Se recuerda a los estudiantes universitarios que pongan atención sobre el riesgo de incendio en las viviendas dentro y fuera del recinto universitario

Septiembre es mes nacional de seguridad contra incendios en el campus

0
312

TRENTON, NJ – El personal de la División de Prevención de Incendios del Departamento de Asuntos Comunitarios de Nueva Jersey recuerda a los estudiantes nuevos y a los que retornan a los centros universitarios acerca del riesgo presente de incendio, especialmente para quienes residen en viviendas fuera del campus universitario.

La División de Prevención de Incendios fiscaliza el cumplimiento de la primera y sumamente estricta ley nacional sobre el uso de rociadores en los recintos universitarios que se impuso en 2000 tras el incendio que ocurrió en la Seton Hall University, en donde murieron tres estudiantes que residían en el pabellón Boland. Sin embargo, muchos estudiantes universitarios optan por vivir en las viviendas fuera del campus las que, generalmente, están fuera de la supervisión de los oficiales de seguridad pública del campus y, por lo tanto, sin el amparo de la ley, cuya finalidad es proteger a los estudiantes dentro del recinto universitario.

De acuerdo con esa legislación, todos los institutos educativos y universidades de Nueva Jersey tienen la obligación de tener sistemas automáticos de rociadores en todas las residencias del campus. Las instituciones académicas que ofrecen vivienda a los estudiantes también deben poseer un informe de seguridad contra incendios, y su personal debería tener conocimiento sobre lo contiene este informe y estar preparado para responder a cualquier pregunta sobre este. Además, el personal de la División de Prevención de Incendios y los funcionarios locales del servicio de bomberos realizan inspecciones de seguridad contra incendios en los edificios de los campus universitarios.

«Es aconsejable que tanto los estudiantes como sus padres estén enterados en la medida de lo posible acerca de las medidas de protección contra los incendios que existen en el edificio en el que residirán durante el periodo de estudios», dijo Richard Mikutsky, Director de la División de Prevención de Incendios y Jefe Interino de Bomberos del Estado. «Los estudiantes universitarios, en particular los que viven independientemente por primera vez, necesitan comprender los riesgos de los incendios y las medidas preventivas que podrían salvarles la vida».

Conforme a la información estadística recopilada por la Administración para Incendios de Estados Unidos, los factores precipitantes que comparten muchos de los incidentes de incendios fuera de los campus son los siguientes:

  • Carencia de rociadores automáticos de extinción de fuegos;
  • desaparición, desactivación o destrucción de las alarmas de humo;
  • eliminación negligente de cigarrillos y colillas;
  • incapacidad de raciocinio por el consumo de alcohol; y
  • presencia de muebles tapizados en terrazas y porches.

Además, los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de muertes por incendios:

  • A menudo, se ignoran las alarmas de incendio;
  • retrasos en la evacuación de las personas de los edificios por falta de preparación; y
  • uso incorrecto de electrodomésticos de cocina, sobrecarga de circuitos eléctricos y uso inadecuado de cables de extensión.

Es importante que los estudiantes y sus padres confirmen que el personal del instituto o la universidad realizan simulacros regulares de incendios, y se insta a los estudiantes a tomar en serio cada vez que una alarma se active. También deben revisar con antelación la vivienda y pedir a los administradores de edificios o arrendadores sobre la ubicación de las alarmas de humo y monóxido de carbono; si existen puertas cortafuegos y escapes de incendios seguros; si los tomacorrientes eléctricos existentes son adecuados para todos los aparatos, computadoras, y equipos electrónicos que el estudiante está trayendo; y si las instrucciones de evacuación están colocadas en lugares visibles. Además, deberían pedir ver los más recientes informes de inspección de incendios del edificio.

Si la administración del edificio se muestra reacia o no puede responder a las preguntas sobre las medidas de prevención de incendios, los estudiantes y sus padres deberían considerar seriamente la posibilidad de encontrar otras viviendas.

La División de Prevención de Incendios es la entidad central del servicio de bomberos del Estado de Nueva Jersey. La División es responsable del desarrollo y la aplicación del Código Uniforme contra Incendios del Estado, así como de la implementación de programas comunales de reducción de riesgos y capacitación de bomberos.

Para obtener más información, por favor, visite el enlace: http://www.campusfiresafety.org/Campus-Fire-Safety-Month