La Salsa Está de Luto: Muere el prolífico compositor puertorriqueño Roberto Angleró

La Salsa Está de Luto: Muere el prolífico compositor puertorriqueño Roberto Angleró

La noticia ha causado tristeza y pesar en el ambiente salsero boricua e internacional ¡Descanse en Paz maestro!

El compositor de éxitos como “Si Dios fuera negro”, “Hojas blancas” y “Niña bonita”, ente otros, falleció a la edad de 88 años

Juan Luis Angleró Soto, uno de los hijos del cantante y compositor, fue el encargado de oficializar la noticia del fallecimiento del director de la famosa banda “Tierra Negra”. “Eres y siempre serás el mejor y de Puerto Rico: orgullo boricua”, escribió

 

“Quisiera que me recordaran como lo que soy, como estoy hablando contigo aquí: sencillo, humilde. Hablo de lo que sé, lo que he leído, lo que he vivido. No voy a la iglesia, hablo con el Creador a mi manera y lo siento cuando me da una lección y cuando me recompensa. Creo que no tengo que ir donde nadie a decirle que es lo que tiene que hacer, bueno o malo. Las cosas que yo he hecho malas, sé que las he hecho malas y por eso creo que es mejor arrepentirse antes que después. Vengo de un barrio pobre y siempre he dicho que el más rico del mundo es el pobre porque el pobre sabe llorar sus muertos, sus enfermos, alegrarse, sabe de tristezas… ha aprendido como se dice: ‘’a la cañona.’’ Si tú te crías en un barrio estás hecho completo”.

“No importa que digan que: ‘’era un negro grande, áspero pero con un corazón humilde que no le cabía en el pecho. ’’ No hay mujeres feas y pienso que uno no debe de estar de mal humor todo el tiempo. Y que me descubrieron una enfermedad que no se cura: vejez. Jajajaa!!! De eso no se cura nadie. Seguiré viviendo hasta que Dios diga. Tengo 16 nietos y 7 biznietos. Yo vivo día a día. Yo le doy gracias a Dios por todo lo que me ha dado”

“Yo lo que quiero es que el pueblo de Puerto Rico sepa que tuvo un Angleró que era compositor y que la música de él ha paseado por el mundo entero igual que la de Rafael Hernández. Soy un escritor mundial que he hecho boleros, merengues, guarachas, etc., Los quise mucho y quise dejar el nombre de mi tierra bien en alto. Lo que he hecho lo he hecho por Puerto Rico y su gente”. Nos dijo el compositor en una de las últimas entrevistas concedidas a esta publicación hace dos años celebrando el “Mes del Compositor”.

 

 

Un extracto de la entrevista:

“Quiero Agradecerle a usted y al periódico Ahora News que me haya entrevistado en el Mes del Compositor porque nadie se ha tomado la molestia de hacerlo. He sido premiado en muchísimos lugares, mi música se ha paseado por el mundo y es bueno que otras generaciones conozcan de nuestra música, que usted lleve ese mensaje no tan sólo a la comunidad de Nueva York, sino también de los boricuas que viven en diferentes partes del mundo. Nuevamente, estoy muy agradecido. Aquí tienen a un hermano, a un amigo, un ser humilde y de pueblo. Muchas gracias por la entrevista. Muy agradecido”.

 

Puerto Rico es un país donde han salido innumerables talentos internacionales que han sabido dar gloria a esa “Isla del Encanto”, compositores que al igual que Don Roberto Angleró han paseado su arte por todo el mundo.

Nacido el 12 de septiembre de 1929 en el pueblo de Fajardo,  viendo en Barrio Obrero los ensayos de Manuel Jiménez (El Canario) se despertó su interés por la música, triunfando como cantante y compositor en toda Hispanoamérica. Sus composiciones le han dado la vuelta al mundo por los más afamados cantantes y las mejores orquestas del espectáculo.

Como compositor le ha escrito al racismo, a la soledad, al amor, al desamor, a la identidad puertorriqueña y a las rivalidades entre músicos, entre otros. Don Roberto es el compositor de temas tan famosos como:’ ’La Pared,’’ ‘’Vas por Ahí,’’ ‘’Hojas Blancas,’’ ‘’La Boda de Ella’’ y ‘’Si Dios Fuera Negro’’ que fue una canción con la premonición de un presidente negro, la cual deseaba poder enviársela al ex presidente Barack Obama en su versión al inglés.

