Como ha Evolucionado la Tecnología en 5,000 años

0
469

Es difícil vivir sin la tecnología con la que estamos acostumbrados.  Nada más de pensar que una maquina no lavara toda la ropa de mi familia me crearía una gran angustia.  No puedo imaginarme lavar toneladas de ropa a mano, no prender el abanico cuando tengo calor, no poder congelar mis alimentos en la nevera, caminar kilómetros hasta el mercado más cercano y esperar meses largos por un correo o una carta con noticias importantes.  Todo lo que mencione antes lo vivimos hace poco más de un año cuando paso por Puerto Rico el huracán María y no fue muy divertido.  Por fortuna fue algo temporal y no una realidad permanente.  Porque al menos yo estoy acostumbrada a las facilidades y a la seguridad que me brinda la tecnología.  Ni tan siquiera puedo imaginar lo frustrante que debe ser no contar con los servicios más básicos, menos puedo imaginar lo angustiante que debe de ser no contar con la tecnología básica que nos facilite la existencia.

La rueda, el fuego, herramientas de caza, armas, la agricultura, ropa para el frio, en fin; la humanidad se ha adaptado a los cambios, ha evolucionado pero el camino hacia los grandes avances tecnológicos ha sido muy largo.  Pero sin la ciencia y la audacia no hubiera sido posible y, la curiosidad del ser humano de moverse y conocer, adaptarse y volver a moverse y no quedarse conforme con lo investigado y seguir descubriendo y seguir inventado y revolucionando.  Hace poco descubrí que el ábaco fue inventado hace 5,000 años.  Y todavía es útil.  Con toda nuestra tecnología moderna y de alguna forma el ábaco aún sigue siendo relevante.  Era cuestión de tiempo para que Da Vinci o Pascal demostraran que estaban muy adelantados a su época cuando inventaron la sumadora mecánica que luego Pascal llamaría la «pascalina».

Aunque Babbage, Da Vinci y Pascal se encontraban muy adelantados a su época tomando en consideración el poco conocimiento científico y sus luchas contra detractores que se oponían al progreso científico; ellos abrieron las brechas para inspirar otras grandes mentes como Herman Hollerit.  Gracias a lo que sus predecesores inventaron y a su propia ambición, Hollerit dio un gran paso con el procesamiento electrónico de datos que hoy en día es tan común y necesario como poder respirar.  Las calculadoras, las maquinas analíticas, el procesamiento electrónico de datos, tarjetas perforadas, en fin, todos estos inventos fueron geniales y revolucionarios para la época en que se inventaron.

Gracias a los grandes inventores hoy tenemos la realidad virtual, las computadoras digitales, el internet, los simuladores virtuales, los celulares, la televisión en 3D por mencionar algunas de las tecnologías comunes hoy en día.  También las «apps» móviles que cada vez más nos sorprenden con lo ingeniosas y útiles que son.  Pero ya muchos de nosotros hemos tenido un acercamiento a las aplicaciones más populares como cuando jugamos videojuegos, experimentando en un simulador en un museo; o viendo una película en 3D en un cine o en la comodidad de nuestro hogar (Ludlow, 2015).  Estamos tan acostumbrados a la tecnología al alcance de un «clic» o al alcance de una «app» que muchos no nos damos cuenta del largo camino que estos avances han tenido que recorrer.  Yo, por ejemplo, estoy esperando a ver qué es lo siguiente en la tecnología.  Hay tantas posibilidades hoy en día gracias a la tecnología que no es justo limitarnos solo a las redes sociales, a hacer «streamings», subir fotos a “Instagram” o tomarse un «selfie» arriesgando la vida en lo más alto de la Torre Eiffel.  Hay que hacerle justicia a Clifford Berry y John V. Atanasoff por la ABC Computer.  La humanidad tuvo que verse amenazada por la guerra para traer lo peor de si y lo mejor de su tecnología; como muestra de esto es la ENIAC (Electronic Numerical Integrator and Computer), que fue una computadora electrónica que fue construida para las aplicaciones de la Segunda Guerra Mundial.  La historia de la humanidad nos recuerda que las peores crueldades fueron con las mejores intenciones, aunque se escuche injusto.  Lo que justifica que las grandes potencias inviertan en misiles, satélites, “drones” y en espiar a otras potencias; y según Lahoz-Beltra (2004) un modelo pudo haber sido diseñado con distintas finalidades, ya sea la descripción, prescripción o predicción del estado de un sistema.

Como educadora estoy consciente de la importancia que tiene actualizarme a las nuevas tendencias tecnológicas.  Me gustan los cambios y estoy dispuesta a seguir aprendiendo.  Ya nos acercamos a la cuarta generación de las computadoras.  En mi opinión, los adelantos tecnológicos son necesarios, pero a la vez me preocupan.  Quiero saber “what’s next”, pero ¿que nos costara esta vez?  La próxima generación de computadoras será la inteligencia artificial y Hollywood ya ha tratado de mostrar lo que eso podría implicar y las consecuencias de depender de la inteligencia artificial.  Ya no estamos en los ’50 o ’60 donde las maquinas pesaban toneladas, ocupaban varias habitaciones y calentaban mas que el mismo sol.  Las consecuencias de exponerse a largas horas de calor tenían graves consecuencias para las personas, pero en esta generación, lo que me preocupa más es el día en que la humanidad sea sustituida por una maquina con inteligencia artificial como lo están haciendo las cajas registradoras en Walmart; y a consecuencia de eso, se afectan los empleos.  Espero que el día en que seamos sustituidos por maquinas inteligentes no llegue y que la humanidad tenga un balance y que no sigamos reemplazando las personas por computadoras o maquinas con inteligencia artificial.  Espero no encontrarme con “cyborgs” asesinos en la calle o que la “Matrix” ha tomado el control de la humanidad, cuando eso suceda, que no digan que Hollywood no nos lo advirtió.

 

Referencias:

  1. Torres, Claudia Eugenia Toca, & Rodríguez, Jesús Carrillo. (2019). Los entornos de aprendizaje inmersivo y la enseñanza a ciber-generaciones. Educación e Pesquisa, 45, e187369. Epub June 19, 2019.https://dx.doi.org/10.1590/s1678-4634201945187369
  2. Lahoz-Beltra, Rafael. (2004).  Bioinformática: Simulación, vida e inteligencia artificial.  https://books.google.es/books?hl=en&lr=&id=U4pwetEPmpQC&oi=fnd&pg=PR11&dq=inteligencia+artificial&ots=FjKTLS8RHB&sig=HCRQnYFyen0ytCrbLpJVXg4hTqs#v=onepage&q=inteligencia%20artificial&f=false