Comité Aprueba Legislaciones de Cunningham y Sweeney para Combatir la Agresión Sexual en los Campus Universitarios

0
410

Los proyectos de ley implementarían las protecciones de la era de Obama; crearían una Comisión contra la Agresión Sexual los Campus Universitarios

TRENTON – El Comité de Educación Superior del Senado aprobó una legislación presentada por la Senadora Sandra Cunningham y el Presidente del Senado Steve Sweeney que se enfocan en proteger y proporcionar orientación, basada en la implementación de políticas públicas, para prevenir la agresión sexual dentro de las universidades y colegios comunitarios.

“Los asaltos sexuales se han convertido en un problema generalizado en los campus universitarios de todo el país y aquí en Nueva Jersey”, dijo la Senadora Cunningham (D-Hudson). “Si bien la Administración Trump amenaza con debilitar las políticas vigentes para proteger a las sobrevivientes de las agresiones sexuales en los campus, debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance a nivel estatal para fortalecer y mejorar esas políticas”.

“Al codificar las pautas de la era de Obama en la ley estatal, garantizaremos protecciones contínuas para las respuestas que ofrezcamos a nuestros estudiantes universitarios sobre las denuncias de agresión sexual”, dijo el Senador Sweeney (D-Gloucester/Salem/Cumberland). “Mientras se estén revirtiendo las regulaciones federales, continuaremos manteniendo a las universidades a un nivel más alto”.

El 22 de septiembre del 2017, la Secretaria de Educación, Betsy DeVos, anunció que el Departamento de Educación retiraría las declaraciones incluidas en las normas y orientaciones reflejadas en la ‘Carta Estimados Colegas’, emitida por la Oficina de Derechos Civiles (OCR, por sus siglas en inglés) bajo el presidente Barack Obama. La justificación dada por la Secretaria DeVos para retroceder en estas protecciones estuvieron basabas en que los derechos de los acusados de agresión sexual se perderían o se verían comprometidos.

El Título IX protege a las personas de discrimen basado en el sexo en programas educativos o actividades que reciben asistencia financiera federal.

El primer proyecto de ley, S-778, patrocinado por la Senadora Cunningham y el Senador Tom Kean, Jr., establecería una Comisión en Contra del Asalto Sexual compuesta por 12 miembros para estudiar y evaluar temas emergentes, políticas y prácticas relacionadas con el asalto sexual en los campus. La comisión de doce miembros incluye expertos, partes interesadas, miembros del público y al menos un sobreviviente víctima de asalto sexual en el campus. La Comisión se reuniría trimestralmente para continuar abordando los problemas emergentes y proporcionar recomendaciones periódicamente a los responsables de política pública.

El segundo proyecto de ley, S-779, patrocinado por la Senadora Cunningham y el Senador Sweeney, requeriría que las universidades del estado continúen siguiendo las pautas para el manejo de las agresión sexuales según establecidas por la Administración Obama, rechazada por la  Secretaria de Educación, Betsy DeVos. El proyecto de ley aborda los procedimientos seguidos en respuesta a las denuncias de acoso sexual y garantiza que el proceso cumpla con las pautas federales anteriores. Requiere que los informes de agresión sexual y violencia sexual sean investigados y adjudicados de manera oportuna.

El proyecto de ley también requiere que las instituciones públicas y privadas de educación superior informen el número total de denuncias hechas por o contra estudiantes, junto con un resumen de sus esfuerzos para responder a las acusaciones. La información recopilada se presentaría anualmente al Gobernador y a la Legislatura.

De acuerdo con un informe del Task Force de Nueva Jersey sobre Agresión Sexual en los Campus emitido en junio del 2017, aproximadamente el 20 por ciento de las mujeres universitarias experimentan violencia sexual mientras se encuentran en campus universitarios a través de toda la nación, por los general, durante su primer año de estudios. Los datos también muestran que un mayor número de estudiantes universitarios, particularmente mujeres, se ven afectados por la violencia sexual mientras se encuentran en el campus.

Ambos proyectos de ley salieron del comité con votos de 3-0 y se dirigen al pleno del Senado para ser considerados.