DOÑA ISABEL ES BOMBA Y PLENA!!!

0
9931

El 20mo Festival de Bomba y Plena de Mayagüez fue dedicado a la Elizabeth García Quiñones, mejor conocida como Doña Isabel. La Comisión de Bomba y Plena junto a Los Hijos del Club Mayagüezano escogieron a esta ilustre mujer por su contribución y apoyo a la música de Bomba. Nadie como ella para dar a conocer la historia de los comienzos de la bomba en Mayagüez y la manera correcta de bailarla. Conocimientos que dejará establecido como legado en un libro.

Platicar con Isabel García es adquirir grandes conocimientos y sabiduría. Es una enciclopedia con sus conocimientos sobre cultura e historia. Con ella se quedan miles de historias más para contar.

Elizabeth García Quiñones, mejor conocida como Doña Isabel o Chavela, nació el 13 de julio de 1939, lleva la danza en la sangre y el corazón. Mujer con una historia de superación orgullosa de su raza negra al igual que de sus raíces. Cómo no iba a llevar ese sabor criollo de la música de su país, si es hermana de Monse García, primer plenero que tocó plena en el famoso Palladium de Nueva York con el grupo “Monse García y sus Pleneros” y nieta de Dona Asunción Caballery Montañez, (Mamá Tontón), la matriarca de la Bomba.

Sus grados primarios los cursó en su pueblo, los secundarios en el estado de Nueva York y superiores en su tierra natal, graduándose de enfermería, ejerciendo la profesión por 46 años. Entre los muchos niños que ayudó a traer al mundo, se encuentra el actual alcalde de Mayagüez, honorable José Guillermo Rodríguez.

Pero para Isabel su motivación a seguir superándose la llevó a continuar estudiando, recibiéndose de maestra de niños, profesión que ejerció por 38 años en diferentes planteles. Obtuvo un Bachillerato en Artes de la Universidad Interamericana de San Germán. Se inicia en la sonoridad Alpha Psi Gamma hasta ocupar el puesto de canciller; actualmente posee el puesto de vice-canciller. Perteneció a la sonoridad Internacional Honoraria de Educadoras Alpha Delta Kappa, Capítulo Mu.

Organiza la Tropa de Niñas Escuchas y el Club Juvenil de la Cruz Roja. Socia del Club Exchange. Obtiene un Certificado como Maestro Mentor de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico Recinto de Ponce y Certificado como Maestro Cooperador. Fue elegida Presidente del Comité de Supervisión y Auditoría por la Junta de la Cooperativa de Ahorro y Crédito de Mayagüez durante 9 años.

“En la música de Bomba tradicionalmente el percusionista intenta seguir los pasos improvisados del bailador”, asegura Isabel al comentarnos sobre aquellos inicios de la Bomba mayagüezana en la casa de su abuela mama Tontón, quien falleció a los 107 años.

¿De dónde es la música de Bomba?
La Bomba es de Mayagüez y se inició en el antiguo barrio ‘’Dulce Coco”. Donde ahora es el Boulevard. Que digan lo que quieran decir los demás pero la Bomba y la Plena son de Mayagüez. Los Cepeda son originarios de Mayagüez que, luego emigraron a otros pueblos. El Sr. Reyes Mangual, otro de los músicos autóctono, también emigró para San Juan a igual que otros para Ponce.

¿Quién la inició?
Se inició con mi abuela Asunción Caballery Montañez- “la matriarca de la bomba”. Le decíamos ‘’Mamá Tontón” porque la primera nieta la llamó así hasta que murió. Los muchachos eran locos con ella. ¡Bailaba más lindo esa bomba…!

¿Cómo fue ese inicio del baile de bomba?
Yo tenía un tío que se llamaba Candito, era músico y tocaba en el grupo ‘’Blancos y Negros”. Trabajaba como muchos otros, en talleres, el taller de Mamery que pertenecía a un árabe que tenía una fábrica en el barrio Barcelona, igual que don José Gitany.

Se trabajaba en la industria de la aguja, otros eran amas de llaves, usaban planchas de carbón; se reunían a tocar bomba y plena. De hecho, tengo una plancha de carbón que era de mi mamá y el pilón de piedra de mover las especies, herencia de la mamá de mi abuela mamá Tontón.

Tenía una tía que era bien alta y prieta con unos ojos que le cambiaban, le decían ‘’ojos de cangrejo’’. Ella le tenía miedo a los españoles porque eran bien malos; iban con sus caballos a las casas que eran chozas y le decían al hombre: ‘’fulano, salga de ahí que me voy a vivir con su mujer”, o ‘’me voy a llevar a su hija”.

Los sábados ellos atendían a sus niños, hacían sus cosas y de mediodía para abajo uno decía: ‘’vamos a tocar un fondito ahí… yo traje el barril…‘’ y empezaban a cantar y a bailar. Como no había luz, se alumbraban con quinqué y a las siete de la noche todo el mundo se recogía para sus casas. Eso fue una época, porque cuando vivían en Cristy se quedaban a dormir hasta en el piso pero de una manera sana.