Un ser humano sencillo, afable y humilde que siempre estaba de buen humor. En el mes del compositor el periódico Ahora News le dedicó  esta entrevista como manera de honrar y reconocer el talento de uno de los más grandes compositores de Puerto Rico.

S – ¿Qué edad usted tenía cuando tomó en sus manos aquél disco 78 Rpm con la canción: ‘’Los Carreteros’’ y la danza ‘’Mis amores‘’?
R – Tenía 5 años. Desde bien pequeño tuve contacto con la música. En la casa de mi tía había una Vitrola, me ponían a darle cuerda y un día me preguntaron cuál disco era mi preferido, escogiendo el que más colores tenía, el de John Philip Souza, lo pusieron y no me gustó porque era una marcha militar. Entonces escogí el de ‘’Los Carreteros’’ de Rafael Hernández y su Cuarteto Victoria. Imagínese! Aquello decía:(cantando) ‘’Amanece… amanece… ya se escucha de los jilgueros la alegre diana…’’ Al lado de mi tía vivía Manuel Jiménez (Canario) y su esposa Nora me dejaba ir a escucharlo cantar. Allí aprendí sobre la música, sus compositores e intérpretes.

Desde que tuve uso de razón escuché a músicos como Enrico Carusso, Antonio Paoli, Carlos Gardel, Alberto Gómez, Hugo del Carril, Tito Guizar, Lily Pons, Antonio Machín, Pedro Armengol, Jorge Negrete, Pedro Infante, Aceves Mejías, René Cabell, José Mojica, Doroteo Santiago, Davilita, Libertad Lamarque, Frank Sinatra, Ella Fitzgerald, Nat King Cole, Tony Bennet, Jackie Gleason, Santitos Colón, Juan Legido, Joe Valle, Lucha Villa, Johnny López (el albino), Carmen Miranda, Benny Moré, Bienvenido Granda, Justo Betancourt… (y una enorme lista imposible de reproducir aquí).  Además, fui rockero y el jazz ni se diga, no se queda atrás la música sur americana y solista.

S – Usted fue varias veces al Programa de Don Rafael Quiñones Vidal pero no se armaba de valor para cantar, ¿Nunca lo hizo?
R – Sí, cuando tenía 17 años, flaco y con bigotito, me gané la pesetita voladora… (Ríe) Yo era tenor pero, cada vez que escuchaba a alguien cantar bien y escuchaba un vozarrón me sentía intimidado. Primero fui cantante y luego compositor pero, sin la ayuda del maestro Lito Peña que era director de la Panamericana, yo no hubiese existido.

S – ¿Cómo describe el tiempo de Corea? ¿Qué significó para usted?
R – En ese tiempo el servicio era obligatorio. Estuve cuatro años en la fuerza aérea y cuatro en reserva. Me estacionaron en Alabama. Se me saltaban las lágrimas, un día la capitana abrió la puerta y me preguntó qué me pasaba y le dije: ‘’necesito música de mi país, me siento nostálgico,’’ entonces organizaron un musical, salí bailando mambo con una mexicana y otra muchacha. Luego querían que fuera a estudiar a la Universidad de Oklahoma pero, al ver el racismo y la gente mirándome de reojo, me fui a San Antonio y allí canto con la Orquesta de Lalo Ríos, un cubano que tenía una orquesta estilo de la época de Pérez Prado. Ahí cantaba los viernes y sábados con ellos. A Ríos fue que le entregué mi primer tema.

Luego en Missouri querían me sentara en la parte de atrás del tren y yo me rehusé. Recuerdo que la esposa de Eisenhower dijo que debíamos de defender la nación por comida y ropa, quitando ciertos beneficios. Hubo una lucha por eso pero esa señora murió loca.

Pude ver cuando anunciaron el primer televisor a colores con Dina Shore, valía mil y pico de dólares. Nunca me dieron beneficios de medicinas ni nada de esas cosas pero sí aproveché mi tiempo en Nueva York en estudios. Luego estuve en Washington porque eran bases secretas (cosas atómicas y de peligro) y cuando regresé me dieron transfer a Massachusetts que también tuve problemas, mi misión era ir a Coney Island, de ahí pasé a Puerto Rico y lo demás es historia.

