Consejos de belleza para el verano

Consejos de belleza para el verano

El verano es sinónimo de color, calor, playa y arena. Aunque para muchas signifique tenderse bajo el sol por horas y horas para lograr un tono envidiable, no debes olvidar que durante el verano necesitas proteger tu piel y sí, cambiar tu rutina de belleza y maquillaje. Sin hablar de temporadas o de moda, aquí te presentamos fáciles tips para sacarle provecho a la temporada calurosa ¡sin sacrificar tu look!

ROSTRO

  • Aplicar SPF en la mañana no es suficiente. Esto debería ser una regla para todo el año –lo aconsejable es reaplicar cada dos horas, incluso en áreas como nuca y orejas. Si hace mucho calor o no quieres dañar tu maquillaje, opta por uno en spray.
  • Las fórmulas ligeras en bases y correctores son ideales para el verano. No ofrecen cobertura total pero es la mejor opción para evitar erupciones, acné o derretir tu maquillaje a la mitad del día.
  • ¡Olvídate de los polvos! Deshazte del brillo en la cara con papelitos matificantes.
  • Está bien utilizar maquillaje con protección. Sólo asegúrate de que contenga SPF 30 o más, de lo contrario aplica filtros solares antes de empezar a pintar.
  • Cambia los rubores o bronceadores compactos por unos en crema o líquidos. Se adhieren a la piel más fácilmente y resisten horas y horas bajo el sol.
  • Dile adiós al maquillaje con brillo o purpurina. No se ve bien cuando estas sudando… ¡yikes! La excepción son los iluminadores que, aplicados correctamente, pueden hacer lucir tu rostro más fresco y descansado.
  • Agua termal o de rosas en spray durante la jornada te mantendrá fresca y ayudará a fijar tu maquillaje.
  • Durante el verano, los prebases resultan tus mejores amigos. ¡No salgas de tu casa sin ellos!
  • Si estás bronceada o quieres darle más vida a tu rostro, mezcla bronceador líquido (maquillaje, no autobronceador permanente) con tu crema hidratante o base. Extiende hasta el cuello y escote.

 

OJOS Y CEJAS

  • Es un cliché decir que optes por maquillaje a prueba de agua en el verano, pero ¡tenemos que hacerlo! Si no eres fanática de este tipo de productos, te aconsejamos darle una prueba a aquellos de “larga duración”. Se mantienen intacto por horas o horas, aunque no te salvaran en días extremadamente calurosos.
  • Si maquillas tus ojos, empieza con un primer para que los colores se fijen mejor.
  • Sin importar tu color de piel, los tonos propios del verano son los cobres, dorados, bronces y oro. ¡Le quedan bien a todo el mundo!
  • ¿No tienes un prebase a la mano? Improvisa. Un poco de corrector en los parpados funcionará de maravilla.
  • Unos ojos ahumados nunca fallan. Pero para el verano tienen que ser sencillos –toma un creyón de larga duración (cremoso), delinea y difumina con un aplicador en esponja. Finaliza con rímel a prueba de agua. ¡Sencillo, sexy y glamoroso!
  • No descuides tus cejas. Incluso si no planeas usar maquillaje, tus cejas necesitan lucir arregladas.

 

Usa maquillaje en polvo o crema y aplícalo con un pincel. Estos proporcionan mayor durabilidad que los lápices de ceja.

  • ¿No quieres utilizar mascara pero no puedes vivir sin ella? Fácil –simplemente opta por una transparente, no sin antes rizar tus pestañas como de costumbre.
  • A diferencia del maquillaje para el rostro (donde un acabado mate es lo ideal), durante el verano es válido utilizar sombras o delineadores semi-brillantes o iridiscentes. ¡Tus ojos destacaran desde kilómetros!
  • Para un toque inesperado de color, delinea por arriba o por abajo (no ambos) con un tono de joyería (turquesa, verde agua, azul marino) y deja el resto de tu rostro “desnudo”.

 

LABIOS

  • El verano se trata de simplificarte la vida sin perder el estilo: opta por un labial en tonos brillantes (rojo, rosa neón, naranja o fucsia).

Combínalo con un rostro natural y cejas pulidas. ¡Voila! Toda una diva tropical.

  • Exfolia e hidrata. Exfolia e hidrata –¿necesitamos repetirlo? Mantén tus labios en buen estado exfoliándolos con una mezcla de azúcar y miel e hidratada con bálsamos. Mejor aún si el bálsamo contiene SPF.
  • Los brillos labiales en tonos vivos estarán siempre “de moda”. ¿Nuestros favoritos? Rojo, naranja y rosa vibrante. ¡Veras que tu rostro luce radiante inmediatamente!

 

CUERPO

  • Es importante exfoliar, pero durante el verano se hace mandatorio. Retira células muertas y sucio (que se acumulan peor cuando sudas todo el día) exfoliando tu cuerpo dos veces por semana.
  • Nunca, nunca olvides el protector solar. Sobre todo si piensas pasar el día afuera. Cuidar tu cuerpo y protegerlo de los rayos solares es tan esencial como tu rostro. ¡Las arrugas y manchas también aparecen allí!
  • Agarra color a lo seguro. No le temas a los autobronceadores –si escoges la fórmula ideal y lo aplicas correctamente, los resultados cambiaran tu vida.
  • En las temporadas de calor, cambia el rastrillo o afeitadora y cremas de depilar por la cera. Además de mantenerte libre de vello por semanas, evitaras irritaciones o reacciones alérgicas cuando sudas.
  • ¿Buscas lucir minifalda o shorts? ¡Fake a bake! Dale color a tus piernas mezclando polvos bronceadores (los líquidos también funcionan) con aceite o loción corporal. ¡Hola, piernas de concurso!
  • Contrario a lo que muchas piensan, los colores típicos del verano (amarillo, naranja, rojo, fucsia, blanco) lucen increíbles en uñas cortas. De más está decir que una manicure y pedicura semanales (incluso si lo haces desde casa) son absolutamente necesarios.
  • Las cremas que utilices deben tener SPF. ¡Sin excepción! La edad también se observa a través de tus manos.

 

Share