Las Mujeres de Puerto Rico Deben Defenderse

0
526

Según el estudio de necesidades publicado por el Negociado de la Policía de Puerto Rico (NPPR) en abril de 2018, (https://media.noticel.com/o2com-noti-media-us-east1/document_dev/2018/05/15/PRPB%20Req%2013V2A%20Exec%20Summary%20SPA%20Version%2020180430_1526437049310_11508436_ver1.0.pdf) se puede ver claramente que las mujeres de Puerto Rico tienen todas las de perder cuando se trata de prevenir los abusos y hasta los crímenes contra ella y sus hijos.

Según la prensa local, los crímenes de gènero se han disparado en los últimos meses reportando 14 más que el pasado año.  Estos artículos no reportan los casos en que la policía no responde ó responde demasiado tarde debido a un numero de situaciones reales que existen en estos momentos. Faltan sobre 2000 policías para poder cubrir las necesidades de vigilancia preventiva, atacar los crímenes e investigar con la eficiencia que merece un sistema de justicia de calidad para todos.

Por ejemplo, ha habido casos en que una mujer abusada llama al numero de la policía local pero no hay quien pueda ir a visitarla para protegerla del abusador que tiene una orden de restricción.  Puerto Rico tiene una topografía montañosa lo cual hace mas difícil llegar al área del crimen mas rápido.  La mujer indefensa y abusada que llama tiene que ponerse en fila y esperar porque los cientos de querellas tienen que ser atendidas por un numero pequeño de policías disponibles.  Esto puede incluir choques de transito, robos, alteraciones a la paz, arrestos y una veintena de otras querellas.

Los pocos policías actuales que quedan en la isla ya están desmoralizados debido a que no le han cumplido con la paga de horas extra desde el Huracán María. Así que si hay otro huracán, no tendremos nuevamente a los policías sacrificados que bajo la lluvia dieron transito y ayudaron a todos con mucho empeño.

Según confidencias de algunos policías podemos reportar que están desmoralizados por la mala administración y la politiquería que existe en la agencia. El exceso de trabajo y el alza de criminalidad también les esta creando un estrés lo cual esta resultando en renuncias y mudanzas a los Estados Unidos en busca de un trabajo de policía que les page mucho más y que el trato sea más justo y profesional que en Puerto Rico.

Nuevamente podemos hacer hincapié que no es el jefe o el comisionado lo que hay que cambiar. Es el sistema completo y obsoleto que existe el cual tiene una burocracia extrema. También el problema actual es el sueldo de hambre que tiene el trabajo mas peligroso de la isla.

La única alternativa viable que tienen las mujeres abusadas de Puerto Rico es el solicitar un permiso para portar armas de fuego con el fin de defenderse de los criminales, los esposos y parejas abusadoras.

Los países y estados que han optado por tomar esta opción de protección ciudadana han tenido una reducción significativa de crímenes y abusos.

Solo hay que facilitarles a las personas que sí obedecen las leyes para que puedan tener y portar un arma de fuego tomando las debidas protecciones y entrenamientos de un club de tiro y de la policía.

 

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorCARICATURA: LAS FILAS DEL CESCO EN PUERTO RICO SE INCREMENTAN
Artículo siguienteFollaje, langostas y faros: Cruceros de otoño
Dr. Edgar León
El Dr. Edgar León es graduado de la Universidad de Puerto Rico y tiene una maestría en Tecnología y Educación de la Universidad del Estado de Michigan. Con un doctorado en Aplicaciones de Computadoras, Tecnología y Administración de Universidades en el Michigan State University. Trabajado como Consultor del Departamento de Educación en Michigan. Ha sido productor de televisión de Tecnología en WORA Canal 5 de Mayagüez. Escrito varios libros que están publicados en Amazon Kindle. “Puerto Rico Duerme”, “Puerto Rico Algarete”. Sus artículos periodísticos han sido desplegados en periódicos regionales y el Instituto Julian Samora de Michigan State College en donde también ha impartido cursos de Tecnología a nivel graduado. Trabajado como caricaturista editorial y escritor para periódicos locales e internacionales. Luego de 27 años en como educador en Michigan fue contratado como Investigador, Director de Educación Continua y profesor de Tecnología en la UPR Recinto de Mayagüez. En la actualidad es profesor a tiempo parcial en la Caribbean University – Ponce, ofreciendo cursos doctorales de tecnología.