S – Después que cantó su primera canción con ‘’La Orquesta Panamericana‘’: ¿siguió cantando?
R – Lo que pasa es que en Nueva York me encontré a Tito Rodríguez que era del Barrio Obrero, yo lo admiraba mucho al igual que a su hermano Johnny. Recuerdo que Tito cantaba “Dime cuando tú vendrás” y “Cara de Payaso”. Entonces me dediqué a componer para El Gran Combo, Mario Ortiz, además de otros.  Siempre estaba pendiente para que me grabaran hasta que pude hacerlo con “Si Dios fuera Negro”. Recuerdo que grabè también “El 5 de Enero”. Todo ha sido música de Puerto Rico; Bomba, Plena, Seis Chorreao, grabe 4 danzas de Morell y Claudio Ferrer.

Como cantante debuté con Bobby Valentín. Lito Peña y Héctor Urdaneta, quienes eran compositor y pianista en la Orquesta Panamericana y quienes me ayudaron a desarrollar mi interés.  Urdaneta era copista de Peer International y me ayudó a inscribir mis primeras canciones como: ‘’El Pisotón,’’ -(cantando) ’Ya volvió a pisarme el mismo pie…’’‘’Qué le pasa a mi Chamaca’’ que al principio era ‘’Qué le pasa a mi Mulata’’ y se cambió a chamaca y pegó en merengue y ‘’La Pared’’ que me dio a conocer mundialmente y después de eso se me dio la oportunidad de ‘’Si Yo Fuera Negro‘’.

S – ¿Cuándo usted escribió su primera canción y cuál fue?
R – Se llamó ‘’Te voy a Castigar’’ que dice: (Cantando) ’’Te voy a castigar… castigar… para que no te metas conmigo, ’’ pero, fue ‘’La Pared’’ la canción que me internacionalizó y que ha sido grabada en muchos idiomas. El primero en grabarla fue La Orquesta Panamericana en la voz de Yayo El Indio. Esa canción se internacionalizó en las voces de Roberto Ledesma y Felipe Pirela. También la cantó Xiomara Alfaro. Mucha gente me preguntaba si yo estaba preso o estaba enamorado de mi vecina porque había una pared de por medio, pero, nada de eso. Es una pared simbólica que puede representar muchas cosas.

S – ¿Qué especificaciones debe tener una persona para que usted le haga una canción
R – Si es una orquesta; que me traigan al cantante para conocerlo, escuchar su voz, y de acuerdo a su voz puedo saber qué número le queda bien, porque tengo esa facilidad. Además de conocer al arreglista porque hay muchas cosas que tatareo que son parte de los números para que se escuche una melodía bonita y agradable. En una ocasión me pidieron un numero para El Gran combo y lo que yo tenía era una balada, grabándola sin coro y le dije: cántamela ahora: (cantando) ‘’Me hace sufrir…(buuuu) la soledad…(buuuuu) mi corazón (buuu) quiere estallar…(buuu). Me invitaron a unas patronales en Bayamón, cuando llegué estaba que no cabia un alma de lleno y lo más que disfruté fuè que todo el público estaba cantando aquello de ‘’Buuuu…’’’Jajaja!!…

Los artistas que han hecho lo que les sugiero se han pegao… Que sigan mis especificaciones porque cuando escribo un tema, el cantante tiene que cantarla como la escribo. Ese fue precisamente mi disgusto con El Cano Estremera, que no siguió mis instrucciones e hizo lo que le dio la gana. La canción es propiedad del compositor como decía Rafael Hernández y eso hay que respetarlo.

