Organiza tu vida empezando por tu clóset…

0
410

¿No te ha pasado que cada vez que abres tu clóset, sorpresa, esté es un caos y se te dificulta armar atuendos para tu día a día?

Quizás es porque jamás haz hecho una auditoría de tu clóset, o porque simplemente eres una acumuladora de ropa… ¿Quién no?
Muchas personas son muy apegadas a sus prendas y accesorios (está bien, me incluyo) y lo peor es que aunque jamás las usemos, siempre creemos que algún día llegará el momento de lucirla… pero la cruel realidad es que jamás pasará.

Ya se las típicas excusas para no deshacerte de la ropa que solo te roba espacio. “Algún día me sacará de un apuro”, “Me veía muy bien cuando me la medí en la tienda”, “Tiene tantos recuerdos”, “Ahora no entro en estos jeans de la prepa, pero voy a bajar de peso y entraré.”

¡Te cache! o ¿me equivoco?

La idea con éste artículo es ayudarte a que la difícil tarea de organizar tu clóset sea muy simple.

Mi secreto para iniciar con la organizaciónn del tu clóset es:

~ Quédate con los artículos esenciales y organiza tu clóset en función a tus necesidades, entornos en los que te desarrollas, espacio de tu armario, etc. ~

El mejor modo de optimizar el espacio en tu armario es comprobando si realmente necesitas todo eso que llevas meses y peor aún años acumulando. Y es que, en general, acumulamos mucho más de lo que utilizamos. Así que, no lo pienses más, abre tu mente y… ¡Manos a la obra!

Comienza sacando todas las prendas y accesorios que tengas en el armario y ponlas en un lugar visible.

Es recomendable separar por seccione. Por ejemplo:
Zapatos, Camisas, Pantalones, Playeras, vestidos, ropa interior… Etc.
Después empieza el terror, ya que debes ser sensata contigo y debes quitar las prendas que ya no uses. (Recuerda: Si llevas más de 1 año sin usarlo, es hora de decirle adiós)

– Ten en cuenta que si son prendas o accesorios en buen estado o nuevas, puedes obsequiárselo a alguien, hacer un trueque con tus amigas, vender online, etc. Hay muchas formas de sacarle provecho a esos artículos.

– Por otro lado si ya es ropa que da pena ajena, por qué está desgastada, decolorada, rota, etc… Es obvio que va directo al cesto de basura.

Tip: Recuerda que puedes reciclar los botones para que te sean funcionales en un futuro.

Igual debes de quitar las prendas que no sean de tu talla actual.
Puede ser que hayas subido o bajado mucho de peso y existan prendas que ya no son de tu talla…
Siempre creemos que mágicamente recuperaremos la figura de aquellos bellos años en los que la comida no nos causaba estragos, pero temo decirte que jamás pasará… Y tendrás que decir adiós a esos hermosos jeans de juventud.

Hay prendas que no te ajustan a la perfección en ciertas zonas de tu cuerpo, no te preocupes la solución es muy sencilla, solo es cuestión de ir con un sastre y que le haga esos pequeños arreglos que necesita para que así tus atuendos sean de infarto.

Localiza todas esas prendas que ya pasaron de moda. (Si, esos jeans acampanados ¡¡se van!!)
Muchas veces tenemos ropa donde la moda está muy marcada y que hace años pasó… Es necesario deshacernos de todas esas prendas y ya sé que me dirás “pero Alan que tal si después regresa a la moda” pero temo decirte que aunque así sea, ¡¡jamás la volverás a usar!!

Identifica las prendas que no le favorecen a tu figura.
Sabemos que cada uno de nosotros tenemos un tipo de cuerpo, identifica esas prendas que te hacen resaltar las partes de tu cuerpo que no te gustan y si ya sabes cuáles son, ¡¡deshazte de ellas!!

Visualiza tu clóset.
Ya que decidiste hacer la limpieza de las prendas innecesarias, tu clóset se quedará con cosas que realmente utilizarás, (y eso te dará oportunidad de que tengas mayor espacio para poder comprar artículos nuevos, deja ir lo viejo para que llegue lo nuevo)

Identifica de igual forma si tienes contigo las prendas básicas para desarrollar tu vida laboral, social, deportiva, etc.  Y si careces de ellas, es hora de ir de compras.

Nota: Al ir de compras evita caer en la tentación de la ropa en oferta y artículos que con el paso del tiempo se convierten en desechables, no funcionales y que terminan siendo un estorbo en tu clóset.

Haz limpieza de tu armario por lo menos cada año para ir separando las prendas que no utilizaste en cada temporada.

Recuerda la vida es un conjunto de experiencias no de cosas materiales, despréndete de ellas…

Alan Duarte

Consultor en Imagen y estilo

VP Marketing AICI Mx

www.soyalanduarte.com

Instagram, twitter y Facebook @SoyAlanDuarte