Si querían bautizar a un niño, mataban a un pato, gallina o cerdo, lo cocinaban y armaban la fiesta a son de bomba. Los de Ponce traían ‘’guanimes’’ (harina de maíz en hojas de guineo) y otras cosas para compartir. Mi abuela tenía una mano para cocinar muy rica.

¿Cómo se vestían?
Los vestidos eran trajes, no eran faldas y chaquetas. Sus enaguas eran bien elaboradas y con refajo. No vaporosas como ahora. Los hombres se ponían chalina, (corbata) y gabán. Donde está el barrio Sábalos: todo eso era caña y guayaba y le llamaban ‘’ El Guayabal”, ‘’La Carolina‘’. Si iban para una competencia en Ponce se ponían lo mejor que tenían. ‘’Había una época que las guaguas, (autobús) eran ‘’las pisi corre’’ que las puertas eran en madera, se alquilaban dos o tres: en una iban los barriles de tocar la bomba, en otra las mujeres, en otra los hombres para ir al Al Tuque de Ponce y en Puente Jobos; íbamos a Guayama, Santa Isabel, Peñuelas, a bailar con los de Ponce y se hacían competencias.

¿Es verdad que la bomba salió de la respuesta de los esclavos al maltrato del mayoral?
No, eso no es verdad. La Bomba es un instrumento como el cuatro. ¿De dónde salió el cuatro? Del jíbaro. Cuando el viernes terminaba la tarea de cortar caña, cogían a los hijos, les enseñaban a tocar cuatro y a cantar décimas. Pues nosotros los negritos, teníamos la bomba. Puede ser descendencia de los africanos que vinieron porque ellos trajeron mucho de su cultura. Yo tenía un tío que se llamaba Castor, que era loco conmigo, tenía una hacienda y allí hacía bailes familiares donde se bailaba Bomba.

¿Por qué el nombre de Bomba?
Porque es un instrumento, su verdadero nombre es ‘’tocadores de barriles para la bomba”. Y también para la plena que ahora le dicen ‘’Panderos’’ y en Mayagüez eran ‘’Panderetas”. Así mismo enterraban a los muertos a son de música de la bomba o a son de pandereta limpia.

¿Cómo es que se hacen los barriles para la bomba?
Venían los barcos mercantes con mercancía que traía el bacalao, los mariscos, patas de cerdo, carne vieja (carne de tasajo) en esos barriles con sal en grano. Don Primitivo Grau fue famoso porque en Guayanilla se pulía la sal. Cogían ese barril: lo lavaban y sacaban el cuero para ponerlo arriba. Se le ponía pintura oscura o clara. Usaban soga, se prensaba el cuero, lo ponían en la candela y le daban calor y calor para que se estirara ese cuero. Eso se llama percusión.

¿Qué se usa para tocar la Bomba?
Dos barriles y un tocador de palillos al que ahora llaman ’’Cuá,’’ son tres instrumentos musicales de percusión. Mayagüez tenía buenos tocadores de Bomba: los Ithier, los Soler, Crivillé, Don Fano Bonilla, y Don Demetrio Francisquini. ¡Tremendos baluartes de la Bomba!

¿Cómo se baila la bomba?
Se baila siempre en pareja. El hombre caballerosamente escolta a la dama para que baile, ella saluda en forma de reverencia al primo subidor (el que toca el barril fuerte) y cuando termina de bailar, el caballero entra a bailar, saluda al primo, luego regresa a buscarla, bailan juntos y se despiden. A veces el hombre toma un pañuelo blanco en la boca o en la mano para moverlo al ritmo del barril, también se le pone un peso al primo. La bailan con elegancia porque la bomba es un baile elegante.

¿Qué es el primo subidor?
Es el que toca el barril más fuerte. Se le brinda una reverencia al entrar a bailar y otra al salir. Antes eso sólo lo hacía el hombre, ahora veo que hay muchas mujeres que lo hacen también.

¿Lo más importante al bailar la bomba?
Como tú la ejecutes, el agradecimiento que se le da a Dios, la alegría. Porque en la época de abuela no podía ir uno a un baile en el Casino, eso era de blancos, de ricos; había mucha diferencia, tú sabes… Y el jíbaro tenía su música de aguinaldo y los negros tenían también su fiesta. Existía una división de clases y los blancos se reían, hasta que poco a poco los blancos se fueron acercando también a bailar.
Había un señor que se llamaba Nino Pérez, blanco, de ojos verdes y jugador de gallos que bailaba una bomba de respeto, que impactaba.

En Mayagüez había tres blancos que la bailaban, otro que tenía una funeraria, que también bailaba bomba. Ese llevaba al muerto a enterrar en coche, todo el mundo le tenía miedo. Cuando la gente se moría con los ojos abiertos, se le cerraban con el esperma de una vela. Como antes los muertos no se embalsamaban, se velaban en las casas con un bloque de hielo en una palangana debajo.

