PORQUÉ ES IMPORTANTE IDENTIFICAR A UN NIÑO CON PROBLEMAS DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD A LA MAYOR BREVEDAD

PORQUÉ ES IMPORTANTE IDENTIFICAR A UN NIÑO CON PROBLEMAS DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD A LA MAYOR BREVEDAD

El diagnóstico de un problema que pudiera tener un niño es bien importante realizarlo a la mayor temprana edad posible. Si bien ya está establecido que cada diagnóstico tiene una edad ya establecida en el Manual De Diagnósticos y Desórdenes Mentales de la Academia de Psiquiatría de los Estados Unidos, esto no significa que dejemos pasar el tiempo para evaluar y tratar el problema.

Las primeras personas que se percatan que hay algo que no está funcionando bien en sus hijos, son los padres. Es muy común que los padres piensen que estas conductas son normales en el niño (a) y que el tiempo lo arreglará; es el mayor error que los padres cometen. El Síndrome de Negación es el que mayormente predomina en el pensamiento de los padres. El propósito de este escrito no es mencionar información de síntomas y tratamiento de este problema, ya que existen innumerables escritos en el Internet sobre este particular. Más bien, me dirijo a los padres de los niños para concientizarlos a que estén alerta y que a tiempo procedan a evaluar y tratar el problema.

Esta es una de las condiciones en que el tiempo es clave e importante. A la mayor rapidez se evalúe, diagnostique y trate el problema, más positivo y exitoso serán los resultados de estas intervenciones en la problemática de los niños.

La Condición de Problemas de Atención e Hiperactividad es una de las menos entendidas y confundidas en el campo de la Psicología. Es bien conocido que los niños en su temprana edad presentan una conducta bien activa y con muchas de las características que tienen las condiciones necesarias para llegar al diagnóstico apropiado pero, no todos ellos llenan los requisitos necesarios para dicho diagnóstico. Para llegar a este fin, el niño debe presentar unas conductas específicas, inconfundibles y que deben manifestarse en todos los ambientes donde se despliega el niño. Ósea, las conductas deben ser constantes, inconfundibles y manifestándose en la mayoría de los lugares donde acude el niño.

En muchas ocasiones el niño presenta las conductas pero solo en uno o dos de los ambientes donde se presenta el niño y esta situación puede deberse a ciertos estímulos que están presente en estos lugares que hacen que el niño (a) presente estas conductas y no es debido a que tiene la condición de Desorden de Atención con Hiperactividad.

Por esa razón es necesario que los padres lleven a sus hijos a los profesionales de la salud mental para realizar una evaluación apropiada. Los profesionales que están preparados para realizar dichas pruebas son los Psicólogos Escolares, Clínicas y Psiquiatras de niños. Para llegar a este diagnóstico es necesario que se realicen con las pruebas pre-establecidas para ello y no se puede llegar a este diagnóstico en una simple cita de un día.

Llevar al niño a un profesional no preparado debidamente y que no tenga la experiencia apropiada, puede ser perjudicial para el futuro del niño. Someter a un niño a un tratamiento que haya sido erróneamente diagnosticado puede afectar la vida emocional de este niño y más afectaría su vida y ejecución académica en su vida escolar.

De igual manera, no darle el tratamiento adecuado, si la evaluación es errónea, los resultados serían igual a lo anterior. Por esta razón mi escrito hoy va hacia el conocimiento de los padres.
Sobre los procedimientos que deben seguir para poder llevar a su hijo (a) en un proceso adecuado de sospechar que estos pudieran presentar una condición de ADD con o sin hiperactividad.

Primeramente esta condición solo se puede presentar como un problema de atención únicamente sin la necesidad que el niño muestre conductas hiperactivas, no obstante los procesos de evaluación y los pasos a seguir son muy similares.

En segundo lugar; el padre debe llevar al niño (a) a un profesional con las cualificaciones necesarias para llegar a este diagnóstico. Es importante indicar que será necesario más de una cita para llegar a realizar una evaluación con mayor corrección.

Tercero: en muchas ocasiones el evaluador necesitará referir al paciente a otros profesionales o especialistas con el fin de descartar cualquier otra condición. Por ejemplo; se podría enviar a una evaluación neurológica con un Neurólogo-Pediátrico si el evaluador encuentra indicadores neurológicos en su evaluación.

El cuarto paso es que el profesional verifique que esta conducta se manifieste con la mayoría de los ambientes donde se presenta el paciente, como por ejemplo; la escuela, lugares donde practique algún deporte, etc.,

Y, finalmente la evaluación ya completada debe ser discutida con los padres y que el profesional desarrolle un plan de trabajo para tratar las condiciones encontradas en la evaluación.
Recuerden padres: si usted tiene una preocupación de que su hijo (a) presenta la condición ya discutida, puede dejarse llevar de los simples pasos que le hemos presentado para asegurar el éxito académico y emocional de sus hijos.

Dr. Miguel Cruz López A. B. M. P.
Psicólogo Clínico
Edificio La Palma
Suite 4-D
Mayaguez, P. R.
Tel: (787) 832-0881

Share