“EL GOLF GENERA PASIÓN”: DAVID CHOCARRO

Una vez que comienzas no quieres soltarlo jamás

0
9936

 

Los latinos no son ajenos al golf, cada día crece más el número de simpatizantes. Un deporte que ha dejado de ser solamente para algunos, creciendo a pasos agigantados tanto en Estados Unidos como en Latinoamérica. A pesar de que ésta última todavía se encuentra lejos de la cantidad de aficionados que lo practican en Estados Unidos.

Curiosos por el crecimiento acelerado que está alcanzando el golf entre los latinos en Estados Unidos conversamos con David Chocarro, deportista, actor, modelo y ex jugador de béisbol profesional argentino.

 

David traje

Para muchos televidentes la imagen del actor es familiar en las novelas de la Cadena Telemundo catalogándolo como uno de los galanes preferidos de la pantalla chica en Estados Unidos y Latinoamérica. Pero muchos desconocen el gran amor que David siente por los deportes y por la actuación. Disciplinas que lo han llevado alcanzar el éxito.

 

Cuenta que su madre, profesora de softball y su padre, profesor de teatro, director, compositor y músico, despertaron su entusiasmo a ambas profesiones desde pequeño. Recuerda que a la edad de 10 años luego de realizar sus tareas escolares coordinaba actividades para ambas. En la actualidad práctica el softball, baseball, tennis, paddle tennis y claro el golf, uno de sus favoritos.

 

¨ ¡Amo los deportes en general! Practico tres y cuatro veces a la semana, cuando tengo que grabar alguna novela se me hace un poco más complicado¨.

 

“Cuando comencé a jugar golf, hace bastantes años, iba con el pensamiento de que era ¨deporte de viejo¨ según comentarios de la gente. Pero…cuando por primera vez tomé el palo de golf y le pegué a la pelotita, fue una sensación indescriptible. Solamente fue probarlo para no querer soltarlo jamás¨, comenta el admirador de Tiger Woods.

 

-¿Qué se siente al entrar por primera vez a una cancha de golf?
Una vez que vas aprendiendo técnicamente, (que es lo más importante), cuando entras por vez primera son muchos los factores que te conectan. No solamente el deporte como tal por lo competitivo, sino por el desafío personal que eso significa. Más que estar jugando con otros jugadores, compites con el campo, con la cancha, no con otras personas. Una sensación absolutamente nueva, extremadamente placentera porque todos los campos de golf del mundo son lugares paradisíacos y hermosos donde disfruta tanto de la naturaleza, como de su fauna, es el momento mágico en que uno se desconecta completamente.

 

-¿Tu primera experiencia en el golf?
Podría catalogarlo como deporte adictivo porque tal es la pasión que se siente por jugar que cuando comencé, me agarró de tal grado el entusiasmo, que iba todos los días a jugar desde la salida del sol hasta las tres de la tarde. A la única persona que le respondía el teléfono era a mi esposa Caro, tanto que pensé dedicarme profesionalmente a ese deporte.

Es algo que te llena sobremanera, puedes jugar con personas de diferentes nacionalidades, sexo, criterios, no hay un estereotipo para ser buen jugador. Se juega con hándicap, (la marca promedio que tiene cada jugador) dependiendo del nivel de juego que tengas, y eso ya te da cierta ventaja justamente para emparejar los niveles, de esa manera juegas con todos. ¡Es una genialidad el golf!

 

-¿Es un deporte popular entre los latinos de Estados Unidos?
Quizás no parezca popular, pero es mucho más de lo que se piensa. ¡Si vieras la cantidad de latinos que juegan golf! Creo que esa opinión tiene que ver con el tamaño porque el campo de golf es tan inmenso que quizás uno no tiene idea de la gente que se encuentra jugando en la misma cancha. De hecho, para separar un turno hay que hacerlo con mucha anticipación. Evidentemente sigue siendo negocio porque hay muchísimos campos de golf.

 

 

-¿Qué se podría hacer para atraer a la nueva generación a practicarlo?
Creo que tiene que ver con no estar en contexto con el golf. Es algo muy interesante que ocurre con cualquier cosa en la vida; porque a partir de tomar una decisión empiezas a prestar atención y con el golf pasa lo mismo. Cuando te envuelves, comienzas a ver campos de golf por todos lados, revistas, portales, todos jugando el deporte. Es como cuando compras un carro que nadie tiene y de momento comienzas a verlo por todos lados.

Hay que acercarte a ese mundo del deporte para darte cuenta que está lleno de niños, obviamente son muy habilidosos, tienen la elasticidad además de ser una esponja, les parece más simples que para uno mismo.

 

-Para muchos el golf está catalogado como un deporte de élite y costoso.
Hoy en día se puede decir que no es un deporte caro y que todos pueden jugarlo. Lo del costo es un mito, hay muchos recursos, diferentes canchas, lugares más económicos y accesibles, ofertas, es cuestión de arreglártelas. Después que compras los elementos necesarios puedes jugar con ellos toda la vida.

 

-¿Con quién juegas más a menudo?
Más de una vez me he ido solo, porque en realidad cuando se crea un grupo no son más de cuatro y en ocasiones hasta de dos o tres individuos que no nos conocemos. Otras veces con amigos o con mi mejor amigo que vive en Australia.

 

-¿Juegas con personas que no conoces?
Eso pasa en muchas disciplinas de deportes, es un beneficio que tenemos los hombres de conectarnos a través del deporte aunque no conozcamos a nadie, a los cinco minutos parece que nos conocemos de toda la vida.

 

 

-¿Juega golf tu esposa Carolina?
Caro intentó, pero es curioso, tiene mucha facilidad en darle a la pelotita. Poderle dar bien a la pelotita no es fácil y ella no tuvo ningún inconveniente en eso. Sin embargo se aburrió, ella es más del baile, de crear.

 

-¿Qué es lo peor del golf?
Definitivamente este deporte genera una pasión que te desconecta del mundo, donde lo más importante para uno es irse a jugar.

 

-¿Tiene etiqueta profesional el golf?
Si y bastante. Hay que seguir cierto protocolo. Cuando estaba recién comenzando me sacaron de un Club. Como siempre acudía con amigos que me sugerían usara pantalón largo sin explicarme el motivo, no le puse mucha atención. Un día me fui a practicar en pantalones súper cortos, tennis y camisa sin manga, en la puerta no me dejaron entrar, fue en ese momento que entendí la exigencia de la vestimenta. Solo tienes que usar camiseta con cuello, pantalón deportivo, zapatos de golf y esa será la indumentaria para siempre.

 

-¿El primer consejo que darías a alguien que comienza?
Tomar clases, parece simple pero es muy complejo. La forma de disfrutarlo primero es tomarse unas clasecitas para por lo menos poder tirar la bola hacia delante porque si no, se va a cualquier parte y eso es frustrante. Después que aprendes es una sensación única.
EP/

Compartir
Artículo anteriorEl tequila es famoso en todo el mundo
Artículo siguientePuertorriqueños enfrentan retos sociopolíticos en Jersey City
Estela Perez
Periodista puertorriqueña radicada en Estados Unidos con más de 30 años de experiencia. Ex editora de espectáculos del desaparecido periódico HOY de Nueva York. Directora de promociones/relaciones públicas de WKDM Radio en N.Y. Directora del Departamento de Comunicaciones del Congreso Boricua de New Jersey.