Ednita Nazario más fuerte que nunca con “Una Vida”

Ednita Nazario más fuerte que nunca con “Una Vida”

Autobiografía, Álbum homónimo y gira de conciertos

El relato de Ednita Nazario al interior de su vida ya la venta en librerías y plataformas sociales desde el 25 de abril

¡Ednita es Sentimiento, Pasión!

 

Ednita Nazario es una de las vocalistas de gran respeto y admiración dentro del ambiente artístico puertorriqueño cosechando éxitos tanto en su tierra, Puerto Rico, como en los Estados Unidos y la escena musical internacional.

Es apasionada, sensual, intensa, adora la música y como si fuera poco, se entrega en cuerpo y alma a todo lo que hace. Atesora esa comunión que logra entre el público y ella en cada presentación. La “Diva”, como cariñosamente la llaman, por el amor que le profesa  a su fanaticada, se mantiene evolucionando, creciendo y superándose para deslumbrar en cada proyecto que emprende.

La multifacética carrera de Ednita ha sido una cosecha de éxitos. Entre sus múltiples reconocimientos se encuentran el Theatre World Award por su participación en Broadway en la obra “The Capeman”, el Lifetime Achievement Award que otorga los Grammys Latinos por su excelencia en la industria musical y el Premio ASCAP por su excelencia.

Con el lanzamiento de su álbum homónimo y la autobiografía, Ednita Nazario regresa con más fuerza que nunca. Una historia del corazón, narrada con total transparencia y que revela detalles íntimos de esa mujer llena de talento,  pasión y amor por su familia. “Una Vida”, un libro único, de la casa editorial Penguin/Random House.

En amena conversación y con la simpatía que le acredita, la artista habló de sus nuevos proyectos y su visita al Rio Jordán en Israel.

 

-Siempre has sido una mujer muy privada en tu vida personal. ¿Desde cuándo y porqué decidiste contar tu historia en un libro?

-No fue mi idea, no fui yo quien quise contar la historia. Surgió de una conversación con mi representante Bruno del Granado, estábamos teniendo una conversación sobre la cena. Le comencé a contar anécdotas y sucesos que me habían ocurrido cuando he estado de gira y me preguntó por qué no escribía un libro de mi vida. A lo cual le contesté que siempre había mantenido mi vida muy privada y que al igual no creía que al público le interesara lo que ocurría tras bastidores porque para mí lo más importante es lo que hago con la música y el trabajo en escena con el cual me entrego en cuerpo y alma.

Sin embargo, me dijo algo muy cierto, que en algún momento alguien iría escribiría un libro sobre mi vida y era la oportunidad para que yo misma contara mi historia ya que sería una buena forma de que la gente me viera como cualquier otra persona que ha tenido que superar muchísimas cosas y poder salir adelante luchando. Aunque me pareció muy buena idea, le contesté iba a pensarlo y lo hice en tres minutos. (Ríe). Así comencé el proceso, me junté con mi buena amiga Leyda Cobos y comenzamos a conversar y a contar anécdotas de mi vida. Así nació “Una Vida”.

 -¿Cómo te inspiraste para poder procesar el andamiaje que representa un libro?

-¿Tú sabes cómo, Sylvia? Porque ya superé unas cosas. Al estar al otro lado, haber pasado por la tormenta, estar en un momento de mucha luz, mucha tranquilidad, mucha paz, fue que me atreví a mirar hacia el pasado.  Aparte que no es un ejercicio que hago; no me gusta mirar hacia el recuerdo. Siempre el presente, el ahora, miro hacia adelante, que es lo que viene, pero no soy muy gericcionaria. Me encantan las páginas en blanco, empezar de cero, lo nuevo, lo que está presente. Lo que hice que no me siento orgullosa, lo que pasé, lo sufrí, matarme de llanto, lo pasé, me levanto y sigo caminando. Esa ha sido mi naturaleza de siempre pero mirar hacia atrás no fue fácil… nada fácil.

 -¿Cómo fue ese proceso de recordar esos días no tan felices? ¿Te costó mucho procesarlos?

