupó fue el movimiento de los cristales”.

Mientras, la gobernadora Honorable Wanda Vázquez Garced, llamaba a la calma y como manera preventiva activaba la Guardia Nacional para atender eventuales emergencias, suspendía las clases y el cierre de agencias públicas, el martes 24 de septiembre volvió a temblar en menor escala.

El 25 de septiembre volvieron a suspender las clases del sistema público debido a que algunas escuelas son usadas como albergues en las áreas propensas a sufrir inundaciones pero los trabajos en el sistema gubernamental fueron reanudados.

La tormenta Karen esquivó a Puerto Rico y aunque su centro no tocó suelo borincano, dejó fuertes precipitaciones

Cabe destacar que quizás por coincidencia este terremoto ocurre el mismo día de la conmemoración de un año más de “El Grito de Lares”, de la conmemoración del asesinato del líder independentista Filiberto Ojeda Ríos y a casi dos semanas de que se cumplan 101 años del sismo conocido como San Fermín que sacudió a la isla y en especial a Mayagüez, el pueblo más afectado.