S – ¿Cuántas canciones usted ha escrito?
R – Eaahhh, rayos!!… Sobre cuatrocientas canciones. A veces me llaman para que escuche algún programa dedicado a mí, lo mismo en Venezuela, que en Argentina, Italia… he tenido esa suerte. Colombia me entregó el premio de ‘’El Congo de Oro’’ por el Seis Chorreao ‘’La Trulla. En Colombia dejé la canción ‘’Queriéndote y Adorándote‘’ que allí es un himno. A cada rato yo oigo ‘’La Boda de Ella. Hay otra que se llama ‘’El Pisotón,’’ La Sonora Ponceña me grabó ‘’Vas Por Ahí,’’ Willie Rosario me grabó ‘’Como viento en Popa,’’ Gilbertito Santa Rosa también me ha grabado y muchos más. ‘’ El Gran Combo me grabó 27 canciones y entre ellas: ‘’jala -Jala,‘’ ’’Boogaloo,’’ ‘’Guaguancó,’’ ‘’Hojas Blancas,’’ ‘’La Salsa de Hoy,’’ ‘’Aquí no ha pasado nada,’’ ‘’Con Guiro y Pandereta’’ y ‘’Alegría y Paz.’’ fue una historia bonita porque soy el compositor a quien más canciones le ha grabado El Gran Combo. No me graban desde el 1980 que grabaron ‘’Cicatriz.’’ Tuvimos diferencias por chismes pero yo estoy muy agradecido.

S – ¿En qué se inspira a la hora de escribir sus canciones? ¿Cuándo le llega la musa?
R – De las cosas que pasan en el diario vivir… Hay mujeres que se cansan del hombre y se buscan a otro. Igual que pasa con los hombres también, hay hombres abusadores, mujeres abusadoras, hay niños que dicen son malos; en las familias hay de todo. Yo soy compositor por inspiración. El Creador me revela la inspiración. Casi siempre me llega una melodía; la pito o la tarareo y la voy desarrollando. A veces me llegan las dos al mismo tiempo pero, no siempre. La mayoría de mis composiciones son situaciones que veo en mi diario vivir. No fabrico canciones, yo me dejo llevar por la inspiración.

S – El tiempo donde se encendía la radio y sólo se escuchaban sus canciones, esa época de oro, ¿cómo la recuerda?
R – Fue una época muy bonita, recopilación de lo que me pasó y lo que viví en Estados Unidos; la lucha de Martin Luther King y de todos esos negros como lo de Cassius Clay que se negó a ir a la guerra; todas esas cosas colaboraron en el pensamiento para hacer ‘’Tierra Negra.’’ Recuerdo que el pianista era Manny Prieto y cuando empezó Tierra Negra dijo: -’’Eahh rayos!, Negro el presidente y el gobernador, negro el abogado y negro el doctor, negro Jesucristo…’’ y me dijo: – Eso no te lo van a tocar porque eso es una blasfemia.’’ Yo no estaba diciendo nada malo y de la noche a la mañana eso se pegó. Eso fue como cuando tú prendes una mecha de pólvora… jajaa!!!

La primera entrevista me la hizo Alfred D’ Herger, luego Charytín Goyco me invitó al programa que tenía con Elín y en ese tiempo trabajaba en una agencia de automóviles en Caguas, pedí permiso para ir al programa. Después empezó a aparecer más trabajo, ese éxito lo tomé como algo natural. Yo era nuevo en el ambiente pero hubo gente como Rafael Hernández, Tito Enríquez y Lito Peña me admiraron mucho, pero nunca tuve guardaespaldas como hacen hoy día. Cuando me hacen halagos yo hago como dicen en el campo: me ‘’ababacho.‘’ Es que no sé cómo aceptar esas cosas. Hubo alguien que hace poco me dijo: ¿‘’sabes qué pasa? Que todavía tú no sabes quién eres, tú eres grande. ’’ Y yo le contesté: ‘’Sí, mido 6 pies. ’’ Jajaja!! El éxito nunca se me ha ido a la cabeza.

Desde que hice “Tierra Negra” el empeño mío siempre ha sido que la bomba, especialmente la plena y la música puertorriqueña lleguen a Broadway como llegó el Calypso y el Mambo. Todos esos números que salieron en películas.

