Legislación de asequibilidad para la educación superior recibe apoyo del comité

0
1417

El plan completo de hacer la educación superior asequible y para proporcionar la oportunidad de adquirir una educación superior a los estudiantes sin tener que enfrentar el estrés de las interminables deudas fue aprobada ayer por el comité de educación superior del senado. Los 10 proyectos de ley que están basados en las recomendaciones de un estudio realizado por la comisión blue ribbon de la educación superior fueron aprobados por el comité de educación superior del senado, auspiciado por el presidente del senado Steve Sweeney, la líder del comité de educación superior del senado Sandra Cunningham, las senadoras Nellie Pou, Shirley K. Turner, Nia Gill y Nilsa Cruz-Pérez.

«El costo de la educación superior está amenazando el acceso a la universidad a muchos estudiantes o dejar a los recién graduados con interminables deudas», dijo el senador Sweeney. «El costo de la universidad puede ser una barrera para los estudiantes de clase media o de bajos recursos económico el cual puede ser un obstáculo para lograr los beneficios de futuro empleo y las posibilidades de un buen sueldo».

De acuerdo al departamento de educación de los Estados Unidos, en las últimas tres décadas, la matrícula de una carrera universitaria de cuatro años en una institución pública se ha duplicado, hasta después de ajustar con los costos de la inflación. Este fenómeno, es especialmente cierto en Nueva Jersey, donde los costos de las cuotas universitarias en una institución pública de cuatros años, ha sufrido una inflación cuatro veces más alta comparada al resto de la nación, anotó la comisión.

La senadora Cunningham dijo que es importante identificar la manera de hacer la educación superior más accesible y sin tener que comprometer la calidad de educación y hacer recortes en el funcionamiento de los centros educativos.

«Nos preocupa que hay muchos jóvenes en el estado que no han tenido la oportunidad de alcanzar su potencial más alto», dijo la senadora Cunningham quien alabó el trabajo del Dr. Keating y a los miembros de la comisión. «Para competir en el campo de trabajo es de vital importancia que sean proporcionados el acceso a la educación superior y no debería ser un lujo reservado para los ricos. Esta legislación ayudará a que los jóvenes de hoy y futuras generaciones vean la oportunidad de ir a la universidad como una realidad».

El senador Sweeney anotó, que los estudiantes hoy en día, están asumiendo exagerados niveles de deudas para poder financiar la universidad y que se ha desplazado de manera más decisiva a los estudiantes y sus familias. En el 2004, la deuda total de préstamo estudiantil fue de $350 mil millones. Ahora se encuentra en un sorprendente aumento de $1.2 billones. Entre el año 1992 y el 2012 la suma promedio de un préstamo estudiantil de un universitario quien se graduó con una licenciatura se duplicó a casi $27.000 por carrera.

La comisión de asequibilidad en la educación superior y el panel de 10 miembros formado por la legislación auspiciada por los senadores Sweeney y Cunningham trabajaron desde abril de 2015 para desarrollar su informe y las recomendaciones que dieron forma al plan.

La comisión identificó soluciones globales para lograr la asequibilidad, incluyendo la reducción del tiempo que toma adquirir un título universitario, mejorar los programas de ayuda financiera y ayudar a los estudiantes y a sus familias a entender la financiación de la universidad.

«Estas medidas proporcionaran a los estudiantes de Nueva Jersey una mayor capacidad para completar el trabajo para adquirir una carrera y graduarse a tiempo», dijo la senadora Nellie Pou. «Una educación superior siempre ha sido un gran paso para el futuro en las generaciones de los estadounidenses. No queremos que eso se pierda o se vea comprometida».

El tiempo que los estudiantes se están tomando para graduarse y obtener un título es un elemento clave en el problema de la asequibilidad de la educación superior. De acuerdo a la conferencia nacional de legislaturas estatales, sólo el 56 por ciento de los estudiantes que comienzan la universidad en instituciones de cuatro años terminan la carrera universitaria en seis años, mientras que sólo el 28 por ciento de los estudiantes de estudios asociados se gradúan en tres años.

«El tema de asequibilidad de la educación superior es complejo e incluye una serie de factores que contribuyen al problema», dijo la senadora Cruz-Pérez. «Este plan es multidimensional con un número diverso de soluciones. Esto ayudará a poner la educación superior al alcance de muchos más estudiantes».

Los programas de título de «3-Plus-1» permitiría a los estudiantes completar la carrera universitaria en 3 años en las universidades comunitarias de condado y un año en una universidad de cuatro años y obtener un título de licenciatura y los tres programas de un año permitiría que todas las instituciones de cuatro años adopten un modelo de carrera de tres años como una opción para el estudiantes.

«El aumento en la deducción de impuestos estatales para los préstamos estudiantiles ayudará hacer que la educación superior sea más asequible para los estudiantes y sus familias», dijo la senadora Gill. «Las deudas universitarias se han convertido en un problema que necesita ser reducido».

El plan de accesibilidad también incluye medidas de apoyo a la doble matrícula, deducciones de impuestos estatales para los préstamos estudiantiles y la extensión de las subvenciones para los programas de verano. Además incluye medidas para facilitar transferencia de créditos entre las escuelas, los límites de requerimientos de crédito, estrategias para animar a los estudiantes a cumplir con los requisitos de crédito y formas de alentar a «los libros de texto de recursos abiertos,» para libros de texto digitales.

«Poner estándares razonables sobre créditos universitarios necesarios para graduarse ayudará a proteger a los estudiantes de requisitos injustos que pueden llegar a ser muy costosos,» dijo la senadora Turner. «Requisitos de crédito añadidos se convierten en costos adicionales.»

De acuerdo a un informe del College Board realizado en el 2013, el promedio de los graduados universitarios que tienen ganancias de por vida es 65 por ciento mayor que los graduados de secundaria, las personas con títulos avanzados ganan entre dos y tres veces más que los graduados de secundaria y los que tienen títulos se benefician de la seguridad de empleo. De 1992 a 2012, la tasa de desempleo para las personas con mínima educación superior ha estado siempre a la mitad de la tasa de que desempleo que los graduados de secundaria.