Salud y seguridad en el agua

0
90

Las piscinas y los parques acuáticos son excelentes lugares para entretenerse, hacer ejercicio o simplemente relajarse. ¡Aprenda cómo mantenerse sano y seguro cuando esté en el agua este verano!

La natación es una de las actividades deportivas más populares en los Estados Unidos. Hacer tan solo 2.5 horas de actividad física a la semana (incluso en el agua) produce beneficios para la salud no importa la edad que tengamos.

Al igual que con cualquier tipo de actividad física, son mayores los beneficios para la salud cuando cada uno de nosotros hace su parte para reducir el riesgo de enfermedades y lesiones.

Comparta los momentos agradables, ¡no los microbios!

La natación y las actividades en el agua son una divertida manera de mantenerse sano y pasar tiempo con la familia y los amigos. Sin embargo, es importante no meterse al agua ni dejar que se metan sus hijos si tienen diarrea. Un solo incidente de diarrea en el agua puede liberar millones de microbios que causan diarrea, como los microbios de crypto (forma abreviada de Cryptosporidium),* Giardia,* Shigella,* norovirus* y E. coli.* Esto puede hacer que las otras personas se enfermen si tragan una bocanada de agua contaminada.

La mayoría de los microbios muere a los pocos minutos debido a los desinfectantes comunes que se usan en las piscinas, como el cloro o el bromo, pero el crypto es un microbio que puede sobrevivir por más de 7 días, incluso en el agua debidamente clorada. Por esta razón, el crypto es la principal causa de los brotes en los Estados Unidos relacionados con el agua de las piscinas.

¡Disfrute del agua de manera saludable y manténgase sano!

Todos podemos ayudar a protegernos y proteger a nuestros seres queridos de los microbios al tomar algunas medidas sencillas pero eficaces.

Antes de meterse al agua…

  • No nade ni deje que naden los niños si están enfermos con diarrea.
  • Revise los resultados de la última inspección sanitaria de la piscina. Puede encontrar las calificaciones en línea o en el sitio.
  • Haga su propia mini inspección. Mida los niveles de desinfectante (cloro o bromo) y de acidez del agua con tiras reactivas para asegurarse de que sean los correctos.
  • La concentración de cloro libre debe ser de al menos 1 ppm en las piscinas y los parques de agua.
  • La concentración de bromo debe ser de al menos 3 ppm en las piscinas y los parques de agua.
  • pH 7.2–7.8
  • Dúchese antes de meterse al agua para no entrar con tierra y sudor.

Una vez adentro del agua…

  • No trague el agua.
  • Lleve a los niños al baño y revíseles los pañales con frecuencia.
  • Cambie pañales en el baño o en un área destinada a cambiar pañales —no a un costado de la piscina— para mantener a los microbios lejos del agua.

.*