¿Sabes el significado de los colores de las velas?

0
6051

Cobre para el dinero, oro para la confianza, plata para la neutralidad, blanco para la pureza, rojo para la salud y muchos más son los colores que tienen las velas de la prosperidad y la abundancia

Entre las creencias que existen para despedir el año viejo y recibir el nuevo, prender velas tiene un significado por cada color que èstas tengan o por los elementos extras que contengan.

Cobre para el dinero, oro para la confianza, plata para la neutralidad, blanco para la pureza, rojo para la salud y muchos más son los colores que tienen las velas de la prosperidad y la abundancia, ya sea en el hogar o en el trabajo, que se venden en estas fechas con este objetivo.

Plata para la neutralidad

Sobre las cábalas de fin de año con las velas de colores y para que surtan efecto se deben prender las 12 en los primeros minutos del día primero de enero.

 

 

 

Otros de los significados de los colores de las velas son: blanco (sinceridad), rojo (vigor sexual), azul fuerte (impetuosidad), azul celeste (tranquilidad), rosa (honor), morado (poder), naranja (atracción), amarillo (confianza) y verde (fertilidad).

Pasión

El 31 de diciembre, la mayoría de los católicos acuden a su iglesia para participar en la tradicional última misa del año, donde además de bendecir sus velas aprovechan para bendecir pan, sal, semillas e imágenes religiosas, todo con el fin de asegurar la paz, dicha y prosperidad para el próximo año.

En los primeros minutos del año nuevo se practican otras cábalas con diferentes intenciones, como sacar a “pasear” las maletas para que no les falten los viajes durante el año entrante.

Barrer sus casas y tirar agua por la ventana para sacar las “malas vibras”, ponerse ropa interior de color rojo para ser beneficiarios del amor y amarillo por el dinero.

Algunas de las tradiciones que se practican en los últimos minutos del año nuevo y primeros del nuevo está comer una docena de uvas, representativas de los meses del año, y pedir un deseo por cada una de ellas y al final brindar por el año nuevo.

La velas han estado unidas a la Navidad desde hace siglos, su significado en el mundo cristiano es el de iluminar y purificar, pero también de esperanza y salvación, mientras que en otras culturas se han encendido para ahuyentar los malos deseos.

Un grupo de cuatro velas navideñas en una canasta conmemoran el adviento: las cuatro semanas antes de Navidad.

El origen de las velas en Navidad se remonta a cuando la Virgen María dio a luz a Jesús en un pesebre bajo la luz de una vela. Desde entonces, los días 25 de diciembre los hogares cristianos se iluminan con velas rojas y verdes para celebrar ese momento.

Desde la antigüedad las velas se han utilizado para alejar los malos espíritus, aunque hoy han evolucionado las ideas y forman parte habitual de la decoración de cualquier hogar con el objetivo de crear un ambiente cálido y acogedor.