Trump no quiere más a 250 mil salvadoreños en EE.UU.

“Es una pesadilla para nosotros”, reclaman en protestas masivas

0
1540

En las redes sociales, las familias salvadoreñas no podían creer lo que leían ante sus ojos. “No será renovado el TPS”, por lo que cerca de 250 mil salvadoreños que viven y trabajan en los Estados Unidos desde el año 2001, están completamente atemorizados porque desde hoy enfrentan la deportación tras la decisión del presidente Trump de poner fin el Estatus de Protección Temporal (TPS).

Trump dice No a los salvadoreños.

La decisión de Trump en opinión de los líderes hispanos y los medios de comunicación, es considerada un fuerte ataque contra las comunidades de inmigrantes en la Unión Americana.

“La agencia responsable del Estatus de Protección Temporal, ha anunciado que TPS no será renovado para El Salvador. Se concede un período de gracia de 18 meses, hasta el 9 de septiembre de 2019”, se publicó a través de Twitter. El comunicado de prensa firmado por el Secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos Kirstien Nielsen, dice escuetamente: “Luego de un cuidadoso análisis de las condiciones del país y de consultar con las agencias pertinentes del gobierno estadounidense, se toma esta decisión por considerar que El Salvador ya no cumple con las condiciones para mantenerse bajo TPS”

La protección temporal, (TPS, por sus siglas en inglés), otorga a los salvadoreños permiso legal para vivir y trabajar en Estados Unidos y fue aprobada en 2001, después que dos devastadores terremotos azotaran El Salvador. ahora, los salvadoreños indocumentados están obligados a salir del país si no regularizan su situación migratoria.

El anuncio provocó protestas inmediatas frente a la Casa Blanca en Washington DC. Lo mismo que en Nueva York. Durante la conferencia de prensa, Urania Reyes, beneficiaria salvadoreña del estatus de protección temporal, hizo las siguientes declaraciones para los periodistas de Democracia Ahora. “Le rogamos a nuestro presidente Trump y al público, queremos que nos levantemos pidiendo nuestra legalización permanente, no temporal. Ya tenemos más de 20 años [aquí] y luego no nos dan ninguna legalización. Creo que somos personas honorables, elegibles, sacamos el trabajo que otras personas no quieren hacer. Ganamos muy poco. De ahí pagamos renta, impuestos, el colegio de los niños (bueno, de mis hijos, que tengo tres y están yendo a la escuela), y el día de hoy estoy muy triste porque nos quieren quitar el TPS”.

Según los medios de comunicación, la decisión afectará a alrededor de 200 mil hijos de padres salvadoreños beneficiarios del TPS. Estos niños son ciudadanos estadounidenses.

Por su parte los defensores de los derechos de los inmigrantes expresaron preocupación por el hecho que Estados Unidos pretende deportar a los inmigrantes salvadoreños a un país afectado por la violencia y la pobreza, que se han visto exacerbadas por décadas de intervención militar y económica de Estados Unidos en El Salvador como en el resto de Centroamérica.

La activista comunitaria Sara Ramírez habló para Democracia Ahora durante una protesta frente a la Casa Blanca: “Jamás vi nunca un muro físico para la migración, porque lo que origina que nosotros vengamos a nuestro país no es porque nos dé gusto o porque queramos, sino porque nos obliga la misma situación provocada históricamente, no por nosotros”.

El año pasado, el gobierno del presidente Trump anunció que también pondría fin al estatus de protección temporal de decenas de miles de inmigrantes haitianos, nicaragüenses y sudaneses que viven en los Estados Unidos.

 

Compartir
Artículo anteriorIsmael Cala: Consciencia, flexibilidad y compromiso: Valores para alcanzar la excelencia
Artículo siguienteECUADOR MANTENDRÁ PROTECCIÓN A JULIAN ASSANGE
Roberto J. Bustamante
Periodista profesional con amplia experiencia en asuntos internacionales, políticos y comunitarios en Nueva York-New Jersey. Ha sido corresponsal en Naciones Unidas y funcionario de prensa en la Oficina del Fiscal General de New Jersey. Es graduado en Periodismo, Educación y Relaciones Públicas en universidades peruanas. En 1987 obtuvo una Maestría en Ciencias Sociales en la Universidad Long Island en Nueva York, y en 2007 hizo una segunda Maestría en Asuntos Globales en la Universidad Rutgers en New Jersey .Bustamante fue distinguido con el grado de Doctor Honoris Causa por Essex County College en Newark, New Jersey.