AVENTURAS EN ISLAS PRIVADAS

0
2178

Cuando las líneas de cruceros comenzaron a establecer islas o playas privadas para el uso exclusivo de sus pasajeros en las Bahamas y el Caribe hace cuatro décadas resultaron ser un hit. Y claro, a quién no le gusta vivir una fantasía a lo Robinson Crusoe en una islita que pueden llamar “suya” por un día. A través de los años las islas privadas siguen siendo populares –hasta el punto que muchos pasajeros la califican como su puerto favorito en encuestas de las líneas de cruceros quienes han ido añadiendo facilidades y actividades en las islas con el transcurso del tiempo.

Simplemente contemplar los panoramas de estas islitas o playas privadas y nadar un rato en sus aguas cálidas, cristalinas y tranquilas es ya de por sí un día tropical memorable, pero participar en actividades opcionales lo hace más aún. Y hay de todo como en botica: excursiones de buceo tipo esnorquel y barcos de fondo de cristal, alquiler de cabañas, juegos organizados, y dependiendo de la isla que se visite, encuentros con mantarrayas, experiencias culturales, parques acuáticos, alquiler de veleros y otros botes, excursiones de buceo tipo scuba, “parasailing,” excursiones de pesquería, “zip lining,” y mucho más,

 

He aquí cinco actividades magníficas para disfrutar en un día en una isla privada en itinerarios de cruceros por las Bahamas y el Caribe:  

***Alquilar una cabaña – Si usted siempre soñó con tener una casita en las arenas del mar, esta es su oportunidad de disfrutarla, aunque sea solamente por un día. La mayoría de líneas de cruceros las ofrecen, incluyendo Holland America, Princess, Disney, Norwegian y Royal Caribbean.  Nosotros hemos alquilado cabañas en Castaway Cay, la isla privada de Disney Cruise Line tres veces –aprovechando que vamos en familia o en grupo para que el precio por persona sea menos. El costo de la cabina, $590, dividido por seis personas sale en menos de $100 por persona e incluyen alquiler de equipo de buceo snorquel, alquiler de bicicletas, balsas, y refrescos y agua mineral, al igual que lociones contra el sol, toallas frías, caja fuerte, uso de hamaca privada y ducha privada y otras comodidades.

 

 

***Almuerzo de langosta fresca a la parrilla – En Half Moon Cay, la isla privada de Holland America Line (algunos de los barcos de Carnival también la visitan), una receta para un día perfecto puede incluir, después de un rato nadando en la idílica playa, disfrutar de un rico almuerzo con langosta fresca a la parrilla. La langosta se sirve con arroz y frijoles caribeños y salsa de piña o de sofrito –y al son de música de calipso interpretada por una banda local. ¡Ay, que delicia!

***Experiencia cultural – En Princess Cays, la isla playa privada de Princess Cruises en el sur de la isla de private Eleuthera, antes o después de disfrutar de la natación, los que quieran explorar la isla y conocer un poco de su cultura, pueden optar por la excursión, “Rock Sound, Tarpum Bay, Scenic Drive & Lunch”.  La excursión ofrece un almuerzo típico incluyendo ensalada de conchas y una presentación del “Junkanoo,” danza tradicional de las Bahamas con música y trajes típicos en una linda playa. La excursión hace paradas en una escuela donde los participantes pueden conocer a maestros y alumnos y en un muelle de pescadores y pasa por pueblitos pintorescos y pequeñas iglesias.

 

***Parasailing – Varias líneas de cruceros incluyendo Norwegian, Disney y Holland America ofrecen el emocionante deporte de parasailing. Yo lo probé con Holland America hace unos años, y después de un momento pensé; “¿quién me habría mandado a hacer esto?” mientras flotaba en el aire como si suspendida de un gran perchero, miré hacia abajo y ví a la islita como salida de una página de un libro de cuentos de hadas, con aguas azules, arenas blancas y vegetación tropical. Los únicos sonidos eran los de la brisa que me abanicaba chocando de vez en cuando con mi paracaídas. Para los que prefieran otros deportes extremos, hay un zip line de 2,600 pies de largo, el “Dragon’s Breath Flight Line” en la playa privada de Royal Caribbean en Labadee, en la costa norte de Haití. Los intrépidos suben al punto inicial, a unos 500 pies de altura sobre la playa y se deslizan a 40-50 millas por hora.

 

***Encuentro con mantarrayas – Norwegian, Royal Caribbean, Disney y Holland America están entre las líneas que ofrecen encuentros con mantarrayas en sus islas y playas privadas. Es una experiencia preciosa con estas criaturas cuyas “alas” les dan el aspecto de ángeles mientras nadan en el agua. Durante una de estas experiencias yo pude ver, acariciar, abrazar y darle de comer a varias mantarrayas en agua de tres a seis pies de profundidad. Y tuve la dicha de sentir a las mantarrayas pasando junto a mis piernas como gatitos amistosos.