PUERTO RICO SE LEVANTA!: LOS HÉROES VERDADEROS

PUERTO RICO SE LEVANTA!: LOS HÉROES VERDADEROS

Esos que demuestran que tienen un corazón gigante que les permite unirse en momentos difíciles sin darse a conocer

”Puerto Rico se Levanta” es el lema que más se escucha junto a ”Puerto Rico Sigue De Pie¨. Y no hay nada más cierto porque fue el pueblo quien removió los escombros y abrió los caminos. Personalmente presencié cómo ”Los Nuevos Macheteros”, nombre que se les ha dado a los jóvenes, adultos y personas mayores que con machete en mano cortaron troncos de árboles, limpiaron caminos y movieron escombros ayudándose unos a otros. Tanto al vecino que perdió el techo, como a familias completas rescatadas debido a que sus hogares sufrieron inundaciones.

Ayudar se ha convertido en un acto de humanidad y de lealtad en el ser de un puertorriqueño

 

La fecha del 20 de septiembre del 2017 será imborrable para el pueblo de la ¨Isla del Encanto¨ cuando el Huracán María hizo destrozos en nuestro querido país. Aunque muchos se prepararon, otros jamás imaginaron que pudiera ser tan terrible un huracán categoría 5, azotando constantemente por 24 horas, pero en realidad convirtiéndose en una pesadilla de 36 horas ya que las lluvias comenzaron desde el martes 19 hasta la mañana del jueves 21 de septiembre para una isla de 100 x 35.

De todos es conocido los destrozos, sufrimientos y desasosiego que nos trajo María, pero en esta ocasión quiero hablar de todo lo bueno que nos dejó a su terrible paso. Demostrando una vez más que el pueblo puertorriqueño tiene un corazón inmenso que les permite unirse en momentos catastróficos. Desde el vecino que permitió que otras familias se resguardaran en sus hogares hasta la cooperación que surgió entre todos después de lo sucedido.

Hay miles de héroes anónimos que no conoceremos nunca y otros conocidos que gracias a la publicidad hay que aplaudirlos. Ricky Martin demostró una vez más que es la joya más preciada de su país, trayendo y distribuyendo personalmente ayuda a varios de los sectores necesitados, y como si fuera poco también alentó a sus amigos anglos que hicieran lo mismo, canalizando cada uno de los esfuerzos.

Otro puertorriqueño que no ha olvidado sus raíces es Daddy Yankee, quien junto a su equipo se ha mantenido llevando artículos de primera necesidad desde principio con esa humildad que lo caracteriza. Pero si de algo estamos seguros es de lo que nunca olvidarán tres familias que se encontraban con su carro averiado en medio de la noche después del huracán. De pronto un hombre que viajaba solo en otro auto les ayudó empujando su vehículo para luego acercarse a preguntarles si estaban bien y cuál no sería su sorpresa al percatarse de que era nada menos que el intérprete de la Gasolina.

 

Como si fuera poco, otros de los héroes anónimos fueron tres jóvenes, (una chica y dos varones de uno de los residenciales públicos) que les salvaron la vida a 19 policías, evitando que perecieran ahogados ante la creciente de un rio que subió más de diez pies de altura.

Por otra parte, cabe mencionar a los doctores de la Iglesia El Calvario del pueblo de Hormigueros, dirigidos por el Dr. Aníbal Rosado Vidró que junto a los doctores Jesús Manuel Román, Dra. Ruth, Dra. Ramos y otros, se unieron para atender pacientes luego de cada culto, dentro de la misma Iglesia, los recetaban y les entregaban el medicamento. Pero al no estar conforme con toda esa ayuda prestada y luego de un mes de ayudar a los feligreses, decidieron junto a una parte de la congregación asistir a los campos más remotos de los pueblos de Maricao y Las Marías a seguir su misión de atender pacientes, recetándoles, suministrándoles medicamentos y comidas. Al igual que El Calvario, otras iglesias también han hecho lo propio prestándole ayuda a familias necesitadas.

Otro calladito que arribó en su avión privado a rescatar a enfermos de cáncer para trasladarlos a la Florida fue “Mr. 305, Pitbull”.

