Un Dia en Roma

Siguiendo los pasos de Audrey Hepburn en la película “Roman Holiday”

0
222

Según el dicho, “cuando en Roma, haz como los romanos,” pero nosotros queríamos hacer durante nuestra visita esta primavera lo que Audrey Hepburn y Gregory Peck hicieron en la Ciudad Eterna.

Foto cortesia de Paramount Pictures

Y seguirles los pasos a ellos, utilizando la película clásica de 1953 de Paramount Pictures, “Roman Holiday,” (Vacación en Roma) como guía, fue uno de los días más memorables de una travesía por el Mediterráneo.  Este filme le ganó el Oscar a Audrey Hepburn, y se podría decir que la Ciudad Eterna también tuvo un papel estelar en la película que trata del día de libertad de su rutina real que la Princesa Ana (Audrey) disfrutó con un periodista, Joe Bradley (Peck). Optamos por una excursión opcional de nuestro barco, el Prinsendam de Holland America, que visitaba los sitios de filmación de la película.

Filmada por completo en Roma, la película sigue a la princesa en su día de ocio disfrutando de placeres comunes cotidianos que les están prohibidos a miembros de la realeza, como sentarse en un café al aire libre e ir de compras en tiendas y “divertirse y disfrutar de un momento de emoción,” como ella misma dijo en la película.

Fuente de Trevi,

Una de las primeras paradas de la Princesa Ana fue en la Fuente de Trevi, y nosotros hicimos igual. Después de contemplar la magnífica fuente por unos momentos, famosa mundialmente por otra película “Tres monedas en la fuente,” una comedia romántica clásica de 1954 de 20th Century Fox sobre tres mujeres que buscan amor en Roma con la actuación de Clifton Webb, Dorothy McGuire, Jean Peters, Louis Jourdan, Rossano Brazzi y Maggie McNamara, la princesa ve una barbería cercana y entra a cortarse el pelo –para que sea más difícil que la reconozcan. La Fuente de Trevi data del Siglo XVIII y fue una creación de Nicola Salvi. Es la fuente barroca mayor de Roma con dimensiones de 86 pies por 161 pies y posiblemente no sólo la más famosa de Roma, sino la más famosa del mundo entero. Creada con piedra de travertino, cuenta con una sinfonía de esculturas incluyendo personajes míticos como Oceanus y tritones.

De “Tres monedas en la fuente” surgió la tradición de lanzar una moneda a la fuente para “garantizar” un regreso a Roma. La princesa no lanzó una moneda pero nosotros sí lo hicimos por si acaso, lanzando según la tradición con la mano derecha sobre el hombro izquierdo. Muchos otros visitantes hacen igual ya que Caritas, una organización benéfica católica reporta que $1.5 millones en monedas se recogieron en el 2016.

Foto cortesia de Paramount Pictures

Otra de las paradas de la princesa en su día de ocio fue en la bella escalinata de Spanish Steps, con 135 escalones que datan de 1723-25, en el lado de una colina, con la Plaza de España en la base con la Fuente de la Barca de Pietro Bernini y Gian Carlo Bernini, y la Plaza Trinidad del Monte e Iglesia Trinidad del Monte en la cima. Aquí es donde el periodista Bradley, quien ha estado siguiendo a la princesa y sabe que ella está de incognito, se topa con ella “accidentalmente.” En esta gloriosa escalinata la princesa disfruta de un helado que compra de un vendedor callejero en la plaza.

Durante nuestra visita la escalinata estaba bordeada de flores primaverales pero no había heladero. Sin embargo tendríamos oportunidad de disfrutar de un helado más tarde. Cerca de los Spanish Steps, por cierto, se encuentra el Hotel Hassler, donde Audrey Hepburn se hospedaba con frecuencia y donde se le veía caminando con su perrito, Mr. Famous (Sr. Famoso).

Procedimos al Panteón, un templo construído en el Siglo II y dedicado a dioses romanos. Ahora es una iglesia católica y su interior está dominado por un Oculus (apertura en el techo) y cuenta con tumbas de gente ilustre incluyendo dos reyes de Italia y el pintor renacentista Raphael.

