PUERTO RICO: EL MIEDO A LAS ESCUELAS CHARTER

PUERTO RICO: EL MIEDO A LAS ESCUELAS CHARTER

Se define una escuela chárter como una escuela pública independiente, sin el control de las uniones y asociaciones, con un comité de padres, administradores, comerciantes, maestros y padres a cargo de la escuela.

Pero lo más importante es que la escuela recibe el dinero completo por cada estudiante matriculado. La escuela chárter tiene que cumplir con ciertas normas del Departamento de Educación pero sin la interferencia directa ni la burocracia de la escuela pública.

Según un estudio de la Universidad de Michigan, las escuelas chárter son mas flexibles, se ajustan al cambio rápidamente y tienen mejor disciplina que las públicas. Este modelo favorece a los niños pobres y a sus necesidades especiales.  Las escuelas están más limpias y tienen menos gastos de administración.

En Puerto Rico, la mitad del dinero (aprox. $7,500.00) que llega por estudiante se queda en la administración central del Departamento de Educación dejando solo ($3,200.00) por estudiante para la escuela.  Las charter son efectivas debido a que los maestros tienen que enseñar a cada estudiante con el fin de mejorar el aprovechamiento académico.

Según Josua Angust, profesor de M.I.T. en Boston, en las escuelas chárter, los estudiantes aprenden a leer más rápido y mejoran sus notas en las matemáticas de forma exitosa.  Lo más importante de todo es que no hay uniones ni asociaciones de maestros.  Esto facilita el despido de maestros que no tengan la calidad que merecen los estudiantes de la escuela.

Históricamente, las uniones y asociaciones de maestros han perpetuado a los maestros mediocres que todavía existen en algunas escuelas públicas. El maestro mediocre, una vez que adquiere la permanencia y es extremadamente difícil de salir de ellos.  En las escuelas charter, si el maestro falta mucho, es irresponsable, no cumple con las reglas de la escuela, no tiene control de grupo y se prueba que afecta negativamente a sus estudiantes directamente, se despide de inmediato.

Las asociaciones y uniones de maestros no quieren a las escuelas chárter en Puerto Rico porque temen perder su matricula y el dinero de las cuotas mensuales que reciben. 

En los Estados Unidos, las escuelas chárter están en crecimiento constante debido al éxito que están teniendo. Las escuelas publicas, con el modelo viejo burocrático, se están cerrando y desapareciendo.

 Las escuelas chárter funcionan a base de contratos de 3 hasta 30 años.  Si los que contratan no cumplen con los acuerdos establecidos en el contrato, se cancela el mismo y se cierra la escuela para no afectar a los estudiantes.  En la escuela publica existente, si la escuela no funciona, mala suerte porque se queda abierta afectando a todos por igual.

En los Estados Unidos hay más de 3 millones de estudiantes en las escuelas chárter. Hoy hay más de 6,400 escuelas chárter funcionando de forma exitosa en las áreas pobres que ayudan directamente a las familias para que los niños puedan salir de la pobreza educándose de forma apropiada

Share