Otra vez fui a vivir esos momentos de mi infancia, tantas cosas lindas que me rodeaban, mucho amor, mis papás, mis amiguitos, todas esas vivencias de mi infancia en Ponce; la escuela, cosas tan bellas!. Los amores; mi primer amor, que fue  queridísimo, pero poco a poco la vida se convierte en “VIDA”, en una más intensa cuando tocaban los momentos difíciles, pero bien difíciles. Era volver a entrar ahí a acordarme, porque evocaba algo en particular y después al estar en ese momento, me llegaba a la mente algo más y así, otra y otra, fue muy difícil. Pero como coincidió con la grabación del disco, ya que estaba trabajando en ambos a la misma vez, cuando me sentía medio tristona por el libro me iba al estudio a grabar y con un tema alegre o divertido se me aliviaba un poco la carga

El disco me ayudaba a salir de la tristeza que me provocaba muchas veces recordar y viceversa, porque en ocasiones estaba cantando canciones un poco fuertes y me iba al libro a contar alguna anécdota simpática o graciosa, aunque no son derivados el uno del otro, pero sí tienen mucho que ver porque hay esa energía que se compartió por haber sido procesados los dos a la misma vez. Además de que yo vivo una vida normal como cualquier otra persona.

-¿Cuánto tiempo tardaste en escribirlo?

Te diría que desde su concepción. Desde que comencé  hablar con Bruno y pusimos las cosas en su lugar, dándole para delante y para atrás a la idea. Por momentos me encontraba muy entusiasmada y luego decía que no estaba muy conforme con la idea. Más o menos como un año, lo mismo que me tardé en el disco. Fue como un parto de nueve meses con el cual tuve gemelos, ambos a la misma vez. El disco salió el 28 de este mes y el libro hace dos días.

-¿Ahora tienes libro, concierto y nueva producción?

-Así mismo es! Junto junto como decimos en Puerto Rico.

-¿Qué inspira a Ednita Nazario?

-¡La Vida! Mirar alrededor… estoy muy agradecida. La vida es maravillosa! Todo lo que veo, que vivo, que observo, que me imagino. Mi hija me inspira mucho, el amor que me rodea, mis amigos, mi pasión por la música que sigue en mí intacta. Soy una mujer muy afortunada porque creo tengo más de lo que me merezco.

-¿Cuál crees haya sido el momento más difícil en recordar de tu vida para plasmarlo en el libro?

-Diría que hubieron cuatro, no te puedo decir uno; la primera vez que perdí un bebé, la muerte de mis papás ha sido lo más doloroso, eso fue horrible! Y haber perdido un bebé ya teniendo a Carolina. Ya sabía lo que era ser madre, lo que tenía y lo que estaba perdiendo. En mi primer embarazo no, porque yo nunca había tenido hijos pero este segundo embarazo fue horroroso para mí. Y tener que recordar fue muy duro. Y la muerte de papi y mami, que era bien apegada a ellos, sobre todo a mi papá, que vivió todo el proceso mío de la maternidad y perderlo fue durísimo para mí.

 -Todo el mundo ama a Ednita ¿Te consideras liberada, pasional, rebelde o individualista?

– Soy una mujer apasionada y con la energía de la pasión viene todo lo demás. Una mujer arrojada, una mujer que me siento libre de vivir mi vida como yo entiendo que la tengo que vivir y con mucha energía. Creo que todo lo que dijiste me define pero todo eso nace de la pasión que yo siento por la vida.

– Después de haber visitado El Jordán; Cuál es la diferencia entre el antes y el después del Río Jordán?

-Ay! me siento nueva!! Llegué a Israel en un momento en que tenía mucha carga, muchas decisiones importantes que tomar. Estaba pasando por un momento muy difícil y surge la oportunidad de ir a Israel,  ese día en particular nunca me voy a olvidar porque pedí con todas las fuerzas de mi alma. Primero, considero que es un privilegio ir hasta allá y les recomiendo a todo el que pueda visitarlo y hacer esa travesía. Entré al Jordán con la intención absoluta de dejar todos mis pesares, mis penas, mis dudas, mis miedos, para que todos mis problemas corrieran en ese río. Le pedí a Dios que me ayudara con esa carga que le  iba a entregar, que sabía que iba a salir de ahí con la mente clara, el corazón abierto y con las fuerzas que necesitaba para continuar adelante con lo que tenía encima, así fue. Salí nueva de allí, nueva! Ni siquiera sabía que me estaban filmando, fue mi amigo que me acompañó, no sabía que él estaba filmando. Pero te digo que fue una experiencia extraordinaria, salí renovada, con fuerzas y distinta.

-¿En qué momento se encuentra Ednita?

