La Tecnología, la Política, la Educación; ¡¡NO SIRVE!!

0
1739

En Puerto Rico cuando se habla el tema de la educación, se forma esta única sambumbia de opiniones de fanáticos partidistas que entretienen al ser humano más aburrido. Las redes sociales son un excelente foro para tratar este tema. Como parte del pequeño colectivo no partidista, busco la forma de echar leña al fuego con un comentario, solo para leer la cantidad de barrabasadas que se escriben, defendiendo puntos de vista ortodoxos carecientes de sentido y lógica. Aunque el tema es tratado más por adultos, que por la juventud. Ahí́ pregunto: ¿El sistema educativo prepara a nuestros jóvenes y futuros líderes a ser responsables con su país? ¿Se les explica la importancia de la política?, ¿cómo puede afectar los trabajos, el retiro, la educación, la salud, y la seguridad? No lo creo. Nuestra juventud vive enajenada a la realidad y la mayoría de ellos asisten a las urnas cada cuatro años a continuar con el legado partidista de sus padres.

León (2016) en su libro Revolución Educativa refiere “la distribución de miles de millones del departamento de Educación está al revés. Primero se cumple con la administración repartiendo el botín a todos los que ayudaron a los políticos…” algo completamente inaudito. Llenar los bolsillos a los amiguitos políticos y si sobra, darle a los estudiantes y docentes.

Asimismo la flamante secretaría del Departamento de Educación (puesto político y de confianza) Julia Keleher para poder cumplir con todos los sombreros administrativos de este gobierno solicitó a los maestros el uso de la tecnología personal para agilizar algunos procesos, pero en cambio no ha sido capaz en año y medio de brindar recursos tecnológicos para educar a los jóvenes a mínimo realizar un resume y prepararlos rumbo al área laboral. León (2016) también menciona como se gastan billones en los exámenes de aprovechamiento académico y como los maestros no usan esos resultados para nada, y todos los años es lo mismo. Si No logramos cambiar los currículos e incentivar a los docentes y estudiantes, entonces ¿hacia dónde se dirige la educación en mi país? En mi humilde opinión a la decadencia total.