El pintor y profesor Antonio Martorell y la actriz Cristina Soler en evento de AARP

Con la idea de llevarle ánimo y un mensaje con entretenimiento a la población adulta

0
2550

Lo primero que se va de la memoria son los nombres, luego los números y luego todo lo demás…’’

Con la idea de llevarle ánimo y un mensaje con entretenimiento a la población adulta la firma AARP auspició el evento: ‘’Re-imaginar la Vida’’ en el Club de Leones del pueblo de San Germán con la participación de la actriz Cristina Soler y el pintor, dibujante, escritor, ilustrador y profesor Antonio Martorell quien es el único artista puertorriqueño en el Historical Society de Nueva York con una obra sobre los inmigrantes.

Cada uno de los artistas tuvo una participación muy simpática frente a un numeroso público donde cada uno narraba sus propias historias desde su nacimiento, contando de la forma más normal posible, de modo que les permitía identificarse de forma muy natural con el público presente arrancando risas en ambas intervenciones.

Cristina fue la primera en arrancar diciendo que nació y creció siendo una niña muy tímida y que según iba creciendo le dijeron que la mujer que besara a más de un hombre era una ‘’prostituta.’’ Contó que a los 36 años tuvo a su hija y a los 38 le llegó la menopausia: -’’ Eso es como si el diablo alquilara tu cuerpo y se metiera dentro de ti”, arrancando risas dentro de ti.

028

El maestro y pintor Antonio Martorell dijo: – ‘’Yo recuerdo en mi infancia que la historia de Puerto Rico terminaba en el año 50. Cuando estudiaba en los años 40 en Escuela Elemental, (tengo 77), se terminaba con el mal llamado cambio de soberanía como si aquello fuera que pasaron unos señores por aquí y otros por allá y se saludaron con el sombrero y cada cuál para lo suyo; eso era cambio de soberanía. No era invasión, no era la guerra hispanoamericana y cubana: era un cambio de soberanía. Pero dice la gente de nuestra edad que para la memoria hay que saber qué sucedió para no olvidarlo. Lo primero que se va de la memoria son los nombres, luego los números y luego todo lo demás…’’

’’Cuando era pequeño era muy gordito y cuando dije en mi casa que quería ser artista, me miraron y me dijeron: ‘’te vas a morir de hambre.’’ Yo empecé tarde por cobardía, porque tenía miedo a morirme de hambre. Para mi bendición y maldición; mis dos hijos son artistas. Uno es pintor de enseñanza y la otra es bailarina y coreógrafa”.

El maestro Martorell habló de dos tías suyas; una fina, otra con dinero y de cómo ellas influyeron en quien es el hoy día ya que le prometió a una de ellas nunca aburrirse siendo así hasta hoy en dia. Comentando además que nunca se aburre y siempre busca qué hacer.

También habló de su dieta, del regalo más caro que se ha hecho en su vida hace más de 15 años, que fue comprar una chaqueta de cuero Giorgio Armani que todavía conserva y que no se arrepiente de haberla comprado porque’-’’Yo lo trabajé y yo me lo merezco.’’

La actriz Cristina Soler se dirigió al público para decirle que uno siempre debe buscar qué hacer a cualquier edad y ocuparse, que la vida no termina porque se tenga cierta edad, que la vida comienza porque tenemos tiempo para hacer muchas cosas y que aprovechen si están solos los que ya sus hijos se casaron porque la vida se hizo para disfrutarla.

El maestro Martorell expresó que:- ‘’El tiempo pasa muy rápido y el futuro llegó ya y es cada vez más corto. A mí que no me prometan nada porque lo mío es ahora y lo voy a hacer con mis conciudadanos, mis compatriotas, mis vecinos, mi familia, pero tenemos que decidir qué vamos a hacer; cuál es la súper vocación de los súper adultos porque la vida no termina en la hora de la jubilación o del mal llamado ‘’retiro’’ que es otra palabra que yo detesto, la vida no termina ahí, comienza la otra, pero hay que estar preparado para esa otra vida. Y esa no te la puede solucionar nadie, esa la tienes que gestar tú; esa es la otra vocación y sospecho que la última porque no se puede negar la realidad que es hoy pero es nuestra responsabilidad, nuestro placer regir nuestro destino hasta el final porque como decía ‘’El Quijote’’ en la gran obra de ‘’Cervantes’’: Hasta la muerte todo es vida y hay que seguir hasta el final”.

Para sentir la vida y para crecer Martorell dijo: – ‘’hay que aprender a ver, a oír, a tocar, a olfatear y sobre todo a sentir la vida y nunca aburrirte en la vida; nunca más me he aburrido y realmente a eso debo ser artista, a ninguna cosa. Pero para esto hay que cuidarse”.

Señalando luego que próximamente estará visitando la ciudad de Nueva York