No pudimos imitar a la princesa y ordenar champán para el almuerzo en G. Rocca, ya que ese café no existe ya, pero sí pudimos disfrutar de un delicioso helado de chocolate en un establecimiento cercano, Fiocco di Neve Gelateria, Via del Pantheon 51.

De aquí fuimos al Palazzo Brancaccio, Viale del Monte Oppio 7. Construído en el 1880, este opulento palacio está ubicado en un parque natural, con árboles centenarios y fuentes en el corazón de Roma. Es sitio popular para bodas y otros eventos y fue aquí que se filmaron escenas en el dormitorio de la princesa. El interior del palacio es una sinfonía de arte, antigüedades, arañas de luces, candelabros, techos dorados, mobiliarios y cortinas elegantes.

Almorzamos en el restaurante 4 Colonne, Via della Posta Vecchia 4, en una esquina de la Plaza Navona donde según reportes, a Audrey Hepburn le gustaba cenar durante la filmación de la película –al parecer le gustaban los cafés y restaurantes, en o cerca de la Plaza Navona –una plaza barroca con bellas fuentes. Nuestra favorita de las fuentes es La Fuente de los Cuatro Ríos diseñada por Gian Lorenzo Bernini en 1651, con cuatro esculturas que representan el Nilo, el Danubio, el Río de la Plata y el Ganges.

Después de almuerzo pasamos por el Coliseo y el Foro Romano. El Coliseo, construído en el 72-80, al este del Foro, fue escena de sangrientas batallas de gladiadores y es ahora ícono de Roma, con casi cuatro millones de visitantes cada año.

Otro gran punto de interés fue La Boca de la Verdad. Hasta el 1632, esta gran máscara de mármol estuvo en su propia plaza en Roma, y ahora está al costado de la Iglesia de Santa María en Cosmedin. La enorme máscara de 574-pies en diámetro, tiene huecos en los ojos y la boca, y los visitantes audaces ponen sus manos en la boca –la leyenda dice que la boca le comerá la mano a los que no dicen la verdad. Bradley lo hizo en la película, y en otra película, “Only You” (Sólo tu) Marisa Tomei y Robert Downing, Jr. también lo hicieron.

Otros sitios romanos que se ven en la película incluyen la Plaza de San Pedro con sus columnas de Bernini “abrazando” la piazza, y más prominentemente el Castillo San Ángel y el Puente San Ángel donde un baile tiene lugar en una barcaza decorada en el Tíber. La princesa había sido invitada al baile por el barbero que le cortó el pelo, y allí experimenta emociones cuando miembros del Servicio Secreto de su país la descubren y tratan de llevarla en contra de su voluntad al palacio y ella se une a la pelea que resulta usando una guitarra como arma.

En la conclusión del filme, la princesa Ana, ya regresada a sus obligaciones reales después de su breve romance con Bradley, da una conferencia de prensa en el Palacio Colonna, Via della Pilotta 17, una gloria del estilo barroco con columnas de mármol, arte y antigüedades. Un periodista le pregunta que cual fue su ciudad favorita en su gira incluyendo Londres, Ámsterdam, París y Roma, y después de comenzar la respuesta diplomática que todas fueron buenas, ella responde impulsivamente, “Roma. Sin dudas, Roma!” ¡Nosotros estamos completamente de acuerdo!

SI USTED VA – Nuestro día en Roma fue por medio de una excursión opcional llamada “Roman Holiday” de los barcos de Holland America Line. Visite www.hollandamerica.com.

 

Compartir
Artículo anteriorEL TIEMPO DE LOS MAGOS
Artículo siguienteCUERPOS DE PAREJA SECUESTRADA DE VUELTA A CASA
Georgina Cruz
Georgina Cruz es una escritora de notas de viaje que se publican en periódicos, revistas y portales de Internet en inglés y español. Nació en Cuba y reside con su esposo, Humberto Cruz, en Vero Beach, Florida. ha realizado mas de 200 cruceros y visitado los siete continentes y mas de 150 Naciones.