Crisis en Venezuela: atraca en La Guaira buque hospital de China para brindar servicios de salud

0
436

Un barco hospital de China atracó en el puerto de La Guaira, Venezuela, donde estará brindando atención médica gratis durante una semana.

El ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, fue hasta el puerto para recibir a la tripulación china del buque Arca de la Paz.

Padrino López dijo que la misión de buena voluntad fue acordada por el presidente Nicolás Maduro durante su visita a Pekín, la semana pasada.

En ese viaje, Venezuela acordó a incrementar sus exportaciones de petróleo al gigante asiático, quien es uno de los principales acreedores del gobierno de Caracas.

La crisis económica de Venezuela ha generado severa escasez de alimentos y medicinas y el colapso de servicios públicos.

La oposición declaró que la presencia del barco hospital chino en Venezuela demuestra la extensión de la crisis humanitaria en ese país.

“Diplomacia verdadera”

Padrino López agradeció el gesto de amistad, señalando que ambos países se beneficiarían.

El buque hospital cuenta con cinco áreas médicas principales, ocho quirófanos higiénicos y 300 camas de hospital, además se encuentra equipado con 2.666 dispositivos médicos de 249 tipos.

La embarcación que llegó hoy, dijo Padrino López, será para un “intercambio de saberes” en el área de la salud y va a estar atendiendo toda esta semana a “pacientes de todas las nacionalidades”.

El ministro señaló que el buque “ha pasado por más de 40 países” y que de Venezuela partirá hacia El Caribe y Suramérica.

“(Así es) la construcción de relaciones verdaderamente diplomáticas”, añadió el ministro.

El gobierno de Venezuela acusa a un boicot internacional liderado por Estados Unidos de la crisis económica que atraviesa.

El viernes, el secretario de Estado Mike Pompeo anticipó que en los “próximos días” revelaría una serie de acciones contra el liderazgo venezolano.

Por su parte, el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha tildado al presidente Maduro de dictador y acusado a ese gobierno de detener ilegalmente, golpear y asesinar a activistas de la oposición.

Cientos de miles de personas han abandonado el país sudamericano en el último año, a medida que empeora la crisis.

Según Naciones Unidas, 2,3 millones de personas salieron de Venezuela entre 2014 y junio de 2018.

Maduro viajó a China la semana pasada, en busca de apoyo para reconstruir la economía venezolana.

Según Maduro, los dos gobiernos firmaron 28 acuerdos de comercio e inversión.

Venezuela anunció que aumentaría sus exportaciones de crudo a un millón de barriles diarios.

Ambos países también acordaron una inversión de US$5.000 millones para reforzar la achacada industria petrolera de Venezuela.

No obstante, Pekín no emitió una declaración pública de que había consentido a suministrar nuevos fondos al gobierno de Maduro.