La Forma correcta de aplicar aceites para el cabello

La Forma correcta de aplicar aceites para el cabello

¡Aprovecha al máximo sus beneficios!

Te late el aceite de coco o el aceite de argán para cabello? Te decimos a qué hora aplicarlo y cuál es la forma correcta de hacerlo para aprovechar al máximo sus beneficios

 

¿Te late el aceite de coco o el aceite de argán para cabello? Te decimos a qué hora aplicarlo y cuál es la forma correcta de hacerlo para aprovechar al máximo sus beneficios

 

En la inmensidad de opciones que existen hoy en el mundo de los tratamientos corporales, faciales y para el cabello, específicamente los que son en aceite han llegado a revolucionar el mundo de la belleza femenina. Hace no muchos años, la verdad es que les teníamos, si no miedo, sí cierto recelo, pues se creía que al ser aceites te podían dejar grasosa la cara, el cuerpo o el cabello, pero hoy sabemos que no es así y que, aunque no son milagrosos, dan ciertos beneficios a nuestro cuerpo.

 

Algunos de los aceites más populares son el aceite de coco y el de argán, los cuales las mujeres ocupamos frecuentemente en el cabello, pues ya son famosas sus propiedades para dejarlo sedoso y brillante. A pesar de que es verdad que ofrecen diversos beneficios, si no se saben aplicar correctamente, estos se reducen drásticamente al grado de que pensamos que no nos sirvieron de nada, aunque lo cierto es que no lo supimos aplicar en forma para sacarles el mayor provecho.

 

¿Cómo aplicar un tratamiento en el cabello y obtener mejores resultados?

Existen muchos mitos para que el efecto de los aceites en el cabello actúen mejor, sin embargo Gabriela Castro, estilista profesional nos comparte un buen tip:

 

 La mejor hora para aplicarte un tratamiento de cabello, si es de aceite -específicamente de argán o de coco-, es en la noche.

 

¿Cómo hacerlo?

  1. Cuando te vayas a dormir, ve a tu lavabo y moja un poco tu cabello de modo que quede semihúmedo, pero no por completo.

 

  1. Aplica el aceite. OJO, por mucho, con cinco gotitas de aceite de argán puro o de coco es más que suficiente, si saturas el cabello de producto, en lugar de beneficiarte, te va a perjudicar, pues hasta caspa te puede salir.

 

  1. Una vez aplicado el producto, envuelve tu cabello en una gorra de baño o con una bolsa de plástico para que conserve el calor natural y actúe mejor. Duérmete.

 

    Al día siguiente, ES INDISPENSABLE que te bañes porque en realidad le estás aplicando al pelo más aceite del que necesitas y si lo dejas actuar por más tiempo, puede salir contraproducente.

Un buen remedio casero es machacar un aguacate y echarle las cinco gotitas de aceite de argán o aceite de coco.

 

 

Share