¿Cómo era la economía en ese tiempo?
La gente trabajaba en fábricas, había siempre mucho taller, la gente cosía ropa, se limpiaban zapatos… habían muchos friquitines donde se vendían pan caliente, pescado, hielo, mucho cochifrito, bacalaítos, buñuelos y la ubre de la vaca con sal para los que bebían poder bajar la dosis. Jajaa!!!… En cada esquina existía un friquitín de esos… Mayagüez era bien alegre, había trabajo y venían de otros pueblos a buscar trabajo. Todos trabajaban contentos y no se pasaba hambre. El que no lo hacía era por vago. Había mucha pieza de sembrado de caña para la Central azucarera de los Bravos. Se hacían las orillas (de pañuelos), guantes y se llevaban a los talleres.

¿Es verdad que Mayagüez es la Capital del Arte y la Cultura?
Sí. De aquí han salido demasiada gente talentosa, muchos artistas. Siempre ha sido un pueblo tranquilo. Había un tren que llegaba hasta San Juan en el cual yo me monté. Donde hoy se encuentra el Centro Cultural Baudilio Vega, (nombre adquirido de quien era el alcalde de ese tiempo), es donde ahora está ubicada la Escuela Municipal de Bomba de Mayagüez, y que antes era la Estación de Bomberos de apagar fuego. En el intercambio cultural al final de las Fiestas Patronales, víspera de la Virgen de la Candelaria, Baudillo Vega tenía la costumbre de traer desde Ponce a los bailadores a bailar Bomba a Mayagüez.

¿Hay unos ritmos específicos de bomba?
Sí, el Yubá y Cuembé por ejemplo; son originales de aquí. Está el Sicá, Holandés, Guembé, Cuembé, Gracimá y Danué.

¿Cuáles son las reglas para bailar bomba?
Que tú sepas el ritmo, el ritmo se sigue con el pie, el primo tiene que estar observando, eso de mover los hombros no, eso no es rumba. La Bomba Mayagüezana es mucho más comedida y elegante donde los piquetes se marcan con los pies y la falda vuela de los hombros hacia abajo; es una Bomba fina. La Bomba fina es la que bailo yo: saludar a los barriles, bailar y luego la pareja lleva a uno a su sitio.

Su historia es de superación constante; para ese tiempo debió ser difícil estudiar y trabajar, ¿verdad?
Sí, fue difícil pero tuve la aprobación de mi santa madre y de mi santo hermano que me motivaron a superarme a seguir estudiando. Siempre me encantó estudiar.

¿Usted ayudó a traer al mundo al alcalde José Guillermo Rodríguez; dónde nació?
Sí, yo ayudé a traer al mundo a muchos niños. El nació en La Clínica Ramírez que era en la Méndez Vigo. Mayagüez era un pueblo de ricos en ese tiempo. Ahora es una casa y ‘’Guillito’’ la compró, va a hacer allí una Biblioteca Caribeña. Más abajo está La Casa de la madre de Pablo Casals, que era catalán pero se casó con una puertorriqueña.

¿Llegó a experimentar el racismo?
Sí, no lo experimenté pero lo observé. Como mi mamá me tenía como la puerca de Juan Bobo (bien vestida y elegante) no tuve problemas. En enfermería lo observé también. Siempre he vivido orgullosa de mi raza negra. El que no quería a mi mamá no me quería a mí pero, todo el mundo era loco con mi mamá, hasta los médicos.

¿Cómo compara la bomba de antes con la de ahora?
Ahora quieren cambiarla; de ser una cosa cultural a algo moderno. Tú no puedes cambiar un aguinaldo ni la música de violín. Ahora le ponen música de rock, rap, reguetón y ritmos modernos.
Bastante que se sacrificaron esa gente por la Bomba. Las mujeres se tiran encima de los barriles, mueven los hombros de manera brusca y dan vueltas para que la falda se forme como mariposa o como un arcoíris, no es la manera correcta. Eso es lo que le enseñan a los niños y jóvenes hoy día, eso no es así. ¡La Bomba es Bomba y punto!

¿Cómo era el ‘’Belén’’ o ‘’Baquiné”?
Belén era para los adultos y se les cantaba en francés o en creole, holandés y patuá. El baquiné era cuando moría un niño. Como a los muertos se les velaba en la casa y se les despedía con música de Bomba.

Compartir
Artículo anteriorCÓCTELES PARA CELEBRAR
Artículo siguienteBeneficios de tomar Tequila
Sylvia Castillo
Estudió Artes, Humanidades, Actuación y Trabajo Social. Escribe historias, cuentos, canciones, poesías y libretos de obras de teatro. Es asistente médica, actriz, escritora, hace labor cívica con un grupo de damas de Nombre "Damecavi," labora en WPRA radio en la sección: "La Mujer Opina" y es periodista del Periódico Ahora News desde el año 2013.