Consumer Tips

6 consejos a padres de niños alérgicos para el nuevo curso escolar



(BPT) - Para los niños que padecen de alergias y asma, el regreso a la escuela puede significar un problema con los síntomas de los mismos.

El final del verano/comienzo del otoño marca el punto culminante de la temporada de polinización de la ambrosía o ragweed, una de las causas de la “fiebre del heno”. Si a lo anterior se añade el contacto con factores ambientales existentes en las aulas, patios de juego y comedores, tendremos la receta perfecta para desencadenar síntomas alérgicos y de asma de su hijo que de otra manera estarían controlados.

Estas cinco medidas que propone la Academia Estadounidense de Alergias, Asma e Inmunología (American College of Allergy, Asthma and Immunology, ACAAI) puede contribuir a que su hijo comience sin problemas el curso escolar. Sentirse lo mejor posible equivale a la posibilidad de mantenerse enfocado en el aprendizaje.

1. Coordine una cita con el alergista de su hijo

Antes del primer día de clases, coordine una cita con un alergista certificado. Los alergistas tienen la mejor capacitación y conocimientos médicos para ofrecer los tratamientos más efectivos de las alergias y el asma de su hijo. Su alergista puede cooperar con usted en la creación de un plan de acción contra la alergia, para que los maestros de su hijo conozcan los factores desencadenantes de la alergia del niño, así como la manera de controlar los accesos alérgicos. Según la ACAAI, los niños tratados por un alergista ¡confrontan menos problemas de ausencias a la escuela! Use la herramienta de localización de un alergista de la ACAAI para ubicar la consulta de un alergista más cercana a su lugar de residencia.

2. Esté al tanto de problemas potenciales existentes en el edificio del centro escolar

Como puede asegurar toda persona que padece de alergia, el edificio del centro escolar puede ser un campo minado de alérgenos. Las alfombras nuevas pueden despedir compuestos orgánicos volátiles, las ventanas abiertas propician la penetración de polen, las mascotas del aula pueden soltar caspa animal, y los baños acumular moho. Dar un recorrido por la escuela con anticipación y hablar sobre los factores desencadenantes de las alergias de su hijo con maestros y administradores escolares es de gran utilidad, pues éstos pueden trabajar con usted en la minimización del impacto de esos factores en su hijo.

3. Asegúrese de que la polinización de la ambrosía no interrumpa el juego de su hijo

Independientemente de las alergias o el asma, su hijo puede ser capaz de disfrutar sus actividades favoritas en el patio de recreación, el centro deportivo y el campo de juegos. La clave está en seguir los consejos de su alergista. En el caso de alergias de temporada como la polinización de la ambrosía, es especialmente importante prever las medidas para evitarlas y el tratamiento a seguir, de manera que si su hijo sufre una reacción, sus entrenadores y maestros sepan lo que deben hacer.

4. Conocer el plan de la escuela para atender urgencias de alergias

Conocer cómo la escuela atiende las emergencias de alergia y asma puede darle tranquilidad mental. ¿Qué ocurriría si su hijo no encuentra el inhalador de rescate? ¿La escuela dispone de suministros adicionales de medicamentos para el asma? ¿Qué maestros están entrenados para responder a una reacción alérgica grave, como la anafilaxis provocada por la alergia a un alimento o la picada de una abeja? ¿Quién llamará al 911 y cuándo? Revise la política establecida al respecto por su distrito, y, si es necesario, coordine una reunión con la enfermera o enfermero de la escuela. ¡Quién sabe si es usted el que haga notar una medida vital que se ha pasado por alto!

5. Considere tratamientos a largo plazo como la inmunoterapia de alergias

Muchos niños con alergias moderadas a severas pueden beneficiarse con la inmunoterapia de alergias, que consiste en tratamientos regulares administrados por medio de vacunas y tabletas sublinguales. Dichos tratamientos “entrenan” gradualmente al sistema inmunitario del organismo a ser menos sensibles y reactivos a los factores que le provocan a su hijo falta de aire y estornudos. Hable con el alergista del niño para conocer más detalles y determinar si la inmunoterapia es una buena opción.

6. ¿Su hijo no tiene alergista? ¡Búsquele uno!

Un alergista certificado puede orientar a su hijo por el camino correcto para que, a largo plazo, controle sus alergias o asma en la escuela y la casa. Para buscar uno, visite el localizador de alergistas de la ACAAI . Para más información y buscar alivio, visite el sitio web AllergyandAsthmaRelief.org.



]]>




Consejos del consumidor

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com