Nuevas estrategias de atención médica para los empleadores

0
1114

A pesar de que los casos de COVID-19 disminuyen, la pandemia ha cambiado varios aspectos del trabajo para muchos residentes de Nueva Jersey, iniciando una era de trabajo remoto y reuniones virtuales de equipo. Si bien fomentar la salud de los empleados ha sido desde hace tiempo una prioridad para los empleadores, la pandemia ha renovado el interés en la salud para muchas organizaciones.

La atención médica es el segundo gasto mayor (detrás de los salarios) para los empleadores. Fomentar un personal más saludable puede ser vital para ayudar a reducir el absentismo y el presentismo, los cuales pueden debilitar la productividad y hacer que un empleador sea menos competitivo. Además, hoy en día la fuerza de trabajo esta evolucionando y tiene nuevas prioridades sobre los beneficios de salud y el equilibrio entre el trabajo y la vida privada, y hay un cambiante panorama regulatorio con nuevos requisitos a nivel estatal y federal.

Aunque los empleados siguen utilizando sus beneficios del 2021, los empleadores en Nueva Jersey están tomando decisiones sobre los beneficios de salud del 2022. Aquí hay tres estrategias a considerar para ayudar a satisfacer las necesidades de atención médica de los empleados durante la pandemia del COVID-19 y en adelante:

Ayude a abordar los determinantes sociales. Históricamente, los empleadores se han centrado en ayudar a mejorar el acceso de los empleados a la atención médica, pero los determinantes sociales de la salud, como la vivienda, el acceso a alimentos nutritivos y la falta de transporte, influyen hasta en el 80% de la salud de una persona. Con esto en mente, algunos empleadores están invirtiendo en programas para ayudar a abordar los determinantes sociales de la salud, buscando ayudar a resolver los factores vitales que pueden afectar el bienestar general. Estos programas pueden ayudar a los empleados a acceder a recursos comunitarios de bajo o ningún costo, lo que puede permitir a las personas ahorrar en facturas de servicios públicos, gastos de medicamentos recetados e incluso costos de reparación del hogar; encontrar transporte de bajo costo y fácil de usar para las citas médicas; determinar la elegibilidad para Medicaid (dependiendo de los ingresos); y encontrar grupos de apoyo locales para problemas como la ansiedad o la depresión.

Amplíe el acceso a la atención virtual y el monitoreo remoto del paciente. La mayoría de los grandes empleadores ofrecen al menos algún tipo de beneficio de cuidado virtual a sus empleados, por lo que puede ser de utilidad ampliar la cobertura para este tipo de visitas y alertar a los empleados acerca de esta tecnología. Los directores de la compañía y de recursos humanos deben continuar evaluando las opciones de atención virtual disponibles actualmente para los empleados a través de su plan de salud, proveedores de atención local u otros proveedores de servicios virtuales. Para ayudar a que estos recursos sean más convenientes, algunas opciones dan a los empleados acceso 24/7 a las visitas virtuales que pueden proporcionar asesoramiento médico relacionado con una variedad de problemas de salud, incluyendo alergias, COVID-19, erupciones o gripe estacional. Para los empleados con condiciones de salud específicas, como la diabetes tipo 2, los nuevos recursos de monitoreo de paciente remotos pueden ofrecer acceso a tecnologías potencialmente útiles, incluyendo monitores continuos de glucosa, monitores de actividad y entrenamiento personalizado. Al ayudar a proporcionar tecnología que puede ofrecer datos en tiempo real para ayudar a personalizar la atención de los empleados, los empleadores pueden apoyar mejores resultados de salud, reducir los costos de bolsillo de los empleados y reducir el costo total de la atención.

Beneficios médicos y especiales integrados. Muchos empleados pueden valorar los beneficios especiales de salud, como los planes dentales, auditivos, oculares y de discapacidad, y los empleadores pueden ofrecerlos con poco o ningún costo adicional. De hecho, una encuesta reciente de UnitedHealthcare encontró que el 84% de los empleados dicen que tener beneficios dentales y oculares es «importante.» Con cada vez más pruebas del vínculo entre la salud general y la salud oralocular y auditiva, y la atención de la discapacidad y la ausencia, incluso en relación con diversas afecciones médicas crónicas, ofrecer beneficios especiales puede ayudar a fomentar la salud general para los empleados. Además, al igual que los paquetes de televisión, Internet y telefónicos, algunos aseguradores de salud están permitiendo que los empleadores integren los beneficios médicos con planes especiales. Estos programas de beneficios combinados pueden permitir a los empleadores ahorrar en las primas de los planes médicos, y al mismo tiempo simplificar el proceso administrativo, incluyendo una sola factura para el pago y un único usuario en línea para los empleados. En lugar de tener coberturas médicas, dentales, oculares y financieras administradas en diferentes plataformas, los beneficios integrados pueden permitir a los empleadores ahorrar tiempo y dinero – lo que puede ayudar a mejorar los resultados de salud para los empleados.1

Los empleadores están en una posición única para ayudar a mejorar la salud y el bienestar de los empleados. Al considerar estas tendencias emergentes de beneficios para la salud, los empleadores pueden ayudar a apoyar el bienestar de los empleados en medio del COVID-19 y a medida que disminuye la pandemia.

 

1 Revisión del impacto del enfoque integrado en el UnitedHealthcare Key and National Account Book of Business, 2018.