Costillas Ahumadas con Salsa Barbacoa de Tocino y Bourbon

Costillas Ahumadas con Salsa Barbacoa de Tocino y Bourbon

Ingredientes:

3 libras de costillas de cerdo sin hueso (8 costillas)

2 cucharadas de paprika ahumada

1 cucharada de azúcar

1 cucharadita de cebolla en polvo

1 cucharadita de ajo en polvo

2 cucharaditas de sal kosher

1 cucharadita de pimienta negra recién molida

1/4 cucharadita de pimienta de cayena

 

 

Salsa barbacoa al tocino y bourbon

1 cucharada de aceite vegetal

2 rebanadas de tocino, cortadas en trozos de 1 pulgada

1 cebolla amarilla mediana, picada

2 dientes de ajo, picados

1 botella de 12 onzas de salsa chile estilo kétchup (1 taza)

1/2 taza de duraznos en conserva

1/3 taza de bourbon * Es posible sustituir por jugo de naranja

1/3 taza de vinagre de manzana

2 cucharadas de mostaza marrón picante

2 cucharadas de salsa inglesa

2 cucharadas de melaza (que no sea de caña)

1/2 cucharadita de salsa de pimiento rojo picante

2 grandes puñados de madera de manzano o de nogal americano, remojados en agua durante al menos 30 minutos

 

Preparación de la salsa barbacoa: Calienta el aceite en una cacerola mediana a fuego medio. Añade el tocino y cocina, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté crujiente y dorado, durante unos 5 minutos. Utiliza una cuchara con ranuras para colocar el tocino sobre toallas de papel, dejando la grasa en la cacerola. Deja que el tocino se enfríe.

Añade la cebolla a la cacerola y cocina, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté dorada, durante unos 4 minutos. Agrega el ajo y cocina hasta que se huela aromático, durante aproximadamente 1 minuto. Agrega la salsa de chile, el durazno en conserva, el bourbon, el vinagre, la mostaza, la salsa inglesa y la melaza. Cocina a fuego lento y reduce el fuego a medio-bajo. Cocina a fuego lento, revolviendo con frecuencia, hasta que se reduzca a cerca de un cuarto de su tamaño original, de 20 a 25 minutos. Pica el tocino frio y revuelve dentro de la salsa; añade la salsa picante. Deja enfriar. Rinde alrededor de 2 tazas y 1/2 de salsa. La salsa la puedes refrigerar hasta por 4 días.

 

Preparación de las costillas: Mezcla la paprika, el azúcar, la cebolla en polvo, el ajo en polvo, la sal, la pimienta negra y la pimienta de cayena todo junto en un recipiente pequeño. Adereza las costillas con la mezcla de paprika. Deja que las costillas reposen a temperatura ambiente durante 15 a 30 minutos.

Prepara la parrilla al aire libre para cocinar indirectamente sobre calor mediano, a una temperatura de  350 grados F.

 

Parrilla a gas: Utiliza una caja de ahumado o crea una usando un molde pequeño de papel de aluminio poco profunda. Retira las rejillas de cocción. Precalienta la parrilla con fuego alto. Apaga un quemador. Coloca el molde desechable de papel de aluminio sobre un quemador, añadiendo 1 puñado de pedazos de madera escurridos. Vuelve a colocar las rejillas.

 

Parrilla al carbón: Coloca un molde grande de papel de aluminio desechable sobre un lado de la parrilla al carbón y llena con 1 litro de agua. Arma el fuego sobre el lado opuesto y deja quemar el carbón hasta que se recubra con ceniza blanca. Esparce los carbones sobre el molde de la parrilla del lado opuesto y deja que arda durante 15-20 minutos (Debes ser capaz de mantener tu mano alrededor de 1 pulgada por encima de la rejilla durante unos 3 segundos). Añade 1 puñado de pedazos de madera escurridos al carbón. Coloca la rejilla de cocción sobre la parrilla.
Coloca un poco de aceite sobre la rejilla de la parrilla. Cocina las costillas sobre la parrilla con calor indirecto y la tapa cerrada, durante unos 30 minutos. Agrega los pedazos de madera restantes a la caja de ahumado o sobre los carbones. Cocina con la tapa cerrada, dándoles vuelta ocasionalmente, hasta que estén tiernas, durante aproximadamente 1 hora más. (En una parrilla de carbón, añade más carbón, según sea necesario para mantener la temperatura, dejando la tapa de la parrilla abierta durante unos minutos para ayudar a encender el carbón). Durante los últimos 15 minutos, coloca con un pincel un poco de salsa sobre las costillas, dándoles vuelta cada pocos minutos para lograr el glaseado. Traslada a un plato, cubre herméticamente con papel de aluminio y deja reposar durante 5 a 10 minutos. Sirve caliente con la salsa restante, si así lo deseas.

 

 

SUGERENCIAS PARA SERVIR

Estas costillas tienen un profundo sabor ahumado a la antigua que va perfectamente de la mano con los platos clásicos de comida al aire libre como por ejemplo una ensalada de repollo, frijoles al horno y pan de maíz.

PrendeElSabor.com

Share