S – ¿Cuál es la canción que más satisfacción le ha dado?
R – ‘’La Pared’’, bueno, es que son tantas… está ‘’Si Dios Fuera Negro’’ y otras. De sentimiento está: ‘’Vas por Ahí, ‘’ ‘’Si la Ven, ‘’ ‘’Hojas Blancas, ‘’ estas son muy diferentes a las que yo hago de la rumba y la Guaracha, hay otra bien patriótica que se llama: ‘’Soy Boricua” que hasta en España la han estado tocando. Una de La Sonora Ponceña que dice: ‘’Ayer me dí una borrachera, yo quise verte pero no pudo ser…’’ Esa la saqué porque me senté con un pordiosero llamado Ochoa que apestaba y decía que se quería morir. Mi familia me decía: no se burlen ni de los viejos ni de los pordioseros.  Y ‘’La Cicatriz’’ que es un número medio español que dice: (cantando)-‘’Por la cicatriz que lleva en su cara, la trataron mal, la llaman mundana…‘’Jerry Rivas lo dijo el otro día: que yo he escrito tantas canciones y ninguna se parece. Es que todas son tan distintas pero ‘’La Pared’’ es la canción que me sigue dejando regalías alrededor del mundo: de China, de Japón y de lugares lejanos. Fue grabada en muchos idiomas distintos al original. Hay más de cincuenta versiones de ella.

S – ¿Cuál es su preferida?
R – ‘’Vas por Ahí’’ es por una cuestión sentimental. Eso tiene un sentimiento bien profundo. La grabó ‘’La Sonora Ponceña’’ en la voz de Miguelito Ortiz y dice: -‘’Vas por ahí… (canta) maldiciendo la hora en que yo nací, que fui malo contigo… Vas por ahí, vas diciéndole al mundo que el hombre es cruel; se aprovecha y abusa de la mujer y que luego la olvida. Porqué te empeñas tú en destruir mi vida si soy yo el que te quiere y te querrá toda la vida…?’’ Eso que hizo Papo (Lucca) con violines fue tremendo, ahí es que está el sentimiento, se creció.

S – ¿Quién ha sido el mejor intérprete de sus canciones?
R – Yayo El Indio cuando grabó ‘’La Pared’’ con La Orquesta Panamericana. Pellín Rodríguez y Andy Montañez hacían un dúo tremendo. Mi favorito es Andy. No había mejor dúo que el que hacían Andy y Pellín. Miguelito Ortiz, Cano Estremera y Marvin Santiago que hizo conmigo un montón de cosas pero era otro tipo de música. A Willy Rosario allá en Nueva York que lo conocí le dí unos números; uno se llama ‘’Como viento en Popa y ‘’Quién rayos me mandaría, ‘’ que lo terminé en el avión. ‘’Hay muchos buenos cantantes pero ellos cantaban mis canciones como las escribí y no como hizo El Cano Estremera que le puso a ‘’La Boda de Ella’’ inspiraciones que no iban como eso de que el hombre tenía que agacharse por los cuernos, que si la corrida de toros… no, hombre no. Cuando yo entrego una canción hay que cantarla como yo la escribí. No hacerlo es una falta de respeto al compositor.

S – ¿Usted considera que aquella canción de ‘’Si Dios fuera negro’’ fue una premonición suya o se sorprendió cuando se eligió a un presidente negro?
R – Yo me lo imaginé pero, fue una premonición mía pero ya eso se venía llegar. Después de lo que pasó con Rosa Park que la acusaron por no levantarse del asiento de la guagua para dejárselo a un blanco, eso tenía que pasar. Luego con Jackie Robinson en las grandes ligas y empezaron a echar a negros al béisbol y el baloncesto que está comandado por los negros.

S – Cuénteme del discrimen racial que usted sufrió.
R – Cuando era pequeño no sabía qué era eso. En la escuela quería ser Gene Autry, aquél vaquero blanco que salía en las películas y los maestros me decían que no y no entendía por qué le daban el papel a otro niñito que era rubio y de ojos azules. No sabía lo que pasaba hasta que me fui a los Estados Unidos y me doy cuenta que los italianos no nos querían. Cuando entré a Las Fuerzas Armadas me doy cuenta que no era blanco porque había lugares que decían: ‘’no niggers allowed. ’’ Entonces comencé a estudiar cómo se comportaba la gente en los diferentes sitios que iba como; Alabama, Kentucky, Georgia, Oklahoma… viajaba mucho al sur de los Estados Unidos. Estuve en la guerra de Corea pero no como combatiente, entonces apareció lo de ‘’Little Rock’’ y las protestas de los estudiantes donde hubo muertos. En el norte era igual. Todos esos eventos se me quedaron en la mente y es cuando compongo ‘’Si Dios Fuera Negro,’’ que todavía es una canción vigente a las cosas que todavía suceden. Al negro siempre lo relacionan con lo malo: ’’Tengo un hambre negra…’’ Adioh!! ¿Y no puede ser una hambre blanca? (se ríe).