La ”Diáspora” se convirtió en el corazón de Puerto Rico allende los mares y sin ellos hubiese sido todo mucho más difícil. Son nuestros hermanos que viven fuera de la isla pero que sus pensamientos y corazón están en ella que permanece custodiada por el Océano Atlántico y El Mar Caribe.

La unión entre los ciudadanos ha sido la orden del día. Personas que no se conocían se han unido formando grupos de cocina, elaborar comidas calientes repartiéndolas entre miles de personas.

Dueños de restaurantes prestado sus cocinas para que otros restaurantes y organizaciones prevalezcan para poder prestar ayuda.

Personas que tienen energía eléctrica han hecho hielo para lo que todavía carecen de luz; otros que tienen agua han prestado sus hogares para que familias se puedan bañar.

 

Los pueblos y algunos de sus alcaldes han hecho ”Oasis” para que las personas puedan buscar agua.

También hay Centros de Acopio para brindar ayuda a quien lo necesite. En muchos condominios sus residentes se han unido y reunido lo contenido en sus alacenas para cocinar, ocupándose también de llevarles comidas a los ancianos y encamados.

En muchísimos lugares se han dado a la tarea de cocinar sus alimentos con leña y esto ha sido toda una aventura para contar a las futuras generaciones

Lo mejor que tienen los pueblos de Puerto Rico es su gente, demostrando ser un país que de cualquier forma logra tener la mejor actitud pese a sus circunstancias. Aún el mismo día en que cesó el terrible huracán perdiendo muchos sus residencias aseguraban que “lo importante es que estamos vivos”. Ver lo bueno por encima de su tragedia es lo que distingue al ciudadano boricua.

Cabe recordar, que en el 1898 Puerto Rico fue invadido por los americanos y en el 1917 se nos otorgó la ciudadanía americana y es por esto que Los Estados Unidos están ayudando, porque somos ciudadanos americanos hace 100 años.

Razón por la que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos se encuentran en Puerto Rico intentando energizar al país y FEMA ayudando mano a mano a los residentes. Ambos han recibido abrazos, sonrisas, bendiciones.

También han surgido grupos de jóvenes pertenecientes a organizaciones que nadie conocía existieran y que están ayudando a las personas a reponerse de esta catástrofe. Han visitado la isla grupos de extranjeros para misionar brindando su apoyo y ayuda.

Hubo una sola emisora en Puerto Rico que se merece todos los loores que existan ya que WPRA fue quien único permaneció de pie en las ondas radiales dedicándose en todo momento a prestar sus micrófonos para que el público se comunicara con sus seres queridos y expresarles cómo se encontraban. Además les buscaron insulinas, oxígenos, medicinas y sillas de rueda a las personas necesitadas. Llevándoles ayuda y esperanza al pueblo puertorriqueño.

Esta catástrofe ha permitido que ese espíritu caribeño del boricua vuelva a renacer apareciendo muchas banderas en  los carros y en las casas pero, más que todo ha permitido que por un instante repasemos nuestras vidas, apreciar lo más valioso que tenemos que es: la vida, la familia y nuestros vecinos.

Los más jóvenes tuvieron la oportunidad de saber lo que es vivir por unos días como se hacía en antaño: sin luz, sin agua, sin comunicaciones, sin redes sociales ni internet. Ahora somos más tolerantes, más pacientes, más detallistas y mucho más agradecidos de Dios por habernos dado una oportunidad para auscultarnos, reinventarnos y florecer como los troncos que fueron arrancados por el huracán y ya florecen nuevamente. La canción ”Preciosa” del compositor Rafael Hernández nos describe muy bien en este momento: ” Preciosa serás sin banderas, sin lauros ni gloria… ”

Para los chinos la palabra ”Crisis” tiene dos significados: peligro y oportunidad. Para los puertorriqueños esta crisis es una oportunidad de comenzar de nuevo, de crecer,  de ayudar al prójimo, de apreciar y de agradecer por lo que tenemos y por lo que no tenemos, bendecir a cada mano que se levanta ayudarnos a renacer como patria sin jamás perder nuestra sonrisa y nuestra amabilidad y solidaridad que nos distingue como pueblo.

 

 

 

Share