Consejos para ayudar a los empleadores a aprovechar al máximo la tecnología durante la temporada de inscripción abierta de los planes de salud

0
1591
Closeup side view of two mid 20's black women doing their design project on a computer. They might be software developers as well. Blurry coworkers in background, all released.

La pandemia del COVID-19 ha afectado significativamente como vivimos y trabajamos, acelerando el uso de tecnología para todo, desde las compras de comida hasta las rutinas de ejercicio. La salud no ha sido una excepción, con la tecnología remodelando como las personas seleccionan – y usan – sus beneficios de atención de salud.

En la mayoría de los casos, la costumbre de reunir a los empleados en una sala de conferencias para revisar sus opciones de planes de salud es un recuerdo lejano. Incluso antes del COVID-19, la tecnología ya estaba transformando la cantidad de empleadores que seleccionaban y ofrecían beneficios de salud para sus empleados, mejorando el acceso a la información y aumentando la responsabilidad de los empleados para tomar decisiones más informadas.

Las nuevas tecnologías pueden ser muy beneficiosas. La pandemia del COVID-19 ha demostrado la importancia de proporcionarles a las personas acceso a beneficios, información y servicios de atención de salud. Los empleadores están en una posición única para ayudar a simplificar la experiencia de atención medica de sus empleados, apoyando su bienestar y potencialmente reduciendo los costos.

Como millones de estadounidenses toman decisiones de beneficios de salud durante la inscripción abierta en el otoño, aquí le presento cinco consejos relacionados con la tecnología que los empleadores en Nueva Jersey deben considerar ahora y en el futuro:

Haga del cuidado virtual una prioridad. COVID-19 fue un momento crucial para la telesalud, con el uso de la atención remota aumentando dramáticamente desde que comenzó la pandemia. Aunque muchas personas han regresado a la atención en persona, algunos tratamientos médicos, como los servicios de atención de salud mental y de urgencia, siguen manteniéndose en o por encima de los niveles antes de la pandemia. Para ayudar a los empleados a acceder a la atención a distancia, es importante ofrecer planes de salud que incluyan cobertura para la atención virtual, incluyendo opciones de televisitas de salud con sus médicos y acceso 24/7 a proveedores de atención nacionales. Como hemos visto, la atención virtual puede ser una manera más conveniente y asequible para que las personas visiten a un médico para resolver varios problemas de salud, desde la atención urgente y rutinaria y el manejo continuo de condiciones crónicas, hasta la salud mental y la atención especializada, como la atención de salud oral, ocular y auditiva.

Añada aplicaciones digitales de ejercicio. La mayoría de los empleadores en Estados Unidos ofrecen programas de bienestar, muchos de los cuales incluyen incentivos financieros al completar actividades saludables como caminar, ir al gimnasio o cumplir ciertos parámetros de salud (por ejemplo, niveles de colesterol, índice de masa corporal o bajar el uso de nicotina). Para hacer estos programas aún más útiles, algunos empleadores y planes de salud ahora están incluyendo acceso a aplicaciones digitales de ejercicio sin costo adicional, ayudando a las personas a empezar – o mejorar – sus rutinas de ejercicio en el hogar. Como algunas personas no se sienten cómodas volviendo a los gimnasios públicos debido a la preocupación de poder contraer COVID-19, que los empleados ofrezcan aplicaciones digitales de ejercicio es una opción cada vez más popular para ayudar a las personas a mantenerse activas mientras se mantienen seguras.

Adopte programas remotos de monitoreo de pacientes. Los programas remotos de monitoreo de pacientes y las terapias digitales se están volviendo cada vez más sofisticadas, ayudando a las personas y a los profesionales de salud a tomar más decisiones de tratamiento basadas en datos a la vez que promueven un mayor compromiso personal. Si bien estos enfoques pueden variar, algunos integran el cuidado virtual, los dispositivos portátiles y la inteligencia artificial para eliminar las barreras al cuidado, personalizar los tratamientos y ayudar a las personas – y a los profesionales de salud – a tomar decisiones basadas en datos en tiempo real. Por ejemplo, algunos programas están proporcionando a las personas con diabetes tipo 2 herramientas integradas que incluyen un monitor continuo de glucosa, un monitor de actividad, notificaciones basadas en aplicaciones y entrenamiento y apoyo personal. El objetivo es ayudar a fomentar decisiones de estilo de vida más saludables, tal como opciones de alimentos, movimiento y patrones de sueño, mientras se reducen los picos de azúcar en la sangre y, en algunos casos, hasta pueden lograr la remisión de la diabetes tipo 2.

Entienda el “Big Data”. “Big Data” es una frase de moda para la información que sólo tiene sentido si los empleadores pueden entenderla y aplicarla. Con ese fin, los empleadores pueden ahora tener acceso importante a recursos en línea que permitan a los administradores analizar y dar sentido a los datos de salud, contabilizando las reclamaciones médicas agregadas, de prescripción y especialidades, la demografía y la información clínica y de bienestar. Esto puede proporcionar una hoja de ruta basada en el análisis para ayudar a los empleadores a implementar programas personalizados de gestión clínica y participación de los empleados, que pueden ayudar a mejorar los resultados de salud, mitigar los gastos y ayudar a los empleados a hacerse cargo de su salud. Asimismo, se están utilizando análisis predictivos para ayudar a abordar los determinantes sociales de la salud, como el acceso a alimentos nutritivos y viviendas asequibles. Ya que estudios sugieren que varias barreras sociales afectan hasta al 80% de la salud de una persona, algunos empleadores están invirtiendo en programas que utilizan datos para identificar proactivamente a las personas con estos problemas y luego conectarlas con recursos comunitarios para obtener apoyo.

Combine beneficios. Si bien muchas personas pueden centrarse en la cobertura médica durante la inscripción abierta, es importante que los empleados eviten pasar por alto los beneficios especiales como beneficios de visión, dentales, auditivos y de protección contra accidentes. De hecho, una reciente encuesta de UnitedHealthcare encontró que el 81% de los encuestados dijeron que tener acceso a beneficios especiales es «importante.» Además, las empresas que combinan la cobertura médica con los beneficios especiales a través de una sola compañía de atención medica pueden ser capaces de aprovechar los datos para ayudar a mejorar los resultados de salud, marcar brechas en la atención, impulsar la productividad y reducir costos1. Algunos programas de «paquete y ahorro» permiten a los empleadores ahorrar hasta un 4% en primas médicas gracias a mejores resultados de salud y simplificación operativa.

Al considerar estos consejos, los empleadores pueden usar la tecnología para ayudar a aumentar la retención y satisfacción de los empleados, mientras construyen una cultura de bienestar durante el COVID-19 y a futuro.

1  Revisión del impacto del enfoque integrado de UnitedHealthcare en los clientes Key y National Account, 2018

 

 

 

Dejar respuesta