Nutrición, alimentación y actividad física si se tiene diabetes

Nutrición, alimentación y actividad física si se tiene diabetes

La nutrición y la actividad física son partes importantes de un estilo de vida saludable para las personas con diabetes. Además de otros beneficios, seguir un plan de alimentación saludable y mantenerse físicamente activo puede ayudarle a mantener su nivel de glucosa en la sangre dentro de los límites deseados. Para manejar su nivel de glucosa en la sangre tiene que equilibrar lo que come y bebe con la actividad física y las medicinas para la diabetes, si los usa. Qué, cuánto y cuándo comer es importante para mantener su nivel de glucemia dentro de los límites recomendados por su equipo de atención médica.

Aumentar su actividad física y hacer cambios en lo que usted come y bebe puede parecerle difícil al principio. Tal vez le resulte más fácil si comienza con pequeños cambios y obtiene la ayuda de su familia, sus amigos y su equipo de atención médica.

Alimentarse bien y hacer actividad física casi todos los días de la semana puede ayudarle a:

  • mantener sus niveles de glucosa en la sangre, presión arterial y colesterol dentro de los valores deseados
  • bajar de peso o mantener un peso saludable
  • prevenir o retrasar los problemas de la diabetes
  • sentirse bien y tener más energía


¿Qué puedo comer si tengo diabetes?

Quizás piense que tener diabetes significa que no va a poder consumir los alimentos que le gustan. La buena noticia es que usted puede comer sus alimentos preferidos, pero es posible que tenga que hacerlo en porciones más pequeñas o con menos frecuencia. Su equipo de atención médica le ayudará a crear un plan de alimentación para personas con diabetes que satisfaga sus necesidades y sus gustos.

La clave en la diabetes es consumir una variedad de alimentos saludables de todos los grupos, en las cantidades establecidas en su plan de alimentación.

Los grupos de alimentos son:

  • verduras
    • no feculentas (sin almidón): incluyen brócoli, zanahorias, vegetales de hojas verdes, pimientos y tomates
    • feculentas (ricas en almidón): incluye papas, maíz y arvejas (chícharos)
  • frutas – incluye naranjas, melones, fresas, manzanas, bananos y uvas
  • granos – por lo menos la mitad de los granos del día deben ser integrales
    • incluye trigo, arroz, avena, maíz, cebada y quinua
    • ejemplos: pan, pasta, cereales y tortillas
  • proteínas
    • carne magra (con poca grasa)
    • pollo o pavo sin el pellejo
    • pescado
    • huevos
    • nueces y maní
    • fríjoles secos y otras leguminosas como garbanzos y guisantes partidos
    • sustitutos de la carne, como el tofu
  • lácteos descremados o bajos en grasa

Aprenda más sobre los grupos de alimentos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) ChooseMyPlate.gov (con información en español).

 

Consuma alimentos que tengan grasas saludables para el corazón, provenientes principalmente de estas fuentes:

  • aceites que se mantienen líquidos a temperatura ambiente, como el de canola y el de oliva
  • nueces y semillas
  • pescados saludables para el corazón, como salmón, atún y caballa
  • aguacate

Para cocinar use aceite en lugar de mantequilla, crema de leche, manteca de cerdo o margarina sólida.

 

Share