Si no se ha enterado: El senador Bob Menéndez visiblemente está en problemas

0
376

Encuesta tras encuesta se muestra que el veterano senador de Nueva Jersey tiene una enorme cantidad (como las aves albatros) de serias acusaciones de corrupción alrededor de su cuello, incluida una amonestación formal del Senado de los Estados Unidos

Su mejor amigo irá a prisión por 17 años, un amigo por el cual el senador(Menéndez) es acusado de hacer lo imposible para ayudarlo usando su influencia.

Al comienzo de la campaña de reelección de Menéndez, en medio de un juicio por corrupción que terminaría en un juicio nulo, muchos de nosotros no estábamos seguros si a los votantes de Nueva Jersey les interesaría el historial de corrupción. Bueno, resulta que a ellos si les atañe. Al parecer más y más votantes de Nueva Jersey están cansados de los políticos corruptos y están dejando que el senador lo sepa, al menos en lo que respecta en algunas de las encuestas recientes.

La pregunta es: ¿Recurrirán los demócratas de Nueva Jersey a los sucios trucos de las campañas desagradables, o tendrán que deshacerse de todo y reemplazarán a Menéndez antes que sea demasiado tarde? Lo han hecho antes. Cuando el senador Bob Torricelli se metió en problemas con acusaciones de corrupción, el candidato republicano Doug Forrester era prácticamente un zapatero. Entonces, los demócratas le quitaron el interruptor. Después de reemplazar la antorcha en la boleta electoral con el ex senador de Estados Unidos Frank Lautenberg, fueron a la velocidad de un crucero y lograron la victoria. ¿Con quién reemplazarían a Menéndez? ¿La esposa de Murphy?  ¿Con el Congresista Frank Pallone?

De cualquier manera, la carrera está empezando a dar forma para mostrar signos de la historia de ciernes. Bob Hugin está llevando a cabo una campaña positiva, pro empresarial y en favor de los contribuyentes. Está sacando provecho de su exitosa experiencia como ejecutivo de una de las compañías farmacéuticas más grandes del país acreditada con tratamientos para el cáncer que salvan vidas. También es un ex – veterano de infantería de marina de los EE. UU. Y un tipo con los pies en la tierra. Tampoco está plagado de acusaciones de corrupción y soborno, lo que le presta ayuda. Su mensaje es simple. La gente se merece algo mejor que Bob Menéndez, que ha pasado toda la vida en el sector público.