– En un momento maravilloso, con página en blanco. ¡Estoy muy feliz! Empezando de cero, porque hacer un proyecto por primera vez es algo que siempre me emociona, nunca había escrito un libro. Escribir el libro de mi vida es parte de una experiencia nueva y estoy súper contenta. Me alegra mucho de haber tenido la valentía de escribirlo, que salga paralelo a una nueva producción, que es mi producción número 30 acompañado de una gira de conciertos que dará comienzo en Puerto Rico el 13 y 14 de mayo en el Coliseo José Miguel Agrelot continuando atraves de Estados Unidos y América Latina.  En fin, tengo la canasta llena de ilusión, de planes, de cosas que estoy haciendo y que estoy por hacer.

 -¿Qué piensas cuando en tus conciertos ves esa aglomeración de fanáticos esperándote?

-¡En Dios! Eso se lo dedico a Dios. Por supuesto que le pido ayuda a papi y mami que están en el cielo, porque ellos son los que me ayudan. Porque no creas que es un momento fácil… (Ríe a carcajadas) Hay una mezcla de adrenalina y nervios que si hubiese un momento para medirlo, se rompe. Es una sensación muy parecida al pánico pero no es pánico; es emoción, es adrenalina, es expectativa, es un montón de cosas a la vez, pero indudablemente ese es un momento en que uno le tiene que dar gracias a Dios una vez más por poder subir esas escaleritas y ocupar ese espacio del escenario de un público que te espera, que espera lo mejor de ti y por quién tú vives: Eso es una bendición.

– ¿Cómo escoges tus canciones?

– Las canciones las escojo si me paran los pelos… si me dan emoción, me hacen sentir algo, me ponen a bailar, me sacan lágrimas o me emocionan. Ahí sí que te digo; que yo soy bien visceral en ese sentido. Me tienen que tocar, mover el piso; si no me mueven el piso no las canto. Eso es lo que busco en una canción, que me emocione, me haga llorar de alguna manera porque cuento historias de la vida cotidiana y esos relatos tienen que tener esa particularidad. Que conecten con la parte humana, con la parte cotidiana de nuestras vidas. Pero me tiene que emocionar a mí primero porque si no, no las puedo cantar.

 – ¿Qué puede esperar el público puertorriqueño el 13 de mayo 2017?

-Una entrega total y absoluta. Hemos estado trabajando en este show hace bastante tiempo. Va a ser un concierto diferente porque tengo la oportunidad de traer un par de sorpresas, repertorio nuevo y repertorio que hace mucho tiempo que no canto, un poco de recorrido de distintos momentos de mi vida y me estoy fajando para que quede súper brutal, así que espero en Dios que quede como lo estamos preparando y que el público lo disfrute.

-¿Habrá cama roja y se venderá el libro allí?

-El libro creo que sí se va a vender allí en el concierto. Pero los detalles del show me los reservo todos porque a mí no me gusta divulgar nada de lo que va a pasar, ni decir ningún detalle. Pero de que el show va a estar bien intenso, sí va a estar bien intenso.

-¿Qué te parecieron Los Premios Billboard de anoche?

-Solamente pude ver la primera mitad del espectáculo ya que parte del tiempo estuve tras bastidores porque te ubican en un lugar donde te tienen que retocar, peinar y todas esas cosas que conlleva un espectáculo de tal magnitud. Prácticamente me los perdí pero lo primero que vi me gustó, eran compañeros míos a los que quiero mucho y me sentí muy feliz de que ganaran.

– Existe alguien a quien tú piensas que le debes la primera oportunidad o el éxito de tu carrera artística?

A mi papá y a mi mamá que me dieron su voto de confianza pero indudablemente el primer productor que me encontró en un parque de pelota cuando yo tenía seis (6) años el señor Bulka Herger, que es el tío de Alfred D. Herger. Fue el que me descubrió allí cuando yo tenía seis años y estaba cantando con unos amiguitos míos.

Dime algo que nunca le has dicho a nadie, que no está en tu libro y que quisieras que tu público supiera.

– Oh, my God! Qué pregunta más difícil, Sylvia! Esa pregunta es terrible! ¿Cómo tú me vas a pedir eso? En realidad yo realmente no tengo ese tipo de… ¡qué pregunta difícil, chica! Francamente yo soy transparente con el público ¿qué hay para descubrir? Si yo soy como soy y lo que ven es lo que hay! (carcajadas).

 

 

Share