La Idiosincrasia Tecnológica

La Idiosincrasia Tecnológica

Muchos docentes le achacan sus debilidades tecnológicas al patrono; que no les dan el equipo, que no le dan aumento para comprar equipo… entre otras cosas; pero en realidad se ve una ignorancia tecnológica selectiva. ¿Cómo pueden entonces comprar el último modelo de Iphone o Samsung Galaxy?, pero no pueden comprar una laptop o computadora. Hoy día en la educación la computadora es una de las herramientas más importante para el maestro. Se trabaja desde la asistencia, evaluaciones, comunicados entre el Departamento de educación y se utilizan varias herramientas para lograr que los estudiantes adquieran experiencias enriquecedoras. Muchos docentes prefieren quedarse “analfabetos” en el uso de la computadora, pero son un as utilizando los celulares, los cuales no deben ser utilizados para  uso personal en la sala de clases.

 Por culpa de otros pagamos todos.

¡Qué triste!, cuando tildan a un maestro de irresponsable, de falta de control de grupo, cuando investigamos es por estar pegado al celular, utilizándolo de forma incorrecta. No es que no lo usen es que lo utilicen como herramienta en la sala de clases. Otros prefieren pagar miles de dólares en celulares caros, hasta para sus hijos, pero no se compran una computadora las  cuales en el mercado actual tienen precios bastante accesibles. Todo lo quieren dado, “que el gobierno me la compre, que el gobierno me la pague” Un maestro del siglo XXI no puede seguir dando clases como un maestros del antaño, su herramienta principal debe ser la tecnología. El que no aprende es porque no quiere, durante muchos años de observaciones se nota que algunos docentes prefieren recostarse y no aprender nada sobre el uso adecuado de la tecnología en la sala de clases.

Sin embargo hay una luz al final del camino mientras unos se recuestan y no aprenden nada, muchos maestros deciden ampliar sus conocimientos y buscan ayuda para ser más eficaces en el uso de la tecnología y de este modo lograr que sus estudiantes adquieran destrezas de vida y mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje. ¡Adelante maestros, que de ustedes depende la futura generación en la educación en Puerto Rico!

 

Autora: Luz L. Romero Báez

Estudiante de Maestría Tecnología Educativa Caribbean University

Share