Las últimas maldades de Roselló

0
1400

Cada día que pasa aparecen más detalles de su desastre gubernamental

(San Juan, P.R.) Los últimos días de Ricardo Rosselló Nevares están cargados de acciones cuestionables, aumentos salariales injustificados y favoritismos políticos. Cada día que pasa aparecen más detalles de esa última semana que pasó Rosselló Nevares que deja atónitos a los puertorriqueños.

“Rosselló fue una maldición para Puerto Rico. Es increíble como los seguidores del Partido Nuevo Progresista (PNP) y otros le dieron el voto. Pedro Pierluisi (su rival en las primarias del 2016) como David Bernier (candidato opositor a la gobernación por el Partido Popular Democrático) lo describieron como inepto”, expresa Julia Maldonado de Ponce. 

“Les faltó indicar que era malévolo. Un ser despiadado, carente de valores, un lobo vestido de oveja. Un ser frío y calculador que resultó ser verdadero traidor al país”, añadió Maldonado.

El malestar de Maldonado y de otros tantos se debe a lo que ha sido categorizado como uno de los actos de “mayor hipocresía” del exmandatario, la defensa que hizo su administración sobre los nombramientos a los siete integrantes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos.

La Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (Aafaf) presentó una moción ante los nueve jueces del Tribunal Supremo federal para que desestime la decisión del Tribunal Apelativo del Primer Circuito que declaró inconstitucional los nombramientos de la JSF.

Esta decisión del Tribunal bostoniano ocurrió luego que bonistas y la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER) presentaron un recurso solicitando que los nombramientos a la Junta fueran declarados inconstitucionales porque no siguieron las pautas de la Cláusula de Nombramientos de la Constitución de Estados Unidos, que requiere el nombramiento del presidente y luego la confirmación del Senado.

La administración Rosselló alega que esta cláusula no es aplicable a los miembros de la Junta no son funcionarios “federales” sino oficiales “territoriales”.

En la misma moción Aafaf alega que la le Ley PROMESA no le otorgó poderes federales a la Junta.

“La Cláusula de Nombramientos no gobierna a los nombramientos de los integrantes de la Junta debido a que el Congreso solo les otorgó poderes de naturaleza territorial. Bajo Promesa, los integrantes de la Junta no son oficiales de Estados Unidos, sino oficiales del Gobierno territorial de Puerto Rico”, señala la moción.

Los redactores de la moción añaden que si los nombramientos de JSF son inconstitucionales también lo son los gobiernos territoriales y el de la capital federal.

“Se cuestionaría la legitimidad de la elección del gobernador y la Legislatura de Puerto Rico, así como la composición del Gobierno, ya que ningún oficial de Puerto Rico es designado al amparo de la Cláusula de Nombramientos”, destaca el documento.

Esta moción ante el Tribunal Supremo es similar a la presentada por el procurador general de los Estados Unidos.

El Tribunal Supremo evaluará la constitucionalidad de los miembros de la Junta el 15 de octubre.

“La gobernadora tiene un tostón porque el gobierno PNP (Partido Nuevo Progresista) es el defensor de la Junta”, dijo el analista Luis Dávila Colón. “El gobierno es el defensor de la Junta, la misma que debe enfrentar para defender al pueblo”.

“Los abogados se despacharon con la cuchara grande mientras no hubo gobierno”, añadió. “Nadie ha preguntado quién redactó esta moción”.

“Es la noticia más importante del día porque un gobierno que defiende la Junta no puede enfrentarse a ella”, concluyó el analista anexionista.

La gobernadora Wanda Vázquez Garced se enteró hoy de la acción legal al igual que el resto del país. Espera enfrentar la situación en esta misma semana.

Hoy se cumplen seis días de la gobernanza de Vázquez Garced. La gobernadora se reunió hoy con los alcaldes militantes en el PNP. Los que salieron encantados al enterarse de que la mandataria eliminará la orden ejecutiva OS-2009-040, del 1 de agosto, firmada por Rosselló y Pedro Pierluisi como secretario de Estado que daba paso a la formación de condados en el país. Los alcaldes se opusieron a la iniciativa por considerar que esto solo aumentaría el gasto gubernamental.

Otro triunfo de la gobernadora fue el supuesto cese al fuego por parte del liderazgo del Partido Nuevo Progresista que anunció que trabajará con la gobernadora. Recientemente hubo un enfrentamiento entre los presidentes legislativos, Tomás Rivera Schatz y Carlos “Johnny” Méndez y la comisionada residente, Jennifer González, que le exigían la renuncia a la gobernación para que fuera asumida por González.

“Estamos en el momento cumbayá. Todo es color de rosa”, aseguró Dávila Colón. “Veremos a ver cuánto dura”.

Las sorpresas que le dejó Rosselló Nevares al gobierno de Puerto Rico parecen ser males que salen de la caja de Pandora.

Existen serios cuestionamientos sobre los parámetros que utilizó Rosselló para otorgar 19 indultos a individuos que cumplían condenas por asesinato, trasiego de drogas y otros asuntos.

Por otro lado, uno de esos males mayores dejados por Rosselló son los 200 contratos que Rosselló Nevares y sus allegados le dejaron a la administración de Vázquez Garced. Muchos de estos contratos, que ascienden a $80 millones son a compañías con nexos a exmiembros de la administración.

Otro asunto de interés son los diferenciales salariales otorgados por Ricardo LLerandi Cruz a miembros de su equipo de trabajo en la Compañía de Comercio y Exportación (CCE). Los aumentos de sueldo ascienden a $141,738.58.

“Rosselló y sus asociados son vándalos que saquearon el gobierno”, señaló Dolores Martínez de Río Grande. “Descubriremos más entuertos”.

“Mientras uno de esos delincuentes esté en el gobierno, seguirá gobernando Rosselló. Vázquez tiene que limpiar el gobierno si quiere tener credibilidad”, añadió.

“Los PNP acusan a la prensa por exigir que la casa se limpie, pero ¿cómo podemos confiar en funcionarios más interesados en su bolsillo que en el bien del pueblo?”, cuestionó Santos Vega de Hormigueros.

“Puerto Rico quiere un cambio, veremos que hace Vázquez mientras las hienas del PNP la dejan creerse el cuento que no le saltarán encima cuando menos la espera”, sentenció Ada Matos de Guayanilla.

Veremos en que concluye todos estos asuntos aprobados por Rosselló en las postrimerías de su mandato.

Compartir
Artículo anteriorBuscadores de sueños
Artículo siguienteLa Oficina del Censo de los EE. UU. anuncia el inicio de la primera gran operación de campo para el Censo del 2020
Félix Cruz
Félix Cruz posee una larga trayectoria como periodista en Nueva Jersey-Nueva York y Puerto Rico. Es además historiador, gestor cultural, escritor, orador, educador y asesor gubernamental. Posee un doctorado en Comunicación Social con concentraciones en Periodismo Escrito y Lenguaje Corporal y está terminando un segundo doctorado en Historia de Puerto Rico y el Caribe en el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe.