PRIMERA PARTE: EL ENIGMA DEL AUTISMO

PRIMERA PARTE: EL ENIGMA DEL AUTISMO

autismo_terapia-670xXx80

A través de los años y en el área de las condiciones mentales no ha habido un área con más preguntas que respuestas, con más interrogantes que entendimiento como lo es el AUTISMO. Fue llamado en un principio en sus primeras fases de diagnósticos como Esquizofrenia de la Niñez, esta condición ha traído a muchos científicos de todas las áreas del saber a la búsqueda de sus causas y formas de tratamiento. Como lo tipifica su primer diagnóstico, el autismo es una condición sumamente severa, aún en estos momentos en que  desconocemos las causas de esta condición.

 

Para las décadas de los cuarentas (1940) y  cincuentas (1950) se entendía que el síndrome era una condición baja en su recurrencia en los nacimientos siendo una (1) condición en  cincuenta mil (50,000) nacimientos. Hoy en día la situación ha cambiado drásticamente. Hoy el C.D.C. de  Atlanta expone que la condición del Espectro del Autismo está llegando a cifras epidémicas. Las nuevas estadísticas son las siguientes: Para el año 2000 las incidencias eran de 1 en 150 nacimientos, en el año 2004 las incidencias eran de 1 en 125 nacimientos y para el año 2012 las incidencias bajaron de 1 en 68 nacimientos. De ser así estas estadísticas; ya nos encontramos en unos números epidémicos.

 

El Autismo es una condición muy severa y hasta  cierto punto trae muchos conflictos entre los evaluadores, investigadores, padres y madres quienes son los que enfrentan el problema.

 

Vemos una condición con bases orgánicas y aún no se ha podido determinar los orígenes biológicos y genéticos. Situación que altera el desarrollo psicológico emocional, intelectual y social del niño.

 

Este síndrome posee síntomas característicos muy parecidos a otros tipos de condiciones que muy fácilmente el evaluador podría confundir y realizar un diagnóstico erróneo.

 

El Autismo es una condición neurológica y de desarrollo que comienza en la niñez temprana y dura toda la vida. Afecta cómo el individuo se comporta, cómo interactúa con los demás, cómo se comunica, cómo aprende y cómo pueda desempeñarse en el diario vivir y poder ajustarse y adaptarse en convivencia en una sociedad. Como dije anteriormente, las causas son desconocidas pero es seguro que el área genética de la persona y su ambiente son detalles que hay que tomar como prioridad.

 

Es imprescindible preguntar: Porqué la incidencia del síndrome ha llegado a números tan alarmante en incremento. En mi condición como evaluador y terapista me preocupan estos números tan elevados. Nos preguntamos si los métodos evaluativos del pasado fueron equivocados; ó los métodos y la forma en que estamos mirando el Espectro del Autismo hoy en día lo estamos haciendo de tal forma que nos induce a equivocarnos en el diagnóstico. Para llegar a un diagnóstico acertado debemos mirar en la evaluación las siguientes áreas:

 

1) Evaluación de la Función Intelectual

2) Evaluación de la Función de Vocabulario

3) Evaluar su habilidad de Interacción Social

4) Evaluación de los Procesos Conductuales

5) Evaluación de sus Habilidades Motoras

6) Evaluar sus habilidades de Autonomía en el Medio Ambiente

7) Cómo puede desarrollar ó tener una Vida Independiente de ser posible.

8) Evaluar sus Alteraciones Sensoriales

9) Evaluar Alteraciones Genéticas

 

Como vemos, si queremos realizar una evaluación lo más acertada, hay que tomar estos pasos. No solo con una entrevista se puede llegar a un diagnóstico. Y como número 10 y no menos importante; la apreciación y habilidad Clínica del Evaluador. Esto sólo se logra con la experiencia.

 

Los exámenes que se utilicen deben tener la característica principal de validez, ósea; que sean pruebas a ser utilizadas correctamente.

 

Para llegar a un diagnóstico serio y profesional hay que realizar una cantidad de pruebas especializadas solo con el propósito de no equivocarnos en el diagnóstico.

 

En este momento me pregunto: A cuántos de los niños diagnosticados con Autismo, ese resultado es exacto y sin equivocación? Sería fatal diagnosticar a un niño con este nombre cuando podría ser equivocado. Le estaríamos cambiando la vida del niño, sabiendo que existen varias condiciones parecidas al Autismo. Un error en el diagnóstico presenta dos problemas: Primero, afectaríamos la vida del niño ya que sería como ponerle una etiqueta muy difícil de eliminar y en segundo plano, se aumentan las estadísticas de dicha condición.

 

A los padres que ya tienen un niño con dicha condición le dedico esta primera parte del artículo. En una segunda parte hablaremos de técnicas de tratamiento y otras alternativas.

 

Dr. Miguel Cruz López

Psicólogo Clínico

Edf La Palma 

Suite 4D

Mayaguez, P. R.

Telf: 787-832-0881

 

Share