Preserve la seguridad de los niños este verano

Preserve la seguridad de los niños este verano

Las altas temperaturas presentan oportunidades para que los niños disfruten al aire libre. Tome medidas para que estén seguros y sanos, tanto adentro como afuera

Infórmese sobre la seguridad del agua

Nadar, entre otras actividades acuáticas, es una excelente manera de hacer actividad física y de obtener los que se necesitan para llevar una vida saludable. Aproveche al máximo estas actividades y ayude a que todos estén seguros y sanos a la vez.

  • Los padres y las personas a cargo del cuidado de los niños cumplen un rol fundamental cuando se trata Cuando los niños están en el agua o por ahí cerca, esté muy atento a ellos en todo momento.
  • Ayude a prevenir; es decir, aquellas enfermedades que son desencadenadas por gérmenes y productos químicos presentes en el agua en que nadamos. Evite que los niños orinen, defequen, suden y dejen basura en el agua. Lleve a los niños al baño con frecuencia y revise los pañales cada una hora, y cámbielos en el baño o en un área adecuada para eso, no al costado de la piscina, para evitar que los gérmenes lleguen al agua.
  • Como medida de seguridad, use un chaleco salvavidas cuando salga a navegar, ya que, si está bien puesto, puede prevenir la muerte por inmersión. Por eso, todas las personas a bordo deben llevarlo puesto en todo momento.

 

Disfrute del sol con cuidado

Solo algunas quemaduras de sol graves pueden aumentar el riesgo del niño de tener cáncer de piel cuando sea grande. Los adultos y los niños deben protegerse de los rayos ultravioletas (UV, en inglés) siempre que estén al aire libre.

Busque una sombra cuando sea necesario. Los rayos UV son más potentes y más nocivos alrededor del mediodía, por eso, lo mejor es organizar actividades bajo techo para ese momento. Si no es posible, busque la sombra de un árbol, una sombrilla o una carpa plegable.

  • Siempre que pueda, use camisetas de mangas largas y pantalones y faldas largas para protegerse de los rayos UV.
  • Use un sombrero que proteja el rostro, el cuero cabelludo, las orejas y el cuello. Si su hijo opta por una gorra de béisbol, no olvide colocarle protector solar en las áreas expuestas.
  • Use gafas de sol. Protegen los ojos de su hijo de los rayos UV, los cuales pueden ocasionarle cataratas cuando sea más grande.
  • Aplique un protector solar que tenga factor de protección solar (FPS) 15, como mínimo, cada vez que el niño sale afuera. Para mayor protección, aplique una buena cantidad de protector solar 30 minutos antes de salir al aire libre. No se olvide de proteger las orejas, la nariz, los labios y el empeine de los pies.

 

Tome medidas de seguridad en el hogar, el trabajo y la escuela

Si bien las lesiones son la principal causa de muerte entre los niños menores de 19 años, la mayoría se puede prevenir.*

 

Más información sobre la salud

Los CDC cuentan con más recursos para que los niños se informen sobre temas que afectan su salud.

¡Ayúdese, y ayude a sus seres queridos y a otras personas a disfrutar de un verano con salud y seguridad!

 

Share