S – ¿Considera que todavía en pleno siglo XXI hay racismo?
R – ¡Claro que hay racismo!! El racismo es una discriminación por situación social y sus comentarios. Ya en Estados Unidos hay películas de negros y blancos. De amor, comedias y de todo. Esa liberación le pertenece también a Puerto Rico, aquí no hay nada. Y lo notas en la manera que la gente habla, cuando los oyes decir: ‘’mi hija se va a casar con un muchacho bien bueno que es doctor, lástima que sea negrito…’’ Te digo más: la gente no sabe que el ‘’Black Friday’’ se hizo por la venta de los esclavos los viernes y ahora la gente se cree que eso es una gran cosa…

S – ¿Qué compositores usted admira?
R – Rafael Hernández fue el mejor y el más grande de todos los compositores, escribió más de 2,500 números y de todo: Clásico, danza, bolero, guaguancó… Era un músico y tenía una misión de ser puertorriqueño. A Jorge Negrete una vez cuando vino a Puerto Rico y lo fueron a despedir lo llevaron a las escalinatas del Capitolio con el Trío Talavera. Él iba para el aeropuerto, el cual quedaba en Isla Grande donde había un avión de las fuerzas aéreas de México esperándolo, (creo que era Coronel o Capitán del Ejército) y nos dijo que en su país había un jibarito que querían mucho y me encargó  le cantara “Preciosa”. Mucha gente rieron, otros lloraron, habían insultos y bofetás… a ese día le llamaron ‘’El Día de las habichuelas Quemás. ‘’ Rafael no lo quería porque según supe Jorge Negrete estaba en Nueva York cantando con una orquesta cantando tangos y esas cosas y cuando Rafael lo conoció le dijo: -¿”Porqué tú no te vas a tu país a cantar la música tuya? Y eso se lo debe a Rafael Hernández que ayudó a mucha gente que aparte de ser un gran compositor era un gran ser humano. Y Pedro Flores y Tite Curet fueron también grandes. Tite siempre que me veía me decía: ‘’Oye; tú eres grande,’’ y yo le contestaba -’’Sí, pero lo que pasa es que tú me pasaste hace rato por el lao…’’ y se echaba a reír.

S – ¿Qué puede hacer el gobierno de Puerto Rico por la clase artística del país?
R – Tendría que hacer leyes e imponerlas. He visitado otros países y para poder tocar tienen que estar al lado mío dos y hasta tres agrupaciones del país porque no te lo permiten. No te permiten tocar en fiestas del gobierno. Pueden tocar en hoteles y pagar tus impuestos. Aquí los promotores dicen que pagan los impuestos de los artistas que traen. Que los municipios breguen directamente con la música. Vienen extranjeros le quitan el trabajo a los que están y el gobierno no hace nada. Fui uno de los portavoces de esos y conseguimos que mayo se declarara el mes del compositor puertorriqueño en el 1998, la Ley 198. No sé cómo es posible que Nueva York y Chicago tengan una parada puertorriqueña y Puerto Rico no tenga una parada puertorriqueña, pero los políticos se van a gastar dinero a las paradas de allá y aquí es que hace falta ese dinero, que lo gasten aquí. El dinero es aquí que hace falta para los músicos puertorriqueños y para traer el turismo a Puerto Rico.

La idea mía fue que en el mes del compositor todos los pueblos honraran a sus compositores. Primero los del pueblo y después todas las partes del mundo: de salsa, merengue, bomba y plena, etc., Y en televisión que se ponga la música de los compositores.

S – ¿Qué mensaje desea dejarle a la juventud del mundo?
R – Yo le diría a la juventud del mundo que estudien mucho, que se preparen con una profesión o una vocación: carpintero, mecánicos, doctor; lo que sea. Que sean humildes. Que la mejor defensa que tiene el pobre es la educación

Share